Sirios y españoles recuerdan en Callao el tercer aniversario de las protestas

Solidaridad con Siria
Solidaridad con Siria |Telemadrid

Cerca de un centenar de personas entre sirios, familiares y ciudadanos que apoyan las protestas populares del país árabe se han reunido en la Plaza de Callao para conmemorar el tercer aniversario del comienzo de las protestas de la revolución siria, que comenzaron en el mes de marzo de 2011, en un acto convocado por la Asociación de Ayuda al Pueblo Sirio.

Durante el acto las personas participantes han representando con globos y con sus propios cuerpos las palabras Free Syria (Libertad para Siria) para denunciar ante todo el mundo la situación que actualmente está viviendo el pueblo con el régimen de Bashar al-Asad.

El portavoz de la Asociación de Ayuda al Pueblo Sirio, Husamidden Kharat, ha afirmado que la respuesta del régimen a las protestas fue "brutal", en la misma línea de lo reflejado en el manifiesto leído en el acto. Además, Kharat ha explicado que "la mitad de la población siria está refugiada, casi 11 millones, de los cuales 3 millones están en países limítrofes".

Husamidden Kharat también ha querido poner de relieve "los cientos de miles de detenidos, desaparecidos, mutilados y con lesiones neurológicas permanentes" que se suman a la destrucción de infraestructuras y monumentos del país.

Para finalizar, Kharat ha pedido a la comunidad internacional "ayuda humanitaria, abrir corredores para paliar el sufrimiento de la sociedad siria" y se ha quejado de que no haya "voluntad política para presionar al régimen".

VIGILIA EN EL REINA SOFIA

Esta concentración se suma a la vigilia que ha tenido lugar en la Plaza del Museo Reina Sofía, convocada por Amnistía Internacional, en el marco de la campaña mundial #withSyria.

Según ha informado esta agrupación en un comunicado, las 150 organizaciones pertenecientes a la campaña han convocado vigilias en más de 30 países, en lugares como la Torre Eiffel (París), el campamento de refugiados de Za'atari (Jordania), Trafalgar Square (Londres) o el campamento de Dadaab (Kenia).

Con esta acción reivindicativa, se pide a los líderes mundiales redoblar los esfuerzos para que la población siria "no viva un año más en medio del sufrimiento y el derramamiento de sangre".

Entre las propuestas concretas, enuncian parar los ataques contra la población civil, respetando las leyes del derecho internacional; asegurar el acceso a asistencia humanitaria; y el compromiso de un diálogo de paz inclusivo.