Tsipras presenta a Juncker, Merkel y Hollande la nueva propuesta de acuerdo

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, presentó la nueva propuesta de reformas al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker; a la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente francés, François Hollande, para tratar de lograr "un acuerdo mutuamente beneficioso".

"El primer ministro presentó a los tres líderes la propuesta griega para un acuerdo mutuamente beneficioso, que dé una solución definitiva y no un aplazamiento de la solución al problema", informó la oficina de Tsipras en un comunicado.

El jefe del Gobierno griego, según la nota, ha informado de sus conversaciones telefónicas con los mandatarios europeos al Consejo de Ministros, que se reúne en estos momentos, y por la tarde saldrá hacia Bruselas para asistir mañana en la cumbre europea sobre Grecia.

La prensa local precisa que en la capital belga se encuentran ya el ministro de Estado, Nikos Pappás, y el jefe del equipo negociador heleno, Euclidis Tsakalotos.

El nuevo plan de Grecia mantiene los tres tipos del impuesto sobre el valor añadido (IVA), el 6,5%, el 13% y el 23%, propuestos con anterioridad, a diferencia de los dos que defienden las instituciones acreedoras.

Pero esta vez Atenas estaría dispuesta a cambiar la imposición sobre algunos alimentos o los hoteles para aumentar los ingresos fiscales, como piden sus acreedores, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

En cuanto a las pensiones, que es junto al IVA una de las cuestiones en que existen los mayores desacuerdos, el Gobierno estudiaría abolir las jubilaciones anticipadas a partir del próximo año, lo que ahorraría unos 200 millones de euros, así como reducir las pensiones complementarias más elevadas.

En una entrevista con el diario "Ethnos" publicada hoy, Pappás se mostró convencido de que se llegará a un acuerdo "respetando las leyes, la democracia y la cohesión social".

Afirmó que Grecia busca una solución que permita volver al crecimiento dentro del euro y sin repetir los errores del pasado y agregó que el Gobierno no solo pide un acuerdo: "Pedimos una solución. Para que haya un acuerdo, debe ser beneficioso para el pueblo".

"La restauración de los derechos laborales, la oposición a recortar los salarios y las pensiones, nuestra liberación de la política de austeridad catastrófica y un tratamiento integral del problema de la deuda han sido y siguen siendo nuestras líneas rojas", subrayó el ministro.

VARUFAKIS RECLAMA A MERKEL IMPULSAR EL COMPROMISO

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, instó a la canciller alemana, Angela Merkel, a impulsar un compromiso de la eurozona con Atenas y no seguir a "las sirenas de su Gobierno" que quieren echar al Ejecutivo griego "por la borda".

"La canciller alemana estará el lunes ante una encrucijada decisiva", declara Varufakis en un artículo que publica mañana el dominical alemán "Frankfurter Allgemeine Sonntagzeitung" (FAS).

Añade que "la canciller tendrá que decidir entre impulsar un compromiso honorable con un Gobierno que ha rechazado los paquetes de ayuda y busca una solución negociada o seguir a las sirenas de su Gobierno que quieren echar por la borda al único Gobierno griego que ha sido fiel a sus principios y que puede llevar al país por el camino de las reformas", agrega.

Varufakis considera que el futuro de Grecia en la eurozona depende de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del lunes mientras que otros políticos europeos se vienen esforzando por restar expectativas ante la misma. "Todo depende de esta cumbre extraordinaria del lunes", afirma Varufakis.

"Por nuestra parte, llegaremos a Bruselas con la voluntad de aceptar compromisos siempre y cuando no se nos pida hacer lo que han hecho los gobiernos anteriores: aceptar nuevas deudas bajo condiciones que dejan poca esperanza de que Grecia pueda pagar sus deudas", asegura.

En el mismo periódico, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, advirtió de la gravedad que supondría para Grecia su salida de la eurozona. "Lo que no pueden esperarse es que tras salir de la eurozona y negarse a pagar las deudas les sigan llegando los fondos de la UE", dijo Schulz.

Según el FAS, la Comisión Europea le ha presentado a Grecia un último calendario para un compromiso sobre el programa de reformas que se apoya en los mismos puntos básicos ya conocidos.

Atenas, según ese plan, tendrá que ahorrar o recaudar adicionalmente un 2,5 % del PIB, lo que equivaldría a 4.500 millones de euros.

Un 1 %, cerca de 1.800 millones de euros, tendría que venir de reformas estructurales en el sistema de pensiones y un aumento del IVA, precisamente los puntos que hasta ahora Grecia se ha negado a aceptar.

MANIFESTACIONES EN EUROPA

Por su parte, el portavoz del Gobierno griego, Gavriil Sakelaridis, afirmó que los ciudadanos europeos han enviado el mensaje de que "la austeridad no puede continuar", en alusión a las manifestaciones que hoy se han celebrado en varias capitales europeas.

"Las concentraciones masivas de hoy en Londres, Berlín, París, Dublín y Roma han enviado un fuerte mensaje: la austeridad no puede continuar. Los ciudadanos europeos han marcado un camino europeo diferente, el contrario a la lógica de los memorandos (programas de rescate)", subrayó Sakelaridis en un comunicado.

En algunas de estas ciudades, los manifestantes mostraron su solidaridad con Grecia, como apuntó el portavoz, quien aseguró que el "camino" de poner fin a las políticas de austeridad es por el que el Gobierno heleno "está luchando" "Nuestra lucha es su propia lucha. Otra Europa es necesaria, otra Europa es posible", destacó Sakelaridis.

Fuentes gubernamentales informaron de que ha concluido la reunión del primer ministro, Alexis Tsipras, con su equipo económico para "discutir el plan de acción del Gobierno en el Eurogrupo y la cumbre del lunes" europea.

En este sentido, las fuentes señalaron que mañana está prevista la celebración de un consejo de Gobierno para perfilar las posiciones griegas de cara a estas citas decisivas.

El ministro griego de Estado encargado de la coordinación del trabajo gubernamental, Alekos Flaburaris, afirmó hoy que Grecia acudirá a esa la cumbre con el objetivo de lograr un acuerdo con las instituciones acreedoras.