La UE califica de terrorista a Hizbulá pero seguirá cooperando con con Líbano

Los ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) acordaron incluir al brazo armado del grupo chií libanés Hizbulá en su lista de organizaciones terroristas, pero al mismo tiempo garantizaron que mantendrán el diálogo con todas las fuerzas políticas del Líbano y la cooperación con ese país.

Los Veintiocho adoptaron por unanimidad la decisión, que tanto EEUU como Israel llevaban mucho tiempo pidiendo a la UE, en respuesta al atentado suicida cometido presuntamente por Hizbulá, que mató a seis personas hace un año en el aeropuerto búlgaro de Burgas y a la condena de un miliciano que planeaba un atentado contra intereses israelíes en Chipre, según fuentes europeas.

El titular español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, fue más allá y aseguró en una rueda de prensa al término del Consejo que la decisión de la UE estuvo marcada por la participación de la milicia en el conflicto sirio, donde colabora con el régimen del presidente Bachar al Asad en su enfrentamiento con la oposición.

Las autoridades libanesas habían instado a la UE a no dar este paso por considerar que Hizbulá, que cuenta con diputados en el Parlamento del Líbano, "constituye un componente fundamental de la sociedad libanesa".

UNA SEÑAL REAL DE QUE LA UE NO TOLERARÁ ACTOS TERRORISTAS

La jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton, aseguró ante la prensa que la decisión "no impide la continuación del diálogo con todas los partidos políticos" ni las transferencias financieras legales o el suministro de ayuda humanitaria a Líbano.

En total, la UE tiene prevista una ayuda de 250 millones de euros para el Líbano entre 2011 y 2013, apuntaron fuentes europeas.

El objetivo del bloque europeo es dar una "señal real" de que la UE no tolerará actos terroristas para alcanzar supuestos "fines políticos", apuntó Ashton.

En concreto, la inclusión de una organización en la lista terrorista europea supone la congelación de los activos que pueda tener en territorio de la UE (no la prohibición de viaje) y un refuerzo de la cooperación policial y de la investigación entre los Estados miembros.

La lista de grupos terroristas de la UE se revisa cada seis meses y la inclusión de una entidad o individuo se rige por estrictos procedimientos legales para permitir defender el caso en los tribunales.

Fuentes comunitarias indicaron que expertos europeos se reunieron en Bruselas para empezar a preparar las actas legales que respaldarán el acuerdo político de la UE, motivo por el cual el documento consensuado por los ministros aún no se hará público.

Se espera que el acuerdo lo respalde el Consejo de la UE por procedimiento escrito el jueves por la mañana, una vez que Suecia haya sometido la decisión a un trámite institucional nacional, de forma que el Diario Oficial de la UE lo publique el viernes.

La UE no ha dado aún detalles de cómo diferenciará en la práctica al brazo armado de Hizbulá de su rama política a la hora de aplicar la congelación de bienes.

El primer ministro israelí, Benjamin Natanyahu, indicó desde Jerusalén tras conocer el acuerdo de la UE que esa decisión debe traducirse en "medidas reales" contra Hizbulá, del que no hace distinción entre la rama militar y la política.

El ministro alemán de Exteriores, Guido Westerwelle, celebró la decisión al término de la reunión, al igual que su homólogo británico, William Hague, quien destacó que, de este modo, "la UE ha enviado un mensaje claro de que se mantiene unida contra el terrorismo".

"Muestra que ninguna organización puede llevar a cabo actos terroristas en territorio europeo, como el terrible atentado de Bulgaria de hace un año, sin hacer frente a las consecuencias", indicó, y aseguró que el acuerdo "no afectará la fuerte relación y apoyo" a Líbano.

El titular francés, Laurent Fabius, destacó que Hizbulá, como organización política, "es un componente del Gobierno libanés y queremos un Líbano estable", pero precisó que, "en el plano de la acción terrorista, "no es cuestión de admitir" que haya terroristas que actúen en Europa.

Por su parte, García-Margallo, rechazó que la inclusión de la milicia chií en la lista terrorista de la UE pueda tener consecuencias para las tropas españolas desplegadas en Líbano. "Entiendo que es una posición equilibrada y que no debe tener repercusiones en nuestras tropas, aunque se adoptarán las precauciones que el Ministerio de Defensa considere oportunas", dijo.