Siria dice que los acuerdos de Ginebra han evitado la guerra

El ministro sirio para la Reconciliación Nacional, Ali Haidar, dijo hoy que su gobierno saluda el acuerdo alcanzado ayer en Ginebra por Rusia y EEUU para el desmantelamiento de las armas químicas del régimen de Damasco, ya que ha permitido evitar la guerra en la región.

"Damos la bienvenida a estos acuerdos. Por una parte ayudarán a lo sirios a salir de la crisis, y por otra han evitado una guerra contra Siria y han eliminado los pretextos para aquellos que querían desatarla", señaló el ministro, en una entrevista con la agencia rusa RIA-Nóvosti.

En su opinión, el acuerdo alcanzado por el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, "garantiza el apoyo internacional para que todos los representantes del pueblo sirio se sienten en una mesa y resuelvan sus problemas internos en una próxima etapa".

"Estos acuerdos, fruto de la diplomacia y el liderazgo rusos, son una victoria para Siria, lograda gracias a nuestros amigos rusos", agregó el ministro.

El representante sirio señaló que con estos acuerdos se abre la posibilidad de resolver en el futuro "todos los problemas de Siria, y no solo el de las armas químicas".

Kerry y Lavrov acordaron en Ginebra que Damasco tendrá que entregar en el plazo de una semana la información sobre su arsenal químico, que en noviembre los inspectores de Naciones Unidas deberán estar en el terreno y que las armas deberán ser destruidas para mediados de 2014.

FRANCIA VE EL ACUREDO COMO UN "PRIMER PASO"

El presidente francés, François Hollande, apoyó hoy el plan negociado entre Estados Unidos y Rusia para lograr una solución al conflicto en Siria, aseguró que se logró por la amenaza de ataques a ese país y previó un próximo acuerdo en la ONU.

En su primera declaración sobre la vía abierta hacia la resolución de la crisis siria tras el acuerdo alcanzado el sábado por la diplomacia estadounidense y rusa, sin la participación de la francesa, Hollande precisó no obstante que aquella no supone el final del conflicto.

El jefe del Estado galo defendió que la amenaza de lanzar ataques contra Siria, que Francia apoyó claramente cuando la anunció Estados Unidos, "ha funcionado", al conseguirse ya un acuerdo para avanzar hacia una solución del conflicto en Siria.

Pero advirtió de que "hay que prever la posibilidad de sanciones en caso de que no se aplique el acuerdo" sobre la entrega y destrucción del armamento químico del régimen de Damasco.

Hollande aseguró que "la opción militar debe mantenerse" en caso de que no se consigan avances en la vía abierta por el acuerdo para que Damasco identifique y destruya su arsenal químico.