El Tribunal Superior de Londres decreta la libertad condicional de Troitiño

El Tribunal Superior de Londres decretó la puesta en libertad condicional del etarra Antonio Troitiño, detenido en el Reino Unido en junio de 2012, un día después del fallo de la corte de Estrasburgo contrario a la doctrina Parot.

El presidente de la corte, John Thomas de Cwmgiedd, dictaminó que Troitiño sea liberado lo antes posible, como solicitaba la defensa, si bien tendrá que presentarse a diario en una comisaría de Londres en cuanto salga de la cárcel de Long Lartin (centro de Inglaterra) en la que está ingresado.

El juez decidió además otorgar un plazo de siete días a las autoridades españolas para que comuniquen al Reino Unido si retiran la petición de extradición.

RESIDIRÁ EN LONDRES

Según sus abogados, Antonio Troitiño residirá en Londres en el piso de unos amigos y se presentará cada día en la comisaría fijada por el juez.

Trotiño, de 56 años, está en prisión preventiva en el Reino Unido desde que el 29 de junio de 2012 fue detenido en un piso de Londres junto al supuesto etarra Ignacio Lerín Sánchez a requerimiento de las autoridades españolas, que buscaban aplicarle la doctrina Parot tras haber pasado 24 años en prisión.

Su extradición a España había sido aprobada por el Tribunal Superior de Londres, si bien la defensa del histórico etarra había señalado su intención de recurrir al Supremo, máxima instancia judicial británica.

El caso estaba pendiente de la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo, que ayer anuló la doctrina Parot, que computa los beneficios penitenciarios sobre el total de las penas, lo que supone un alargamiento de la estancia en la cárcel.

El "histórico" etarra estuvo encarcelado 24 años en España tras ser condenado a 2.200 años de prisión por 22 asesinatos en los años 80, entre ellos el coche-bomba de la plaza de la República Dominicana de Madrid en 1986 que mató a doce guardias civiles.

En abril de 2011 Troitiño fue puesto en libertad por la Audiencia Nacional pero después se ordenó de nuevo su arresto para aplicarle de forma retroactiva la doctrina Parot, que hubiera fijado su excarcelación para 2017, si bien entonces estaba ya huido.

UN "HISTORICO" DEL MAS SANGRIENTO COMANDO MADRID

El etarra Antonio Troitiño Arranz es un "histórico" del más sangriento comando Madrid que ETA tuvo en la capital de España, con el que cometió más de una veintena de crímenes.

Su mano accionó, algunas veces, el mando a distancia que hacía explotar el coche bomba colocado por los terroristas, como el que en 1986 segó la vida a doce guardias civiles en la plaza de la República Argentina.

Antonio Troitiño, condenado a un total de más de 2.895 años de cárcel por 25 asesinatos terroristas, fue el artífice de la entrada en ETA de su hermano Domingo Troitiño, otro "histórico" del comando Barcelona más sanguinario de los que actuaron en la capital catalana y uno de los autores de la matanza de Hipercor.

Junto a Ignacio de Juana Chaos, Esteban Esteban Nieto e Inés del Río Prada -también puesta hoy en libertad a causa de la decisión de Estrasburgo-, su comando Madrid tuvo en jaque durante años a las fuerzas policiales con sus acciones terroristas que hicieron temblar el Estado de derecho.

El comando Madrid de Antonio Troitiño sembró la muerte entre la Guardia Civil, el Ejército y la Policía Nacional e intentó acabar con la vida del mismo presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, Antonio Hernández Gil.

EN 1982 ENTRA EN ETA

Tras varios años de dar zarpazos contra las instituciones del Estado, Troitiño y todo el comando cayó en 2007 mientras dormían en un piso de calle Río Ulla, en el madrileño barrio de Pueblo Nuevo.

Troitiño nació en Tariego de Cerrato (Palencia) el 26 de junio de 1957 y en 1982 entró a formar parte de ETA. Formó el comando Aizcora, que se dedicó a la colocación de artefactos explosivos en diversas entidades bancarias de Guipúzcoa.

El 26 de octubre de 1983 participó en Irún en el asesinato de Lorenzo Mendizábal Ituarte, considerado por ETA un confidente policial.

Más tarde, Antonio Troitiño captó a su hermano Domingo, que se integró en el comando. Los dos hermanos elaboraron la bomba que causó la muerte al guardia civil Ángel Zapatero Antolín el 14 de junio de 1984, en San Sebastián.

A raíz de un enfrentamiento de dos miembros del comando con una patrulla de la Guardia Civil en Oyarzún (Guipúzcoa), en el que murió un terrorista, los Troitiño huyeron a Francia. Sus caminos entonces se separaron.

En 1986 Antonio Troitiño sustituyó en el comando Madrid a la "histórica" Belén González, Carmen, cuando De Juana Chaos se hizo cargo de la dirección del grupo en sustitución del también histórico José Manuel Soares Gamboa.

ASESINA AL CORONEL ROMERO

Su primer atentado en el comando Madrid, cometido el 12 de junio de 1985, fue el asesinato del coronel Romero y su conductor y la muerte, a continuación, de un artificiero de la Policía al estallar un vehículo en el aparcamiento de la plaza de Felipe II.

El 29 de julio de 1985 formó parte del comando que asesinó al vicealmirante Fausto Escrigas. El 25 de abril 1986 participó en el asesinato de cinco guardias civiles en la calle Príncipe de Vergara.

Se le relacionó también con el atentado que acabó con la vida del teniente coronel Carlos Vesteiro, del comandante Ricardo Sáenz de Ynestrillas y del soldado Francisco Casillas, el 17 de junio del mismo año, y con el ataque, en la Plaza de la República Dominicana, contra un furgón de la Guardia Civil, el 14 de julio, que costó la vida a 12 agentes.

También estuvo implicado en el intento de asesinato con coche bomba, el 8 de mayo de 1986, del presidente del Consejo General del Poder Judicial, Antonio Hernández Gil, y en la planificación de un atentado contra el fiscal general del Estado, Luis Burón, en la misma fecha.

Antonio Troitiño fue detenido, junto a otros siete miembros del comando Madrid, el 16 de enero de 1987.

Su mayor condena le fue impuesta el 8 de noviembre de 1989; la Audiencia Nacional le sentenció a 2.232 años por su participación en el atentado de la plaza de República Dominicana en el que murieron doce guardias civiles.

Al año siguiente, el 18 de diciembre, le fue impuesta una condena de 378 años por el asesinato en 1986 de 5 guardias civiles en la calle Príncipe de Vergara.

El 13 de abril de 2011 Antonio Troitiño salió en libertad del centro penitenciario de Huelva. Aunque su salida de la cárcel no estaba prevista hasta el año 2017 en aplicación de la doctrina Parot, su excarcelación fue posible al aceptar la Audiencia Nacional su petición de una nueva liquidación de condena.

Pero la policía británica le detuvo en Londres, junto al presunto miembro de ETA Ignacio Lerín Sánchez, el 29 de junio de 2012 en virtud de una orden de extradición de las autoridades españolas.