Turquía vive un día de huelgas, tras una noche con más de 500 detenidos

Los enfrentamientos entre manifestantes y la policía en varias ciudades de Turquía acabaron esta noche con más de 500 personas detenidas, mientras que varios sindicatos turcos preparan para hoy un día de huelgas contra del gobierno.En Estambul, Ankara y varias otras ciudades del país eurasiático los manifestantes se enfrentaron a las fuerzas del orden hasta altas horas de la madrugada, informa la prensa local.

Según el Colegio de Abogados de Estambul, solo en la metrópolis del Bósforo unas 390 personas fueron detenidas, mientras que en la capital la policía arrestó a otras 150 personas, asegura la versión electrónica del diario Hürriyet.Según agrega el portal opositor de noticias Sendika, policías vestidos de paisano participaron en Ankara en la represión con gases lacrimógenos y cañones de agua a presión, dejando al menos ocho personas heridas.

Los manifestantes en el centro de la capital turca gritaron lemas como "Revuelta, Revolución, Libertad" o "Dictador Dimite ya".En Estambul, los detenidos, entre los que se cuenta un ciudadano británico y varios periodista turcos, fueron trasladados a la plaza de Taksim y encerrados en autobuses de la policía, asegura Hürriyet.

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional instó al Gobierno turco para que ponga fin a la incomunicación de los detenidos y les permita contactar a sus abogados.También en otras ciudades del país hubo violentos enfrentamientos como en Adana, en el sur del país, donde decenas de personas resultaron heridas y al menos dos fueron detenidas, indica el portal de noticias Sendika.

Para hoy, los principales sindicatos del país, como el de funcionarios públicos KESK o el colegio de médicos y la unión de ingenieros, preparan un día de huelgas, que paralizarán parte de la vida pública del país.

Un líder de KESK, citado por Hürriyet, señaló que el objetivo es que "cientos de miles de personas" participen en este paro laboral, en protesta contra las violentas intervenciones de la policía turca.

La huelga se produce un día después de la multitudinaria marcha de seguidores del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, en Estambul, donde decenas de miles de personas expresaron su apoyo al Gobierno del islamista Partido de Justicia y Desarrollo (AKP).

La ola de protestas que sacude Turquía desde hace más de dos semanas, tiene sus orígenes en el violento desalojo de una acampada pacífica contra la destrucción del parque Gezi, en el centro de Estambul.

Desde entonces, al menos cuatro personas han muertos en todo el país en incidentes relacionados con las protestas, mientras que miles de manifestantes han resultado heridos y detenidos en la represión policial

LA POLICÍA HA LEVANTA LA RESTRICCIÓN DE ACCESO A LA PLAZA TAKSIM DE ESTAMBUL

La Policía ha levantado la prohibición de acceder a la plaza Taksim de Estambul, epicentro de las revueltas ciudadanas que duran ya tres semanas, y que había sido clausurada tras el desalojo del pasado sábado. Según informa la cadena NTV, la Policía autoriza a los peatones entrar en la plaza, aunque la circulación de vehículos sigue restringida.

Taksim y el adyacente parque Gezi fueron desalojados en la tarde-noche del sábado mediante el uso de gas lacrimógeno y cañones de agua a presión, y desde entonces la zona había estado aislada por un cordón policial. También funciona de nuevo la estación de metro en la plaza.

En cambio, la Policía mantiene acordonado el parque Gezi, al que no se permite acceder.

En esta zona verde, que albergó hasta el sábado un campamento de protestas, las máquinas excavadoras retiran hoy los restos de lo que durante 15 días fue una especie de pequeña ciudad autogestionada, con todo tipo de servicios ciudadanos, desde ambulatorios hasta emisoras de TV.

La huelga y las marchas convocadas hoy por dos sindicatos y tres colegios profesionales hacen prever que la tensión alrededor de la plaza de Taksim puede volver a incrementarse durante la jornada. Ayer se registraron choques intermitentes entre los agentes y manifestantes que trataban de llegar a la plaza

EL GOBIERNO TURCO AMENAZA CON EMPLEAR EL EJÉRCITO PARA ACABAR CON LA PROTESTA

Paralelamente, el Gobierno turco amenazó con emplear a las Fuerzas Armadas para acabar con las protestas ciudadanas que sacuden el país si la actuación policial no es suficiente, anunció el viceprimer ministro, Büllent Arinç. "Lo que se requiere de nosotros es acabar con las protestas que sean ilegales. Está la Policía y si no es bastante la Gendarmería. Y si no basta, las Fuerzas Armadas. La ley nos da esa autoridad", aseguró Arinç en una entrevista televisada, recogida por el diario Hürriyet.

En sus declaraciones a la televisión A Haber, Arinç defendió la actuación policial, criticada fuera y dentro de Turquía por su excesivo uso de la fuerza, dijo que los agentes ejercerán toda la autoridad que se le ha sido conferida y recalcó que quienes los critican son responsables de actos de vandalismo.

Además, aseguró que la oleada de protestas que comenzó hace tres semanas para defender el parque Gezi de Estambul se ha vuelto ilegal y que las manifestaciones serán disueltas y se iniciarán procesos judiciales contra sus responsables. "Creo que las inocentes manifestaciones que empezaron hace 20 días han terminado completamente", dijo en relación a la ocupación del parque Gezi por miles de personas para evitar su reurbanización.