Zapatero asegura que España no está en riesgo a pesar de la crisis griega

Zapatero defiende en Kazajistán las reformas y a las empresas exportadoras ante la crisis
Zapatero en Kadajistán |Telemadrid

El presidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, ha subrayado su confianza en la economía española a pesar de las turbulencias financieras por la crisis griega y se ha mostrado convencido de el país no está en riesgo. Zapatero ha hecho esta reflexión en una conversación informal con los periodistas que han viajado con él en el avión oficial desde Astaná (Kazajistán) a San Petersburgo (Rusia).

Ha querido destacar el mensaje positivo lanzado hoy a los mercados por la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que han garantizado que harán "cuando sea necesario" y "lo antes posible" para rescatar a Grecia a través de una fórmula que implique "de manera voluntaria" a los acreedores.

Tras recordar que España siempre ha apostado por esa voluntariedad, ha confiado en que los ministros de Finanzas de la zona euro que se reunirán este domingo alcancen un preacuerdo sobre el segundo paquete de ayuda financiera a Atenas.

El objetivo debe ser, a su juicio, cerrar esas ayudas en el Consejo Europeo que celebrarán la próxima semana en Bruselas los jefes de Estado y de Gobierno de los veintisiete socios comunitarios.

Según ha explicado Zapatero, el Gobierno sabía que junio iba a ser un mes complicado porque en julio Grecia debe afrontar un importante pago de deuda que vence.

ELOGIO DE LAS EMPRESAS "INTERNACIONALIZADAS"

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, reiteró hoy la necesidad de responder "con el esfuerzo de las reformas" a la crisis económica y financiera, y elogió a las empresas españolas "más internacionalizadas", en las que el país está basando su recuperación económica.

Zapatero pronunció estas palabras en Astaná, la capital de Kazajistán, ante una delegación de empresarios de los dos países y en presencia del primero ministro, Karim Masínov, quien vaticinó que la cooperación empresarial "estimulará el desarrollo económico de España" y favorecerá la creación de puestos de trabajo.

Masínov elogió la competitividad de las compañías españolas y Zapatero le aseguró que están decididas a tener éxito en los concursos y licitaciones convocados por el Gobierno de esta antigua república soviética, rica en petróleo y en pleno proceso de desarrollo.

Muchas de las empresas interesadas están hoy en Astaná y participaron en la reunión organizada en la oficina del primer ministro, como Repsol, Indra, Talgo y Técnicas Reunidas, Abengoa, Airbus Military, Maxam, SOCOIN, CAF, IMABE Ibérica y el Grupo Puentes.

En un breve discurso tras mantener una reunión bilateral con Masínov, el presidente del Gobierno español consideró que ante la crisis es necesario responder "con el esfuerzo de cooperación, el esfuerzo para hacer reformas y con el esfuerzo de nuestras mejores empresas, que siguen teniendo fortaleza".

España, recalcó, "es una de las economías más abiertas de la Unión Europea" y tiene una participación creciente en los flujos de comercio e inversión. En este contexto, "las empresas que están más abiertas al mundo son las que son más competitivas y es donde estamos basando la recuperación económica de nuestro país", afirmó.

Zapatero elogió a las empresas que le han acompañado, representativas de "sectores de presente y de futuro, productivos y competitivos", como la energía, la ingeniería, el transporte, la construcción, el medio ambiente, las infraestructuras o las tecnologías de la comunicación.