La campaña deshace el empate y augura un Gobierno conservador en Portugal

La campaña deshace el empate y augura un Gobierno conservador en Portugal