La UE firma este viernes el tratado de adhesión con Croacia

Croacia
Croacia |Archivo

La Unión Europea y Croacia firmarán mañana el tratado de adhesión del país balcánico, que se convertirá en el miembro número Veintiocho de la Unión Europea el 1 de julio de 2013, con lo que abrirá la puerta a la integración de esa región en la UE.

La firma del tratado tendrá lugar a las 08:30 GMT, justo antes de la cumbre de jefes de Estado y Gobierno de la UE que comienza formalmente mañana en Bruselas y, tras la ceremonia, la primera ministra croata en funciones, Jadranka Kosor, podrá participar en la reunión como observadora.

Los líderes comunitarios también tienen previsto mañana dar el visto bueno al inicio de las negociaciones de adhesión con otra antigua república yugoslava, Montenegro, y se espera que finalmente Alemania retire su oposición a dar a Serbia el estatus de país candidato a la adhesión.

En cuanto a Croacia, la firma del tratado supone el pistoletazo de salida a los procedimientos nacionales de ratificación en los veintiocho países.

El Gobierno de Zagreb ha anunciado que planea celebrar un referéndum durante los primeros meses del año próximo.

En los actuales miembros de la UE, la ratificación se hará por la vía que marca cada legislación nacional (parlamentaria o referéndum).

Precisamente, la cumbre comunitaria de mañana podría determinar un proceso de reforma de los tratados de la UE, y entre las posibilidades de ratificación nacional figura el incluir algún cambio dentro del Tratado de Adhesión con Croacia, a fin de que sea ratificado conjuntamente.

El ingreso de Croacia en la Unión ya fue respaldado por el pleno del Parlamento Europeo el pasado día 1. Las negociaciones comenzaron en octubre de 2005 y concluyeron en junio pasado.

A pesar de que Croacia ya tiene la fecha de ingreso, la Comisión Europea ha establecido un mecanismo de seguimiento con marcadores para asegurar que las autoridades de Zagreb mantienen el ritmo de las reformas internas que quedan pendientes, y que se refieren sobre todo al funcionamiento de la justicia.

Mientras llega el ingreso de Croacia, funcionarios de este país podrán participar en los grupos de trabajo del Consejo de la UE, de forma que la legislación croata vaya adaptándose en función de los cambios en las normas comunitarias.

En cuanto a Serbia, los países de la UE decidieron esperar a que sean los jefes de Estado y de Gobierno quienes decidan si el bloque concede a Serbia el estatus de candidato a la adhesión.

Los responsables de Asuntos Europeos de los Veintisiete discutieron el pasado lunes en profundidad el caso serbio y lo dejaron abierto tras constatar los recientes avances obtenidos por Belgrado en su diálogo con Kosovo, una de las condiciones impuestas por la UE.

Algunos países, especialmente Alemania y Austria, han insistido en que la UE no concederá el estatus de candidato a Serbia hasta que no mejore la situación en el norte de Kosovo, una zona de mayoría étnica serbia.