Un avión espía estadounidense mata a 16 personas y hiere a 14 en Pakistán

Malala
Malala |Malala

Al menos 16 personas murieron y 14 resultaron heridas hoy en el bombardeo efectuado por un avión espía de EEUU en la zona tribal de Orakzai, en el noroeste de Pakistán, informó a Efe una fuente oficial.

El ataque se produjo a las 16.00 hora local (11.00 GMT) en una zona fronteriza con el área de Waziristán del Norte, dijo desde Peshawar, la principal ciudad del conflictivo noroeste del país, un funcionario de las Áreas tribales administradas en forma federal.

Según detalló el canal de televisión local Geo, sin revelar sus fuentes, el avión no tripulado lanzó cuatro misiles en la zona de Bulandkhel contra un centro religioso frecuentado por simpatizantes de la facción talibana conocida como red Haqqani.

Orakzai y Waziristán del Norte son dos de las siete demarcaciones que forman el cinturón tribal paquistaní fronterizo con Afganistán y este año ya se han registrado allí alrededor de treinta bombardeos con un número de muertos que se acerca a las 150 personas.

Esta región tribal nunca ha estado bajo completo dominio del Estado y sirve de refugio a numerosas grupos yihadistas, miembros de la red Al Qaeda o talibanes que actúan contra las tropas aliadas en Afganistán.

Desde su llegada al poder, el actual presidente estadounidense, Barack Obama, aumentó la frecuencia de estas operaciones como parte de su estrategia para encontrar una salida al conflicto afgano, en el que Pakistán tiene un papel clave.

Sin embargo, cada vez son más las voces dentro y fuera del país asiático que protestan contra una táctica que contraviene la legislación internacional y que, según sectores sociales y políticos paquistaníes, cuesta la vida a numerosos civiles inocentes.

MALALA SE RECUPERA

Malala, la joven paquistaní de 14 años tiroteada por los talibanes a raíz de su defensa de la educación femenina, será trasladada en las próximas horas a un hospital cercano a Islamabad, informó hoy una fuente oficial.

Masud Kausar, gobernador de la provincia nororiental de Khyber Pakhtunkwa, en la que se halla ahora la joven, declaró a medios locales que la situación clínica de Malala ha mejorado, pero que "aún no está fuera de peligro".

Kausar reveló que la joven será llevada desde el hospital militar de Peshawar a un centro sanitario de las Fuerzas Armadas en Rawalpindi, ciudad vecina a la capital del país, Islamabad, según el canal Geo.

Malala, que se convirtió en una celebridad por su oposición al terror talibán al defender la educación femenina en su región natal de Swat, en el norte del país, fue tiroteada por los insurgentes el pasado martes cuando se dirigía en un transporte escolar hacia su casa.

La joven defensora de los derechos de las niñas en Pakistán se encuentra estable dentro de la gravedad, después de que ayer de madrugada le fuera extraída una bala que se le había alojado en el cuello, cerca de la médula espinal.

Los doctores que la operaron en Peshawar aconsejaron que fuera trasladada a otro centro sanitario para recibir mejor tratamiento médico y fuentes médicas afirmaron que será llevada a Dubái en cuanto su estado lo permita.

El caso de Malala ha copado las agendas informativas y políticas en Pakistán y el atentado contra su vida ha entrado incluso como uno de los puntos de la reunión semanal del Gabinete federal que tuvo lugar hoy.

La joven adquirió relevancia internacional hace tres años, cuando se conoció su identidad después de explicar durante meses en un blog las atrocidades del régimen de los talibanes paquistaníes, quienes prohibieron a toda costa la educación de las niñas.

Aquella osadía y la de su familia, que la animó a seguir yendo a la escuela, le valió duras amenazas de los integristas, quienes ayer el martes reivindicaron el ataque y dijeron en un comunicado que matar a Malala era una "obligación bajo la 'sharía' (ley islámica)".