Trump pide elevar el gasto militar al 4 % del PIB entre críticas a Alemania

Trump pide elevar el gasto militar al 4 % del PIB entre críticas a Alemania

El presidente estadounidense, Donald Trump, planteó hoy que los países miembros de la OTAN eleven el gasto militar hasta el 4% de sus respectivos PIB, frente al 2 % acordado en la cumbre de Gales de 2014, y criticó a Alemania tanto por su política energética como por su inversión en Defensa.

El mandatario se encuentra en Bruselas para participar en la cumbre de líderes de la OTAN este miércoles y jueves, y más adelante continuará con una gira europea por el Reino Unido y Helsinki, donde se reunirá con el presidente ruso, Vladímir Putin.

"Durante los comentarios del presidente hoy en la cumbre de la OTAN sugirió que los países no solo cumplan su compromiso de destinar el 2 % de su PIB al gasto en Defensa, sino que lo incrementen al 4 %", indicó a Efe la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders. Añadió que Trump ya realizó esa misma propuesta durante la cumbre de la OTAN del año pasado.

Preguntado por esa iniciativa durante una rueda de prensa, el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, instó a centrarse en el acuerdo de llegar al 2 % del PIB. "Empecemos con eso", dijo. Los países de la OTAN acordaron en la cumbre de Gales de 2014 destinar en una década el 2 % de sus respectivas economías al gasto militar, lo cual se ha convertido en la principal exigencia de Trump a los aliados.

ALEMANIA ESTÁ TOTALMENTE CAUTIVA DE MOSCÚ

El empresario y político caldeó el ambiente de la cita con sus duras críticas a la política energética y el gasto en Defensa de Alemania, si bien en una reunión bilateral con la canciller, Angela Merkel, ambos reafirmaron su "buena relación". Trump no dudó en asegurar que Berlín está "totalmente controlada" y es "cautiva" de Moscú por el proyecto de gasoducto Nord Stream II, que conectará directamente Alemania y Rusia.

En una reunión bilateral con Stoltenberg antes del inicio de la cumbre, el mandatario norteamericano consideró "muy triste" que Alemania haga un acuerdo "masivo" de gas y petróleo con Rusia, mientras "se supone" que Estados Unidos debe proteger a sus aliados frente a Moscú. "Alemania paga miles y miles de millones de dólares al año a Rusia", criticó Trump, quien calificó la situación de "muy inadecuada" y dijo lamentar que el excanciller alemán Gerhard Schröder presida el gasoducto Nord Stream 2, a cargo de la gasista estatal rusa Gazprom. "Alemania está totalmente controlada por Rusia, porque recibe entre el 60 y el 70 % de su energía de Rusia en el nuevo gasoducto", dijo Trump, quien se preguntó si resulta "adecuado" y agregó que en su opinión no lo es y le parece "una cosa muy mala para la OTAN".

El presidente de la primera potencia mundial también criticó que Alemania destine solo algo más del 1 % del PIB al gasto militar, mientras que Estados Unidos aportó en 2017 el 3,57 %, según los datos de la Alianza.

El político llegó a llamar "morosos" a los países de la OTAN que no cumplen aún el objetivo del 2%. Igualmente, insistió en que Washington paga "mucho dinero" para proteger a los socios de la OTAN, frente a los demás países miembros, que invierten menos en Defensa, y reconoció que otros presidentes de la primera potencia mundial ya plantearon esas diferencias, pero no lo hicieron del mismo modo que él. "Yo lo quiero plantear porque creo que es muy injusto con nuestro país, con nuestro contribuyente, y creo que esos países deben aumentar (el gasto militar) no en un periodo de diez años, sino inmediatamente", afirmó.

En el caso concreto de Alemania, señaló que es "un país rico" y que podría incrementar "mañana" la inversión y "no tener problema". "No creo que sea justo hacia los Estados Unidos, así que tendremos que hacer algo", dijo.

Sin embargo, en un encuentro posterior con la canciller alemana, Angela Merkel, ambos aseguraron que mantienen una "buena relación" y son "buenos socios".

Trump precisó que planteó la cuestión del gasoducto a la canciller.

El mandatario se reunió, asimismo, con el presidente francés, Emmanuel Macron, y destacó su buena relación con el galo.

PEDRO SÁNCHEZ PIDE QUE NO SE MIDA LA APORTACIÓN A LA OTAN SOLO POR EL PIB DE DEFENSA

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, pidió hoy que la aportación de cada aliado a la OTAN no se mida sólo por el porcentaje de su PIB destinado a defensa, pues consideró que todos deben ser "justos" y tener en cuenta entre otras variables la participación en misiones internacionales. Sánchez trasladó ese mensaje en su primera cumbre de la OTAN, donde ofreció que España se haga cargo de la misión de adiestramiento y capacitación de tropas en Túnez para reforzar la seguridad en el flanco sur de la Alianza.

La reunión de Bruselas fue la primera ocasión en que Sánchez coincidió con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y ambos sólo intercambiaron, según fuentes españolas, un breve saludo de presentación.

Trump había venido demandando ante esta cumbre a los dirigentes de varios países europeos, entre ellos Sánchez, que cumplan el compromiso de llegar al 2 por ciento del PIB en gastos de defensa en el año 2024. Pero el presidente de Estados Unidos propuso hoy que el gasto militar de cada aliado se elevara hasta el 4 por ciento de su PIB.

Antes de conocer la nueva petición de Trump, Sánchez, en una declaración a su llegada a la sede de la OTAN, aseguró que comprendía y era "empático" con el deseo de destinar más presupuesto a defensa. Pero al mismo tiempo dijo que, para ser "justos", hay que incorporar otros elementos. "En primer lugar las capacidades, en las que España está muy por encima de la media, y también las contribuciones, donde estamos también de largo muy por encima de la media de los aliados", añadió. Por ello cree que hay que hacer "un análisis mucho más completo del grado de compromiso de cada uno de los aliados en la OTAN"."Y desde luego el de España -resaltó- es un grado importante y comprometido con lo que debe ser la defensa y la seguridad colectiva del conjunto de países de la OTAN".

En ese contexto, recordó la participación española en misiones de la OTAN como en el Báltico, Turquía e Irak.

Ya en su intervención ante el resto de líderes se refirió de nuevo al reparto de cargas entre los aliados e insistió en que no hay que tener en cuenta sólo las contribuciones, sino las capacidades y el tipo de inversión en defensa. En ese sentido, recordó que el 20 por ciento del gasto en defensa en España se dirige directamente a inversión militar.

Por todo ello, aseguró que España es un país fiable, comprometido con el vínculo transatlántico y muy activo.

Al compromiso del 2 por ciento del PIB se refirió más claramente hoy la ministra española de Defensa, Maragarita Robles, quien junto al titular de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, acompaña a Sánchez en la cumbre.

Como prueba de que eso no empaña el compromiso de España con la OTAN, el presidente del Gobierno realizó dos ofrecimientos al resto de líderes. El primero de ellos fue el de hacerse cargo de la misión de adiestramiento y capacitación de tropas de Túnez después de que este país solicitara ayuda a la OTAN para ese cometido. Sánchez expresó su satisfacción por el hecho de que la Alianza haya asumido que sus nuevas amenazas llegan por el flanco sur, como la que está ligada al terrorismo yihadista, y que se deba actuar en consecuencia.

Además, Sánchez mostró la disposición de España a liderar, si fuera necesaria, la evacuación de la misión de la ONU en Libia desde el cuartel estratégico de Rota y mediante la utilización de sus capacidades anfibias.

El jefe del Gobierno aprovechó su presencia en la cumbre para mantener conversaciones con varios líderes, como la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, y para mantener sendas reuniones con la primera ministra británica, Theresa May, y su homóloga noruega, Erna Solberg.

Mañana tiene previstas otras dos reuniones, una con el primer ministro de Canadá, Justimn Trudeau, y otra con su homólogo de Holanda, Mark Rutte.