La Unión Europea expresa su respeto por la decisión de excarcelar a Mubarak

La Unión Europea (UE) aseguró que la excarcelación del expresidente egipcio Hosni Mubarak sigue el curso de la Justicia en su país y, por ello, es respetada por los Veintiocho.

"La Unión Europea ha tomado nota de esta decisión. Consideramos que la Justicia está siguiendo su curso en Egipto y lo respetamos", señaló el portavoz comunitario de Exteriores Sébastien Brabant, preguntado al respecto.

Mubarak abandonó el jueves la cárcel de Tora, donde se hallaba recluso, y fue trasladado al hospital militar de Maadi, en el sur de El Cairo, donde aguardará bajo arresto domiciliario los juicios contra él por cuatro causas.

La excarcelación del que fuera presidente del país llegó después de que se alcanzase el plazo máximo para mantenerlo en prisión preventiva y dado que no tenía más acusaciones pendientes que pudieran prolongar ese confinamiento.

Por otra parte, la Comisión Europea (CE) rechazó las acusaciones vertidas contra Israel por el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, que aseguró que las autoridades del país están detrás del derrocamiento del presidente egipcio Mohamed Mursi.

"Sólo puedo decir que no creemos que Israel esté detrás de los acontecimiento en Egipto", señaló el portavoz comunitario de Política de Vecindad, Peter Stano, preguntado al respecto en una rueda de prensa.

CIERRAN LA PLAZA TAHRIR Y VÍAS PRINCIPALES DE EL CAIRO

Tropas militares y unidades de las fuerzas de seguridad han cerrado la emblemática plaza Tahrir de El Cairo y han cortado algunas de las principales arterias de la capital en previsión de las manifestaciones en favor del depuesto presidente egipcio Mohamed Mursi.

Los islamistas han convocado marchas que saldrán tras el rezo del mediodía desde 28 mezquitas de la ciudad, entre ellas la de Fateh, en la céntrica plaza Ramsés, que fue escenario hace justo una semana de enfrentamientos entre la Policía y manifestantes.

El Ejército ha cerrado con vehículos blindados y alambres de espino todos los accesos a la plaza Tahrir, dentro del bautizado por los islamistas como "Viernes de los Mártires", que supondrá una prueba de fuego para comprobar la capacidad de organización y resistencia de los Hermanos Musulmanes tras la detención de casi toda su cúpula.

Las fuerzas militares han cerrado también con barreras y alambres la avenida Gamat Adual al Arabiya, en el barrio de Mohandisín, así como las principales calles que dan a esta avenida, en la que se encuentra la mezquita Mustafa Mahmud, otro de los lugares donde se esperan protestas.

Mientras, en torno al palacio presidencial de Itihadiya y al Ministerio de Defensa se ha desplegado un importante dispositivo militar y policial, con carros de combate y vehículos blindados, que afecta a las calles que se dirigen al aeropuerto.

Otro de los lugares donde las fuerzas de seguridad han incrementado su presencia es en torno a la mezquita de Rabea al Adauiya, donde el pasado 14 de agosto fue desmantelada por la fuerza la acampada que mantenían los islamistas, en la que murieron más de 600 personas.

Las protestas de hoy llegan mientras Egipto continúa en estado de emergencia, con un toque de queda que entra diariamente en vigor a las siete de la tarde.

Además, las manifestaciones se celebran solo un día después de que el expresidente Hosni Mubarak, depuesto en la revolución popular de 2011, saliese ayer de la cárcel al haber expirado el plazo para seguir en prisión preventiva, si bien continuará bajo arresto domiciliario en el hospital militar en que fue ingresado.