Tsipras dice que el pueblo toma en sus manos su destino

Los líderes políticos griegos han aprovechado todos para emitir su voto en el referéndum que se celebra hoy sobre la propuesta de acuerdo de los acreedores a cambio del rescate.

En un colegio abarrotado por las cámaras, en el barrio popular de Kipseli, el primer ministro, Alexis Tsipras, tuvo dificultades para abrirse paso y acceder hasta la sala en donde debía emitir su voto.

A la salida, Tsipras se mostró "optimista" de que el pueblo enviará desde el referéndum el importante mensaje de que "toma en sus manos su destino".

"La voluntad del Gobierno, muchos pueden ignorarla. La voluntad del pueblo, nadie", dijo Tsipras, quien lanzó un mensaje europeísta al señalar que el voto de hoy supone "un mensaje de determinación, no solo para permanecer, sino para vivir con dignidad en Europa".

Europeísta fue también el mensaje que intentó transmitir el ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, quien al salir de su colegio electoral en un barrio costero de Atenas calificó la jornada de hoy como "un momento sagrado, un momento de esperanza para Europa", en el que se demuestra que la "moneda única y la democracia pueden coexistir".

Por su parte, el socio de la coalición y líder de los nacionalistas Griegos Independientes, Panos Kamenos, afirmó que el "pueblo no tiene miedo" y no caerá en las "mentiras" que propagan algunos "análisis" sobre supuestas quitas a depósitos.

Con ello, aludió a informaciones del diario británico "Financial Times" en la víspera del referéndum, según las cuales el Gobierno está preparando una quita a depósitos superiores a los 8.000 euros, afirmación que tanto el Ministerio de Finanzas como la presidenta de la Unión Griega de la Banca, Luka Katseli, desmintieron categóricamente.

El más madrugador de todos los líderes políticos fue Yorgos Papandreu, antiguo primer ministro del partido socialdemócrata Pasok y hoy presidente de Movimiento para la Democracia y el Socialismo, una formación escindida de la primera.

Papandreu subrayó la necesidad de que Grecia permanezca en el "corazón" de Europa, y sostuvo que el país necesita profundos cambios para los que requiere el apoyo de los socios y solo cuando los haya llevado a cabo "podrá decir 'no' a los rescates y podrá ser independiente".

En la lejana localidad de Pilos, en la punta sur de la península del Peloponeso, votó también a primeras horas de la mañana el líder de Nueva Democracia y hasta enero jefe del Gobierno griego, Andonis Samarás, quien señaló que "hoy los griegos están decidiendo el destino de nuestro país. Si votamos 'sí' en Grecia votamos 'sí' a Europa ".

Entre los que al igual que Papandreu y Samarás defienden el "sí" figuran también la recién elegida líder de Pasok, Fofi Yenimatá, así como el jefe del centrista To Potami, Stavros Theodorakis.

"Es la hora de responsabilidad. Los griegos unidos votan a favor de la esperanza y la dignidad. Queremos un acuerdo sostenible. Resistimos a las fuerzas extremistas de Europa y decimos un fuerte 'sí' a Grecia y a Europa", señaló Yenimatá, quien votó en el centro de Atenas.

Por su parte, el líder de To Potami, fiel a su línea de que el Gobierno pretende la salida de Grecia del euro, sostuvo que el voto de hoy decide sobre la permanencia del país en la eurozona.

"En pocas horas debemos hacer frente al principal problema del país, su permanencia en Europa", subrayó.

El líder del partido comunista KKE, Dimitris Kutsubas, reafirmó su crítica tanto a las soluciones que propone el Gobierno de Tsipras como a las de los acreedores y defendió la ruptura de Grecia con "las medidas de austeridad y con la UE, el capital y su poder".

El KKE ha llamado a los ciudadanos a emitir un voto nulo, y miembros de esta formación se han apostado ante los colegios electorales para repartir papeletas en las que dice un doble "no", a los acreedores y al Gobierno de Syriza y Griegos Independientes.

El líder del partido neonazi Amanecer Dorado, Nikolaos Mijaloliakos, pidió el "no", si bien dejó claro que también rechaza las propuestas formuladas por el Gobierno.

Mijaloliakos auguró cambios políticos tras el referéndum, de los que, dijo, "Amanecer Dorado saldrá fortalecido, como fuerza de estabilidad y de credibilidad". Los colegios electorales abrieron a las siete de la mañana hora local (04.00 GMT) y cerrarán a las siete de la tarde (16.00 GMT). Una estimación fiable de resultados está prevista para dos horas después.