Termina el carnaval de Río de Janeiro

El sambódromo ha dicho adiós por este año al carnaval de Río de Janeiro, Brasil, en el que han participado doce escuelas de samba.

Esta ha sido la segunda y última noche de desfile, en la que seis carrozas, acompañada cada una de cuatro mil bailarines han puesto en pie una coreografia distinta.

Ahora los cincuenta miembros del jurado deberán elegir cuál ha sido la mejor de este año. A pesar de que fueron doce las escuelas que han tomado parte en los desfiles, solo nueve entran en competición ya que tres de ellas perdieron parte de sus disfraces y carrozas en un incendio.

Unos 60 mil espectadores abarrotaron el sambódromo, entre ellos muchos famosos que no quisieron perder un detalle, como por ejemplo Pamela Anderson o Ronaldiño, que siguieron paso a paso el derroche de luz, color y fantasía de las distintas escuelas de samba.

Sin duda una de las más aclamadas ha sido "La simplicidad de un rey" en homenaje al cantante Roberto Carlos que en abril cumplirá 70 años y que estuvo en la última carroza del carnaval.

El "rey" de la canción, vestido como siempre de blanco y azul, desfiló en un carro con una imagen gigante de un Cristo con los brazos abiertos.

Una apoteosis parecida experimentó la escuela de samba Académicos de Salgueiro con su desfile "Río en el cine", dedicado a la relación de la ciudad con el séptimo arte y en el que recreó desde tradicionales salas de cine cariocas hasta escenas de películas emblemáticas.

La segunda y última noche de desfiles en el Sambódromo Marqués de Sapucaí estuvo pasada por agua, un factor que perjudicó a Grande Río, escuela que parece no entenderse con los elementos de la naturaleza puesto que hace un mes perdió parte de sus carrozas y disfraces en un incendio .

Grande Río, que no logró reconstruir todo lo arrasado por el fuego para su desfile sobre los encantos de una isla imaginaria poblada por brujas que hace referencia a la ciudad de Florianópolis, hizo una buena pero accidentada presentación.

La velada fue abierta por Uniao da Ilha, otra escuela que perdió parte de sus disfraces en el incendio, pero que logró recuperar la mayor parte de lo destruido por las llamas y presentar su tema "El misterio de la vida", una alusión al libro "El origen de las especies", de Charles Darwin, publicado hace 150 años.

Los imprevistos también afectaron a Mocidade Independiente, que presentó "La parábola de los divinos sembradores" para contar la historia de la agricultura.

Debido a su enormidad, varias carrozas de Mocidade tuvieron dificultades para entrar en la pista y la tercera de ellas, que representaba un banquete de la diosa egipcia Isis y transportaba decenas de mujeres, perdió el control y estuvo a punto de causar un accidente al chocar de lado con una de las barreras de protección al público.

La velada incluyó también a Porto da Pedra, una escuela humilde que presentó un desfile inspirado en los sueños.

Terminado el carnaval, comienza el sueño para 2012.