La aviación ucraniana destruye un campamento de rebeldes prorrusos en Lugansk

Tropas de Ucrania
Tropas de Ucrania |Telemadrid

La aviación ucraniana ha destruídoun campamento y varios puestos de control de los rebeldes prorrusos en la región de Lugansk, en el sureste del país, anunció el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov. "

Esta mañana fueron liquidados muchos terroristas que se encontraban en un campamento que habían levantado en un polígono industrial en las afueras de Severodonetsk (región de Lugansk)", dijo Turchínov durante la sesión de la Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania.

Agregó que la aviación ucraniana también destruyó varios puestos de control de los insurgentes en la región e impidieron con ello "la posibilidad de que (los rebeldes) puedan tomar la unidad de guardafronteras en las afueras de Lugansk".

Los prorrusos reconocieron haber sufrido varias bajas en el ataque de la aviación ucraniana a uno de sus puestos en la localidad fronteriza de Lugánskaya, donde los aviones de Kiev destruyeron además un puente sobre el río Séverski Donets.

Cerca de medio millar de milicianos intentaron ayer tomar un puesto fronterizo ucraniano situado en un barrio residencial en la periferia de la ciudad de Lugansk, a muy pocos kilómetros de la frontera con Rusia. Al menos cinco asaltantes murieron, mientras que varios guardias fronterizos resultaron heridos en los combates que se prolongaron durante casi toda la jornada sin que los insurgentes lograran su objetivo.

Al menos siete personas murieron ayer y otros ocho resultaron heridos graves en otro presunto ataque de la aviación ucraniana, en esa ocasión contra el edificio del Gobierno regional en el centro de Lugansk, convertido en sede de los rebeldes.

El Gobierno de Kiev, sin embargo, negó el ataque aéreo en el centro de Lugansk y responsabilizó a los propios rebeldes de haber disparado contra su sede con un bazoca cuando intentaban hacer blanco en un avión ucraniano que sobrevolaba la zona.

OFENSIVA SOBRE SLAVIANK

El ejército ucraniano lanzó esta madrugada una ofensiva contra la rebelde ciudad de Slaviank (región de Donetsk), sobre la que avanzan varias columnas de tanques y vehículos blindados en medio de un intenso intercambio de disparos entre las fuerzas gubernamentales e insurgentes prorrusos.

En la vecina Kramatorsk, fuerzas ucranianas y milicianos combaten desde anoche en la zona del aeropuerto militar situado en esa localidad, como se puede comprobar en imágenes emitidas hoy por las televisiones rusas que se encuentran sobre el terreno.

Los combates entre el ejercito ucraniano y los prorrusos continúan con especial virulencia desde hace una semana, cuando el Gobierno de Kiev relanzó la operación antiterrorista horas después de que concluyeran las elecciones presidenciales en las que el magnate Petro Poroshenko se proclamó ganador.

Decenas de insurgentes (hasta 200 según algunas fuentes), varios civiles y al menos una docena de soldados ucranianos han perdido la vida en los enfrentamientos armados que continúan desde entonces en el sureste de Ucrania.

LA OFENSIVA EN EL SURESTE DE UCRANIA HA CAUSADO YA CERCA DE 200 MUERTOS

La operación antiterrorista lanzada por Kiev contra los insurgentes prorrusos en las regiones de Donetsk y Lugansk, en el sureste de Ucrania, ha causado hasta ahora 181 muertos, entre ellos 59 militares, y 293 heridos, anunció hoy el fiscal general del país, Oleg Majnitski.

El fiscal explicó en rueda de prensa que desde el inicio de la rebelión prorrusa en el sureste de Ucrania, los insurgentes han tomado 35 edificios oficiales en distintas localidades de las dos regiones.

La Fiscalía ha abierto 675 casos penales por acciones terroristas, sabotajes y organización de desórdenes públicos. La operación antiterrorista para recuperar el control de las regiones de Donetsk y Lugansk, liberar los edificios ocupados y desarmar a los insurgentes fue lanzada por el Gobierno de Kiev a mediados del pasado mes de abril, poco después de que los rebeldes se hicieran fuertes en la ciudad de Slaviansk.

Tras mostrar indecisión durante los primeros días de la operación, las autoridades ucranianas pasaron a la acción el pasado 2 de mayo, cuando empezó una amplia ofensiva del Ejército y la Guardia Nacional de Ucrania contra los bastiones de los insurgentes.

Los combates no han cesado desde entonces con la excepción de la jornada en la que se celebraron las elecciones presidenciales ucranianas, a cuya conclusión, hace ocho días, los enfrentamientos se han vuelto más virulentos que nunca y se han extendido a las capitales de las dos regiones rebeldes.