La UE endurece las sanciones a Libia

La UE aprueba el endurecimiento de las sanciones contra Libia y Estrasburgo pide acciones inmediatas

La Unión Europea aprobó este jueves formalmente el endurecimiento de las sanciones económicas a Libia, al congelar los bienes en territorio comunitario de cinco entidades oficiales y de una persona no incluida en el primer conjunto de medidas. nuevas sanciones, que habían sido acordadas el pasado martes, fueron aprobadas por procedimiento escrito por los veintisiete estados miembros y entrarán en vigor mañana con su publicación en el Diario Oficial de la Unión Europea, según detalló un comunicado de la UE.

Entre las entidades sancionadas estarían el Banco Central libio y la Autoridad de Inversión Libia (LIA, en inglés), un fondo soberano con participaciones en importantes empresas internacionales, según indicaron fuentes comunitarias. Los activos de LIA en EEUU ya han sido bloqueados por el Gobierno de Washington, que considera que esa entidad está controlada por el líder libio, Muamar al Gadafi, y su familia.

En Europa, la LIA controla capital de firmas destacadas, entre otras HSBC, la mayor entidad bancaria del Reino Unido; y del grupo Pearson, propietario del diario Financial Times (FT). En Italia participa en empresas como la banca Unicredit, la aeroespacial Finmeccanica, la eléctrica Eni y el equipo de fútbol Juventus de Turín.

Esa fuerte presencia en compañías europeas despertaba ciertas dudas en algunos Estados miembros, preocupados por los efectos que el bloqueo de activos podría tener para las empresas comunitarias y sus accionistas. Por ello, el compromiso acordado el martes y ratificado hoy estableció algunas "aclaraciones" con el objetivo de evitar consecuencias negativas de ese tipo, que han recibido el visto bueno de todos los países.

Las primeras sanciones de la UE a Libia se aprobaron el pasado 28 de febrero, e incluyeron la congelación de bienes en territorio comunitario y la prohibición de visados de entrada a Gadafi y otras 25 personas consideradas responsables de la represión violentas de manifestaciones pacíficas.

EL PE PIDE A LOS VEINTISIETE ACTUAR EN LIBIA PARA PROTEGER A POBLACIÓN CIVIL

Por su parte, el Parlamento Europeo ha dado luz verde por holgada mayoría a una resolución que urge a los Veintisiete a no descartar ninguna acción en Libia para proteger a la población civil de ataques a gran escala. La Eurocámara alienta a "no dejar de lado ninguna posibilidad" y a tomar en consideración "acciones como la zona de exclusión aérea" que evite que el régimen de Muamar al Gadafi pueda bombardear a la población civil.

La resolución consensuada por los grupos hace mención expresa a la necesidad de un mandato previo de Naciones Unidas y el visto bueno y la "coordinación" con la Liga Árabe y la Unión Africana, en línea con lo dicho hasta ahora por los Veintisiete y la OTAN.

Asimismo, llama a la alta representante de la UE, Catherine Ashton, a establecer relaciones con los opositores del Consejo Nacional de Transición "con vistas a alentar el proceso hacia la democrática, asegurando que se aúnan el máximo de voces de la sociedad libia, incluidas las mujeres y las minorías".La Eurocámara pide igualmente poner fin "de forma inmediata" a lo que califican como "régimen dictatorial brutal" de Gadafi y "tomar toda acción necesaria" para "aislar" al autodenominado "coronel".

Los eurodiputados piden a la comunidad internacional, incluidos los Veintisiete, que tomen medidas para "prevenir más muertes" y permitir una transición "pacífica" a un nuevo sistema democrático en Libia. "Condenamos en los más graves términos las sistemáticas violaciones de los derechos fundamentales contra los manifestantes y periodistas en Libia" y "denunciamos las numerosas muertes y la incitación a las hostilidades contra la población civil realizadas al máximo nivel por Muamar al Gadafi y su hijo Saif al Islam", señala el texto.

LA OTAN ENVIARÁ MAS UNIDADES NAVALES AL MEDITERRANEO

Por otra parte, la OTAN va a enviar más unidades navales al Mediterráneo central para ayudar controlar el embargo de armas a Libia aprobado por la ONU, anunció hoy el secretario general de la Alianza, Anders Fogh Rasmussen.

La reunión de ministros de Defensa aliados acordó hoy también encargar a las autoridades militares que elaboren con urgencia planes detallados para poner en marcha medidas activas con el fin de aplicar el embargo de armas y para poder enviar asistencia humanitaria a Libia, añadió Rasmussen.

Agregó que también se estudian "acciones adicionales" para poner en marcha una zona de exclusión aérea en caso de que reciba "un claro mandato" del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Rasmussen, en unas declaraciones tras la primera sesión de trabajo de los ministros de Defensa, no precisó cuántas unidades navales o de qué tipo serían enviadas a la zona, ya que se trata de una decisión que debe tomar el jefe militar de la OTAN para Europa, el almirante estadounidense James Stavridis.

El secretario general sí precisó que la OTAN no se va a implicar todavía en operaciones para hacer respetar el embargo de armas decidido por la resolución 1970 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada el pasado 26 de febrero y que estableció una serie de sanciones al régimen libio por su represión de las protestas pacíficas.

Rasmussen explicó que para ello la Alianza Atlántica necesitaría una nueva resolución específica.

De momento, las decisiones adoptadas hoy por los ministros de Defensa aliados permitirán "la vigilancia y control" de actividades para ayudar a hacer respetar el embargo de armas, detalló.

La OTAN está elaborando planes desde hace prácticamente dos semanas sobre posibles acciones en Libia, aunque siempre ha insistido en que no emprendería ninguna acción sin la petición de Naciones Unidas y un consenso internacional.

El danés Rasmussen recalcó que la OTAN está "unida" en esta opinión sobre la crisis libia, e insistió en que cualquier hipotética actuación requeriría "un claro mandato" de la ONU y un "fuerte apoyo regional" (en referencia a los países árabes), para tener en cuenta las "sensibilidades" en la zona.

Por ello, Rasmussen destacó la importancia del diálogo, no solo con Naciones Unidas, sino con organizaciones regionales, como la Liga Árabe o la Unión Africana. EFE