Termina el asalto a la sede de la ONU en Herat con cuatro insurgentes muertos

Cuatro terroristas murieron hoy durante su asalto a la oficina de la misión de la ONU en Afganistán (UNAMA) en la provincia de Herat (oeste), en el que dos guardas y un policía sufrieron heridas, informó a Efe una fuente policial.

Las fuerzas de seguridad afganas acorralaron a los agresores y ya han dado por terminada la operación, dijo el portavoz de la Policía de Herat, Noorkhan Nikzad, quien precisó que todos los miembros del comando han muerto.

Tras la explosión del coche bomba, al menos tres insurgentes entraron en el edificio, que fue rápidamente rodeado por fuerzas de seguridad afganas. Ningún miembro de la Fuerza de Asistencia para la Seguridad en Afganistán (ISAF) se ha visto involucrado en el ataque, según confirmó a Reuters un portavoz de la misión militar de la OTAN. En Herat se encuentran desplegados 353 militares españoles en la Base de Apoyo Avanzado (FSB).