Snowden no puede salir de Rusia por tener pasaporte anulado, dice su entorno

Estados Unidos ha pedido a Rusia que entregue "sin demora" al informante huido Edward Snowden, quien se encuentra en una terminal de tránsito del aeropuerto internacional de Moscú, incidente que amenaza con enfriar las relaciones bilaterales entre ambos países.

La Casa Blanca y el Departamento de Estado respondieron a las declaraciones del presidente ruso, Vladimir Putin, quien aseguró que no va a extraditar al extécnico de la CIA y contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), ya que sigue en la zona de tránsito del aeropuerto de Sheremétievo y es "un hombre libre".

La portavoz del Concejo de Seguridad Nacional, Caitlin Hayden, utilizó un tono conciliador a la par que de advertencia y aseguró que, al igual que Putin, Estados Unidos no quiere que "este asunto impacte negativamente en las relaciones bilaterales".

Washington recordó a Moscú "la fuerte cooperación en materia policial y de seguridad" entre los dos países, especialmente desde los atentados de Boston del pasado abril, en los que Rusia aportó apoyo en la investigación de los dos sospechosos. "Aunque no tenemos un tratado de extradición con Rusia, existe una clara base legal para expulsar a Snowden, a partir del estatus de sus documentos de viaje y los cargos pendientes sobre él", indicó Hayden.

Snowden fue acusado de violar la ley de espionaje estadounidense el pasado 14 de junio mientras se encontraba en Hong Kong, y la acusación dio pie a que se cursara una orden de extradición que no impidió que el informante abandonase la ciudad en un avión rumbo a Moscú justo antes de que fuera cancelado su pasaporte.

El joven estadounidense de 30 años es buscado por filtrar detalles de dos programas secretos de vigilancia de registros telefónicos y comunicaciones en internet que lleva a cabo la NSA con la intención de prevenir ataques terroristas.

El portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, recordó en rueda de prensa que en los últimos años se ha entregado a las autoridades rusas a alrededor de un centenar de personas buscadas por la Justicia rusa, entre ellas criminales de alto perfil, y EEUU espera reciprocidad en este caso.

EEUU está inmerso en una urgente ofensiva diplomática después de perder la oportunidad de aprehender a Snowden cuando se encontraba bajo control de las autoridades chinas y de Hong Kong.

SNOWDEN NO PUEDE SALIR DE RUSIA POR TENER PASAPORTE ANULADO, DICE SU ENTORNO

El exanalista de la CIA Edward Snowden está atrapado en la zona de tránsito del aeropuerto moscovita de Sheremétyevo sin poder comprar un billete para abandonar Rusia porque su pasaporte estadounidense está anulado, reveló hoy una fuente del entorno del fugitivo a la agencia rusa Interfax.

"El pasaporte estadounidense de Snowden está anulado y no tiene ningún otro documento que certifique su identidad. Por tanto no tiene más remedio que permanecer en la terminal de tránsito de Sheremétyevo ya que no puede ni entrar en Rusia ni comprar un billete" para volar a otro país, explicó la fuente.

"No hay dependencias secretas en el aeropuerto. Pero sí hay habitaciones para el descanso de las tripulaciones y el personal de guardia, también en la zona de tránsito. El señor Snowden podría estar en una de esas habitaciones", señaló a Interfax un trabajador de Sheremétyevo.

INICIATIVAS DIPLOMÁTICAS

Los diplomáticos de Washington intentan ahora persuadir a Rusia y contener a otros gobiernos críticos como el de Ecuador, que podría dar asilo al responsable de la filtración con la ayuda de Cuba.

El presidente estadounidense, Barack Obama, está intentando mantener un perfil discreto en este caso y hoy no intervino en el tira y afloja entre Rusia y Estados Unidos, que para algunos políticos estadounidenses recuerda los años de la Guerra Fría.

El senador republicano y candidato presidencial en 2008, John McCain, dijo hoy que el enfrentamiento diplomático entre Moscú y Washington a propósito de Snowden es una "reminiscencia de la Guerra Fría", al tiempo que pidió a la Casa Blanca que se muestre más dura con Rusia y China.

McCain dijo que Putin, al que describió como un "viejo coronel del aparato comunista del KGB", sigue "metiéndonos el dedo en el ojo", comentario que se produce después de que el senador haya criticado al mandatario ruso por su papel de apoyo del régimen sirio de Bachar al Asad.

Mientras tanto, el diario The Washington Post aseguró que el gobierno estadounidense está preocupado por la posibilidad de que Snowden esté consiguiendo protección a cambio de ceder a gobiernos extranjeros secretos obtenidos gracias a los privilegios de su trabajo en Booz Allen Hamilton, subcontrata de la NSA.

Los técnicos de la NSA trabajan contrarreloj para determinar qué secretos pudo recolectar Snowden antes de filtrar detalles de dos programas de espionaje a "The Guardian" y "The Washington Post", con los que comenzó una huida que aún no tiene un desenlace claro.

BALTASAR GARZÓN ANUNCIA QUE NO SE HARÁ CARGO DE LA DEFENSA DE EDWARD SNOWDEN

El exjuez de la Audiencia Nacional y actual responsable legal del portal Wikileaks, Baltasar Garzón, ha anunciado este miércoles que no va a aceptar finalmente hacerse cargo de la defensa del extrabajador de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) Edward Snowden, acusado de espionaje por Washington.

"Informo que el Despacho de abogados ILOCAD ha decidido no asumir la defensa de los intereses del señor Snowden, cuyo paradero se desconoce", indica el despacho en un comunicado firmado por el propio Garzón que ha sido remitido a los medios de comunicación.

El texto, fechado el 25 de junio, ratifica en cambio el compromiso de Garzón y su Oficina Legal Internacional para el Desarrollo y la Cooperación (ILOCAD por sus siglas en inglés) con la representación del fundador de Wikileaks, Julian Assange, "en la defensa del derecho fundamental a la libertad de información y de expresión".

En este sentido, Garzón expresa su "satisfacción" por la reciente aprobación del proyecto de resolución de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa que "considera que aquellos que denuncian hechos delictivos en beneficio del interés general deben ser protegidos de las represalias de aquellos que los cometen".