Un bebé de 14 días aparece vivo entre los escombros 46 horas después del terremoto de Turquía

Una bebé de dos semanas fue rescatada hoy con vida bajo los escombros de un edificio 46 horas después del terremoto de 7,2 grados que sacudió el este de Turquía, informaron las cadenas de noticias turcas. Azra, como se llama la pequeña, fue rescatada por un equipo sanitario en la localidad de Ercis, la más afectada por el seísmo y donde unos 80 edificios han resultado destruidos.

Según informó la cadena NTV, aún no se ha localizado a su familia, que también podría haber quedado atrapada en los escombros. Una mujer embarazada y dos de sus hijos también fueron rescatados con vida de otro edificio desplomado en Ercis, 36 horas después del terremoto.

YA SON 432 LAS VÍCTIMAS MORTALES

El terremoto que el domingo sacudió el este de Turquía ha causado 432 muertos y 1.352 heridos, según la nueva cifra provisional de víctimas hecha pública por la Administración de Desastres y Situaciones de Emergencia (AFAD). "Cada ministerio, cada organización da sus propias cifras. Aún no hay una cifra clara de muertos y el número sigue aumentando", explicó hoy a Efe Bekir Kaya, alcalde de Van, la capital de la provincia del mismo nombre en la que se produjo el seísmo, de 7,2 grados de magnitud en la escala de Richter.

La AFAD precisó que el número de edificios destruidos por el terremoto es, por ahora, de 2.262, mucho mayor que las primeras cifras oficiales.

La entidad también anunció que se han enviado unos 1,2 millones de euros a la delegación del gobierno de Van para hacer frente a las necesidades más básicas.

Por el momento, trabajan en la zona unas 4.000 personas en 87 equipos de rescate y de primeros auxilios, enviados tanto por los gobiernos provinciales de Turquía como por diversas organizaciones, sin que Ankara haya aceptado por ahora ayuda de equipos extranjeros.

En total, se han enviado más de 10.000 tiendas de campaña, 25.000 mantas y miles de toneladas de comida a la zona del siniestro, fronteriza con Irán.

Sin embargo, algunas ONG presentes en la zona informaron a Efe de que el material enviado no es suficiente, ya que las condiciones meteorológicas en la zona son malas y "hace mucho frío", según una representante de la organización islámica IHH.