Trump reconoce la soberanía marroquí del Sáhara y anuncia el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Marruecos e Israel

Donald Trump
Donald Trump |EFE

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este jueves la normalización de las relaciones entre Marruecos e Israel, al tiempo que reconoció la soberanía marroquí sobre el Sáhara Occidental.

"Hoy firmé una proclamación reconociendo la soberanía marroquí sobre Sáhara Occidental. ¡La propuesta de autonomía seria, creíble y realista de Marruecos es la única base para una solución justa y duradera por una paz y prosperidad perdurables", escribió Trump en Twitter.

En un segundo mensaje en la red social, agregó: "¡Otro hito HISTÓRICO hoy! ¡Nuestros dos GRANDES amigos Israel y el Reino de Marruecos han acordado relaciones diplomáticas plenas -un hito masivo para la paz en Oriente Medio!".

El mandatario saliente de EE.UU. concluyó sus anuncios tuiteros recordando que "Marruecos reconoció a Estados Unidos en 1777". "Es por tanto apropiado que reconozcamos su soberanía sobre el Sáhara Occidental", zanjó.

En su proclamación, Trump señala que "EE.UU. cree que un Estado saharaui independiente no es una opción realista para resolver el conflicto y que una autonomía genuina bajo soberanía marroquí es la única solución viable". "Instamos a la partes a iniciar conversaciones sin retraso, empleando el plan de autonomía de Marruecos, como el único marco para negociar una solución aceptable mutuamente", exhortó.

"Para facilitar el progreso hacia este objetivo -agregó-, Estados Unidos alentará el desarrollo económico y social con Marruecos, incluyendo el territorio del Sáhara Occidental, y con ese fin abrirá un consulado el territorio del Sáhara Occidental, en Dajla, para promover las oportunidades económicas y comerciales en la región".

En un comunicado, la Casa Blanca reveló que Trump habló este jueves con el rey marroquí, Mohamed VI, al que le reiteró su apoyo a "la propuesta de autonomía seria, creíble y realista de Marruecos como la única base para una solución justa y duradera a la disputa sobre el territorio del Sáhara Occidental, y como tal el presidente (de EE.UU.) reconoció la soberanía marroquí sobre todo el territorio del Sáhara Occidental".

Durante esa conversación, según la Casa Blanca, Mohamed VI "acordó reanudar las relaciones diplomáticas entre Marruecos e Israel y expandir la cooperación económica y cultura para impulsar la estabilidad en la región".

Con este acuerdo, Marruecos se convierte en el cuarto país árabe que normalizará lazos con Israel, después de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Baréin y Sudán; lo que ha sido auspiciado por la Administración de Trump.

Un funcionario de alto rango del Gobierno estadounidense indicó este jueves en una llamada con periodistas que, mediante este pacto, Marruecos e Israel pondrá en marcha en breve vuelos directos que los conecten y "se abrirán embajadas en el futuro cercano".

España pide respetar las resoluciones de la ONU sobre el Sahara Occidental

La ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, llamó hoy a respetar las resoluciones de las Naciones Unidas sobre la cuestión del Sahara Occidental, tras el anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de que reconocería la soberanía marroquí sobre ese territorio en disputa.

Sobre la normalización de relaciones diplomáticas entre Israel y Marruecos, Gonzalez Laya ha señalado que "damos la bienvenida a esa normalización como hemos dado la bienvenida a todas y cada una de las normalizaciones que han tenido lugar en estas últimas semanas, como no podía ser de otra manera", señaló en diálogo con medios españoles.

"Ahora bien, queda por resolver la paz entre israelíes y palestinos y queda por resolver la cuestión del Sahara Occidental, y en ambos casos la posición de España es muy clara: respeto a las resoluciones de Naciones Unidas para buscar una vía de resolución también a esas dos cuestiones".

Consultada sobre si le llamaba la atención el anuncio estadounidense, González Laya respondió: "Digamos que esto no nos ha pillado por sorpresa".

Horas después de estas declaraciones, se conocía el aplazamiento a febrero de la cumbre bilateral hispano marroquí que ambos gobiernos tenían previsto celebrar en Rabat el próximo jueves, 17 de diciembre y que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez iba a encabezar por parte española.

Los ejecutivos de los dos países han informado de ese aplazamiento en un comunicado conjunto en el que aseguran que es la situación epidemiológica actual impide celebrar la Reunión de Alto Nivel en la fecha prevista con las garantías de seguridad sanitaria que se estiman convenientes.