Schulz llama a respaldar el preacuerdo con Merkel "por Alemania y Europa"

El líder socialdemócrata, Martin Schulz
El líder socialdemócrata, Martin Schulz

El líder socialdemócrata, Martin Schulz, llamó hoy a respaldar el preacuerdo de gran coalición alcanzado con la canciller, Angela Merkel, con el argumento de que solo con la presencia de su formación en el próximo gobierno se podrá trabajar "por hacer mejor la vida en Alemania y Europa".

Reunidos en Bonn en un congreso extraordinario, Schulz lanzó un dramático llamamiento a los más de seiscientos delegados del Partido Socialdemócrata (SPD) para que den luz verde al inicio de conversaciones formales para otra gran coalición, ya que, dijo, de ello depende "nuestro futuro".

"Es mucho lo que hemos conseguido", aseguró en alusión tanto a la gran coalición que gobernó Alemania la anterior legislatura, como al contenido del preacuerdo con los cristianodemócratas, del que destacó las propuestas incluidas por su partido en materia sanitaria y laboral.

Schulz se comprometió a seguir trabajando por "mejorar" lo pactado, con el objetivo de lograr una sanidad pública más igualitaria y levantar las restricciones al reagrupamiento familiar impuestas por el bloque conservador, y avanzó su intención de "revisar" lo alcanzado a mitad de legislatura, si finalmente gobiernan con Merkel.

Expresó asimismo su "comprensión" hacia aquellos que le reprochan haber cambiado de postura, ya que tanto en la campaña electoral como tras la derrota de su SPD en septiembre expresó su determinación a ir a la oposición.

El fracaso de las negociaciones de coalición entre el bloque conservador de Merkel, los verdes y los liberales, el pasado noviembre, forzó este cambio, ya que el SPD no debe ser un partido que diga "bajo ningún concepto entraremos en un Gobierno", sino que ello depende de los contenidos.

"Europa nos está mirando", advirtió Schulz, quien insistió en la necesidad de entrar en el futuro gobierno para impulsar con París "las reformas que la UE precisa".

Según señaló, ayer habló con el presidente francés, Emmanuel Macron, y también le ha contactado el primer ministro griego, Alexis Tsipras, quien le transmitió que si se hacen realidad sus propuestas europeas, los jóvenes de su país podrán tener por fin esperanzas de empleo.