Varoufakis dimitirá si Grecia vota 'sí' en el referéndum del domingo

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varoufakis, ha asegurado que presentará su dimisión en caso de que el voto favorable al 'sí' resulte finalmente vencedor en el referéndum que celebrará el próximo domingo el país heleno sobre las propuestas planteadas a Grecia por sus acreedores internacionales, aunque ha expresado su confianza en que sus compatriotas votarán mayoritariamente 'no' en la consulta.

"No continuaré (como ministro)", afirmó Varoufakis al ser cuestionado en una entrevista con Bloomberg sobre las consecuencias de una victoria del 'sí', aunque expresó su disposición a "colaborar con quien desde el parlamento tenga que afrontar la crisis de deuda del país" y aseguró que, incluso si llegase a producirse su salida del Gobierno, no tiene planes de abandonar el país y ejercerá sus responsabilidades como diputado.

"Cuando vas a una batalla no hablas de la derrota", sentenció el ministro griego de Finanzas, quien reiteró su llamamiento a los griegos para no seguir "aplazando y fingiendo" y poder acometer una verdadera reforma del país a través de una reestructuración de la deuda.

En este sentido, Varoufakis dijo preferir "cortarse un brazo" antes que firmar con los acreedores del país cualquier acuerdo que no contemple una reestructuración de la deuda y recordó que el programa aplicado en Grecia por el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Central Europeo (BCE) y la Comisión Europea (CE) se ha mostrado como uno de los mayores fracasos de la historia económica mundial.

DISPUESTO A ACEPTAR MEDIDAS DURAS A CAMBIO DE UN ACUERDO DE REESTRUCTURACIÓN DE LA DEUDA

El ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, afirm que el Gobierno griego está dispuesto a aceptar "medidas duras" con el objetivo de lograr un acuerdo con los socios que incluya la reestructuración de la deuda. "Estamos dispuestos a aceptar incluso medidas duras con la condición de que haya una reestructuración de la deuda y un programa de inversiones", dijo Varufakis durante una entrevista en la televisión pública griega.

El ministro recalcó que el objetivo de su Ejecutivo es "llegar a un acuerdo a partir del lunes", cuando expresó su confianza en que se retomarán las negociaciones tras el resultado del referéndum convocado para el próximo domingo.

En esta consulta los ciudadanos están llamados a votar si aceptan o no la propuesta de las instituciones, Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional, a cambio del desembolso del rescate.

El Gobierno ha rechazado este plan porque, según Varufakis, el paquete de reformas "no era sostenible", pero precisó que optar por esta opción no es apoyar la salida de Grecia del euro, sino todo lo contrario. "Es un voto a favor de la permanencia de Grecia en la eurozona", remarcó", al tiempo que añadió que los prestamistas "están listos para una solución. Esperan el mensaje de la gente".

Respecto a las declaraciones del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que en una entrevista concedida ayer a la cadena de radio Cope, aconsejó a los griegos votar 'sí' para que el país siga en el euro y las instituciones puedan seguir negociando "con otro Gobierno", Varufakis se mostró "dispuesto a olvidar".

"Estoy dispuesto a olvidar todo lo que ha dicho Rajoy que, no lo olvidemos, vino a Grecia a dar su apoyo a Nueva Democracia", subrayó.

TSIPRAS PIDE PRESERVAR LA UNIDAD NACIONAL

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, pidió el respeto del proceso democrático y preservar la unidad nacional de cara al referéndum del próximo domingo. "Al día siguiente (de la consulta) todos seremos uno en el esfuerzo de sacar al país de la crisis.

Y sin duda la superará preservando la dignidad y la soberanía", dijo Tsipras en una intervención ante los líderes de las fuerzas armadas tras reunirse con el ministro de Defensa, Panos Kamenos, líder del partido Griegos Independientes, el socio menor del Gobierno.

Tras la suspensión de las negociaciones con los acreedores hasta después del referéndum, Grecia se centra ahora en los preparativos de la consulta del próximo domingo.

Los dos principales partidos ya han elevado el tono de sus mensajes y mientras el gubernamental Syriza llama a respaldar el "no" para fortalecer la posición del Gobierno en las negociaciones, los conservadores de Nueva Democracia instan a marcar la casilla del "sí" porque insisten en que lo que está en juego es la permanencia en la moneda común.

El ex primer ministro conservador Konstantinos Karamanlís recalcó la posición de la oposición al asegurar que el "no" será interpretado por todos como el "primer paso hacia la salida" de Europa. El portavoz del Gobierno, Gavriil Sakelaridis, afirmó hoy que una victoria del "no" permitirá al Ejecutivo volver a la mesa de negociaciones para lograr un acuerdo en mejores condiciones.

DIJSSELBLOEM: LA VICTORIA DEL "NO" COLOCARÍA A GRECIA Y A EUROPA EN UNA POSICIÓN MUY DIFÍCIL

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, ha advertido de que la victoria del 'no' en el referéndum del próximo domingo no "fortalecerá" la posición negociadora del país y ha asegurado que colocaría a Grecia y a Europa en una posición "muy difícil".

En una comparecencia en el Parlamento holandés, Dijsselbloem incidió en que la pregunta planteada en el referéndum sobre la propuesta de los acreedores "no tiene relevancia" una vez que el programa de financiación de emergencia concluyó el pasado martes.

Por el contrario, defendió que una victoria del 'sí' ofrece mejores perspectivas para retomar las conversaciones y remarcó que todas las conversaciones con Grecia se volvieron "altamente politizadas" y una "perdida de tiempo".

Asimismo, el ministro holandés de Finanzas recalcó que una abrumadora mayoría de ciudadanos griegos quieren permanecer en el euro, por lo que el referéndum mostrará si están preparados para aceptar la austeridad que es necesaria para ello.

Las declaraciones de Dijsselbloem parecen ser una respuesta al primer ministro griego, Alexis Tsipras, que el miércoles afirmó que votar 'no' en el referéndum ayudaría al país a lograr condiciones más generosas y una posición negociadora más fuerte.

La Comisión Europea se ha sumado este jueves al Eurogrupo al asegurar que "no habrá más negociaciones" con Atenas hasta después del referéndum del próximo domingo y se ha comprometido a "no hacer campaña" para que sean los griegos quienes decidan sobre "su futuro".

"No tendremos más conversaciones, simplemente esperaremos a que se celebre el referéndum del domingo y tendremos en cuenta el resultado. Ahora es el momento de que los griegos elijan su futuro", ha declarado en una rueda de prensa Margaritis Schinas, portavoz del presidente del Ejecutivo comunitario Jean-Claude Juncker.

EL MINISTRO DE EXTERIORES ALEMÁN SE DECLARA "INCAPAZ" DE "DESCIFRAR" EL COMPORTAMIENTO DEL GOBIERNO DE TSIPRAS

El ministro de Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, declaró en Viena que es incapaz de "descifrar" el comportamiento del Gobierno griego y llamó a esperar el resultado del referendo de este domingo."No estoy más en la posición de descifrar el comportamiento del Gobierno griego", afirmó en una rueda de prensa cuando se le preguntó sobre la situación del país mediterráneo.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, envió una carta al Eurogrupo en la noche del martes en la que se mostró dispuesto a aceptar buena parte de las últimas propuestas de sus socios, pero ayer volvió a solicitar en una intervención televisada que los ciudadanos votasen "no".

"No sé cuál es la estrategia y no sé si en Grecia hay una decisión final sobre cómo se va a proseguir tras el domingo", indicó el jefe de la diplomacia germana. Steinmeier concluyó que su posición es "esperar primero a la decisión del pueblo griego" y a partir de ahí decidir los siguientes pasos.

EL BCE VIGILÁRA LA VOLATILIDAD E INCERTIDUMBRE QUE GENERAN LAS NEGOCIACIONES CON GRECIA

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) concluyó en su última reunión que no había razones para modificar su programa de compra de deuda y afirmó que vigilará la "volatilidad y la incertidumbre" que existe en los mercados financieros, en gran parte por las dudas sobre las negociaciones entre Grecia y sus acreedores.

El BCE subraya que la evolución reciente de los mercados financieros ha estado dominada por "grandes movimientos" en la deuda pública, acompañados por una caída de las acciones y un euro más fuerte, lo que, sin embargo, no considera que haya "alterado materialmente" la perspectiva económica de la eurozona.

"Sobre esta base, se estimó en general que era aconsejable que el Consejo de Gobierno vigile la reciente volatilidad de los mercados financieros", recogen las actas de la reunión del Consejo de Gobierno de los días 2 y 3 de junio.