Vega (ACNUR): "Europa está fracasando a la hora de dar una respuesta eficaz"

"En Siria hay más de 6,6 millones de personas desplazadas dentro que no han podido salir de esa ratonera es horrible", aseguraba hoy en Telemadrid María Jesús Vega, portavoz española de ACNUR, sobre el drama de los refugiados sirios. "Hay bombas, falta de alimentos, personas que se mueren por enfermedades perfectamente tratables, 1.5000 mujeres a diario que dan a luz sin las condiciones adecuadas, la mitad de los hospitales destruídos o desabastecidos, escuelas en el mismo caso..." "La situación real es más dramática que lo que vemos en los informativos."

Vega reconoce que "es un reto enorme para ACNUR y para las organizaciones humanitarias el poder acceder a 4,5 millones de personas que estan en zonas asediadas o de difícil acceso en este momento y que gracias a esta leve tregua declarada en estos díaas estamos pudiendo llevar agua, alimentos, comida y medicamentos a miles de personas que llevan 5 años bajo esta situación tan penosa".

Desde ACNUR, "lo que pedimos a la UE es un mayor compromiso. Europa esta fracasando a la hora de dar una respuesta contundente, eficaz y equilibrada a esta crisis", asegura Vega. "Estamos hablando que solo se han enterado de que existía esta siatuación cuando han llegado las imágenes a las televisiones de los salones de su casa y esta gente necesita apoyo y vías legales para que se pueda compartir esa responsabilidad".

Sobre el papel desempeñado por nuestro país, Maria Jesús Vega señala que "España acoge apenas al 1% de todos los solicitantes de asilo que llegan a la UE. Es un número muy bajo. España puede hacer mucho más. Había un compromiso de reubicar a 16.000 personas, han llegado 18 de manera espontanea. Han llegado en torno a 15.000 el año pasado y creo que España puede hacer mucho más".

La portavoz de ACNUR en España pide apoyo a los ciudadnos para las organizaciones que trabajan en este ámbito humanitario y reclama su solidaridad con la situación de estas personas, no contribuir a la difusión de mensajes xenófobos y racistas, facilitar la convivencia de estas personas y pedir a nuestros gobernantes una mayor solidaridad con estas personas".