La UE acuerda preparar las negociaciones sobre futura relación con Reino Unido

Rajoy recibe el apoyo de la UE a su defensa de la Constitución en Cataluña
Rajoy recibe el apoyo de la UE a su defensa de la Constitución en Cataluña |Telemadrid

Los líderes de la Unión Europea (UE), salvo Reino Unido, acordaron hoy comenzar a preparar a nivel interno la segunda fase de las negociaciones del "brexit", en la que se fijará la relación futura entre ambas partes, pese a que no hay progresos suficientes para pasar ya a esta etapa. "Adoptadas las conclusiones sobre el brexit. Luz verde de los líderes para las preparaciones internas de la UE a 27 para la segunda fase", dijo el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en un mensaje en la red social Twitter.

Los líderes de la Unión Europea dedicaron apenas unos minutos de su segunda jornada de la cumbre, que se celebró ayer y hoy en Bruselas, a adoptar sus conclusiones sobre las negociaciones del "brexit", después de que la primera ministra británica les informase ayer sobre su postura con respecto a las mismas

La primera ministra británica, Theresa May, no quiso hoy concretar la factura final del "brexit", que dijo será parte del "acuerdo final" sobre la futura relación con el Reino Unido tras 2019. May no quiso dar una cifra concreta al término de la reunión centrada en la salida de Reino Unido de la Unión Europea, en la que los líderes no aprobaron pasar a la segunda etapa de la negociación, consagrada a fijar la futura relación, pero sí dieron luz verde para iniciar los trabajos preparatorios entre los Ventisiete de cara a entrar en esta segunda fase "tan pronto como sea posible".

Asimismo, la primera ministra dijo que sobre el desembolso final de Reino Unido "habrá que ver pago por pago", aunque en cualquier caso Londres "hará frente a sus compromisos ya adquiridos". La británica se mostró "optimista" sobre el futuro de Reino Unido como socio de una "asociación especial" de la UE tras su salida del bloque.

"Buscamos una asociación para un futuro ambicioso para Reino Unido", señaló May a los periodistas en rueda de prensa.

APOYO A ESPAÑA Y AL GOBIERNO FFRENTE A LOS INDEPENDENTISTAS

La primera ministra británica, Theresa May, ha defendido que "la gente debe respetar el Estado de Derecho y defender la Constitución española" a cuenta del desafío soberanista catalán, que ha abordado este jueves con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, según ha revelado. Al ser preguntada por el consejo que le daría al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a la luz de las consecuencias, también económicas, que podría tener una declaración de independencia unilateral de Cataluña, May ha dejado claro que "la gente debe respetar el Estado de Derecho y defender la Constitución española".

"He hablado con Mariano Rajoy esta mañana, como hice ya antes esta semana. Y he dejado claro que la posición de Reino Unido es muy clara. Creemos que la gente debe respetar el Estado de Derecho y defender la Constitución española", ha dicho. May ya dejó claro esta semana que Reino Unido no reconocerá la independencia de Cataluña en una conversación que mantuvo con el jefe del Ejecutivo español.

La canciller alemana, Angela Merkel, expresó hoy su confianza en que las negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), el "brexit", concluyan con "éxito", y aseguró que los Veintisiete han visto "progresos" tras los encuentros de la primera ministra británica con varios líderes. "En lo que a mí respecta, no tengo razones para creer que no tendremos éxito. Estamos trabajando duro para ello", dijo Merkel en la rueda de prensa al término de la primera jornada de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE que se celebra hoy y mañana en Bruselas.

La mandataria alemana admitió que no se han conseguido progresos suficientes como para pasar a la segunda fase de las negociaciones, sobre la futura relación entre la UE y Reino Unido una vez éste abandone el bloque, pero subrayó que ha habido avances desde el último encuentro de los líderes, en junio.

RESPADO AL ACUERDO NUCLEAR IRANÍ Y SANCIONES A PYONGYANG

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea mostraron hoy su respaldo al acuerdo nuclear con Irán, así como a las nuevas sanciones económicas adoptadas de forma autónoma por la UE contra Corea del Norte por sus pruebas de armas nucleares y de misiles balísticos.

"El Consejo Europeo reafirma su total compromiso con el acuerdo nuclear iraní", afirman los líderes comunitarios en unas conclusiones adoptadas durante la cumbre que celebran en Bruselas hoy y mañana. En concreto, dan su respaldo a la declaración del pasado lunes de los ministros de Exteriores de la Unión, en la que se comprometieron a "continuar la implementación total y efectiva de todas las partes del acuerdo", logrado por las potencias del Grupo 5+1 (EE.UU., Francia, el Reino Unido, China, Rusia y Alemania) con Irán para que su programa nuclear sea pacífico.

La UE garantiza así desde su más alta instancia su apoyo a un acuerdo que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha puesto en entredicho y sobre el que deberá ahora pronunciarse el Congreso de su país. Por otra parte, el Consejo Europeo insta a Corea del Norte a cumplir "completamente y sin condiciones" con sus obligaciones de abandonar sus programas nuclear y de misiles balísticos, en el marco de las resoluciones al respecto del Consejo de Seguridad de la ONU, y pide que esa renuncia sea "verificable" e "irreversible".

En este sentido, Merkel señaló que será importante cómo formulen los Veintisiete el nuevo mandato negociador para la Comisión Europea, "que será más difícil que el primero", y afirmó que los socios también tienen que poner en "términos claros" lo que esperan de la futura relación. "La pelota no solo está en el tejado de Reino Unido, también está en el nuestro (...) Todos tenemos mucho trabajo hasta diciembre y estoy motivada para ello", dijo Merkel.

Theresa May informó a sus todavía socios durante la cena sobre el estado de las negociaciones, pero no proporcionó más claridad con respecto a su propuesta sobre el acuerdo financiero de salida, según dijo la canciller. El financiero es el punto que hasta ahora menos ha avanzado.

Por su parte, el primer ministro en funciones de Holanda, Mark Rutte, explicó a su salida del encuentro que durante la cena May dio "algunos detalles más" sobre los contenidos expuestos en su discurso del pasado septiembre en Florencia. Aseguró que la intervención de la primera ministra británica fue "de ayuda", pero reconoció que no incluyó nuevas propuestas.

APOYO AL GOBIERNO ESPAÑOL

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, recibió en Bruselas el apoyo de otros líderes europeos, entre ellos Angela Merkel y Emmanuel Macron, a su defensa de la Constitución frente a los independentistas catalanes y a la respuesta que prevé dar en aplicación de ese texto constitucional.

Rajoy viajó a Bruselas para participar en la reunión del Consejo Europeo después de que ayer por la mañana recibiera una contestación del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en la que el Gobierno español considera que no aclaró si había declarado la independencia.

Ante ello, convocó una reunión extraordinaria del Consejo de Ministros para el próximo sábado en la que se acordarán las medidas concretas que pretende poner en marcha en aplicación del artículo 155 de la Constitución, pensado para hacer frente a actuaciones en una comunidad autónoma como las que ahora abandera Puigdemont.

A su llegada a la reunión del Consejo Europeo, Rajoy evitó hacer declaraciones a los periodistas sobre la respuesta concreta que dará a Puigdemont, y tampoco quiso hacer comentarios a los informadores el líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien hoy se reunió en Bruselas con el presidente de la Comisión, Jean Claude Juncker, y con varios dirigentes socialdemócratas.

Cataluña no formó parte de la agenda de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, como recalcó el presidente del Consejo, Donald Tusk, ya que consideró que "las posiciones están claras" y "no hay espacio" para una mediación de la UE.

"Todos nosotros tenemos nuestras propias emociones, opiniones, evaluaciones. Pero hablando formalmente -dijo- no hay espacio para intervenciones de la UE aquí". Pero este asunto sí estuvo presente en las declaraciones de diversos líderes europeos. Así, la canciller alemana, Ángela Merkel, defendió que la solución a este conflicto "tenga como base la Constitución española"

"Apoyamos la postura del Gobierno español", señaló la canciller, quien recalcó que el Gobierno de Rajoy cuenta con el apoyo de los principales partidos políticos en España. El presidente francés, Emmanuel Macron, (con quien Rajoy se reunió hoy durante veinte minutos para hablar esencialmente de los derechos de los trabajadores europeos, del futuro de la UE y de inmigración, según fuentes españolas), aseguró que el Consejo Europeo iba a estar marcado por "un mensaje de unidad" en torno a España.

Mark Rutte, primer ministro holandés, respaldó las decisiones que tome Rajoy porque cree que actúa siguiendo la opinión del Tribunal Constitucional, que recordó que ha considerado ilegal el referéndum en Cataluña del 1 de octubre. Su homólogo luxemburgués, Xabier Bettel, apostó por "encontrar una solución política, diplomática, de hablar todos juntos" en Cataluña pero siempre respetando la Constitución española.