Scotland Yard defiende la manera en la que actuó ante los disturbios

Scotland Yard ha defendido su actuación ante la violencia que se desató la madrugada del domingo en Londres, donde se quemaron edificios y vehículos, y afirmó que la policía desplegó los "recursos apropiados" en la zona.

El comandante Adrian Hanstock ha calificado de "absolutamente inaceptable" lo sucedido en el barrio de Tottenham, en el norte de la capital, donde lo que comenzó como una manifestación de protesta por la muerte de un joven este jueves a manos de la policía degeneró en escenas de caos y enfrentamientos abiertos con los agentes. "Los acontecimientos de la pasada noche en Tottenham fueron inaceptables y estos niveles de violencia son algo que la comunidad local no perdona y no acepta", dijo. El responsable policial tildó de "lamentable" la muerte de Mark Duggan, de 29 años, el pasado jueves a disparos de la policía, en un incidente que está siendo investigado por una comisión independiente.

El barrio de Tottenham vivió una auténtica guerra campal en la que al menos dos coches de Policía y un autobús ardieron , durante los disturbios derivados de las protestas por la muerte de un joven este jueves a causa de los disparos realizados por las fuerzas de seguridad, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

Ocho agentes de Policía y fiez manifestantes heridos. Los ocho agentes habrían sido ingresados en un hospital, mientras que los manifestantes habrían sido tratados en el lugar del suceso por los servicios de emergencias, según ha informado la cadena de televisión británica BBC.

Los manifestantes habrían arrojado varios cócteles molotov contra los vehículos de la Policía y una tienda, según esta misma cadena. La protesta comenzó con la concentración de unas 300 personas a las puertas de una comisaría de Policía en High Road para pedir "justicia" por la muerte de un joven en un tiroteo con un agente.

El portavoz de la Policía metropolitana ha señalado que una "gran cantidad de personas" se habían concentrado frente a la comisaría, pero que no todas las personas presentes en la calle estaban involucradas en los desórdenes.

Asimismo, varias tiendas de la zona han sido asaltadas y se ha podido ver a personas sacando carros de la compra llenos de objetos robados en dichos establecimientos.