Sarkozy ordena el desbloqueo de todos los depósitos de combustible de Francia

Francia huelga

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, dijo este miércoles que ha ordenado el desbloqueo de todos los depósitos de carburante del país y agregó que seguirá hasta el final con su reforma del sistema de pensiones. Señaló que ante los "problemas de aprovisionamiento que han afectado a una parte de las gasolineras" dio ayer "instrucciones para desbloquear la totalidad de los depósitos de carburantes para restablecer lo más pronto posible una situación normal".

Lo justificó porque "el desorden provocado por esos bloqueos causa numerosas injusticias", en primer lugar con "la mayoría de los franceses que quieren poder seguir trabajando y circulando libremente" y también porque podría "tener consecuencias en términos de empleo" al perturbar la actividad económica. "Llevaré a término la reforma de las pensiones porque mi deber como jefe del Estado es garantizar a los franceses que tanto ellos como sus hijos podrán contar con su jubilación y que se mantendrá el nivel de las pensiones", subrayó Sarkozy en una declaración hecha pública durante el Consejo de Ministros semanal.

El presidente argumentó sobre los desórdenes en el abastecimiento de combustible que "penalizan tanto a los franceses más vulnerables como a los que tienen la responsabilidad de garantizar las misiones de seguridad y de sanidad, al servicio del bien común"."Es una reforma difícil", reiteró sobre la de las pensiones, y "es normal que en una democracia cada uno pueda mostrar su inquietud y su oposición. Pero no hay que superar algunos límites y mi deber es garantizar el respeto del orden republicano en servicio de todos los franceses", sentenció.

DEPÓSITOS EN ACTIVO

Esta mañana, su ministro de Interior, Brice Hortefeux, anunció que de madrugada las fuerzas del orden habían permitido la reapertura de los accesos de los depósitos de La Rochelle, Donges y Le Mans, donde los huelguistas impedían la entrada de camiones encargados del aprovisionamiento de las estaciones de servicio. Hortefeux destacó que esos tres se sumaban a los 21 en los que desde el pasado viernes habían intervenido las fuerzas del orden para intentar frenar los problemas de escasez de carburante.

Según había reconocido el ministro de Ecología, Jean-Louis Borloo, ayer por la tarde había unas 4.000 gasolineras de las 12.500 que hay en Francia, en las que se había terminado el carburante. El titular de Interior admitió que ante el temor de quedarse con el depósito vacío el fenómeno de acaparamiento se había disparado y las ventas de carburante se habían disparado el fin de semana un 500%.

ATENDIDAS TODAS LAS PROPOSICIONES

En respuesta a la oposición de izquierdas y a los sindicatos que le exigen la retirada de su proyecto de reforma de las pensiones para que la negocie, Sarkozy aseguró que antes de elaborarla había atendido "a todas las proposiciones, en particular las de los interlocutores sociales" cuando eran justas y no ponían en peligro el equilibrio del sistema.

Por eso, añadió, al texto inicial se le habían incorporado "protecciones específicas para la jubilación de las madres de familia y nuevos impuestos de solidaridad sobre el capital y sobre los que tienen los ingresos más elevados que participarán en la financiación de la reforma".

Tras la jornada de huelgas y manifestaciones de ayer, hoy continuaban los paros en algunos sectores estratégicos, como las refinerías o los transportes (con afectación en trenes y vuelos) y se organizaron acciones de bloqueo de diferentes infraestructuras.

Así, por ejemplo, esta mañana cientos de manifestantes cerraron durante varias horas los accesos a los aeropuertos de Toulouse y Nantes.