Rusia ordena la expulsión de 23 diplomáticos británicos

Rusia ordenó este sábado la expulsión de 23 diplomáticos británicos emplazados en el país, en respuesta a la idéntica medida tomada por Londres en represalia por el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y de su hija Yulia.

"Se declaran personas no gratas y se expulsa en el plazo de una semana a 23 diplomáticos de la embajada del Reino Unido en Moscú", señala un comunicado del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso.

Al mismo tiempo, Moscú ha retirado el permiso para la apertura del consulado general británico en San Petersburgo, la segunda ciudad del país.

"A tenor de la disparidad en el número de consulados de los dos países, Rusia retira su beneplácito para la apertura y funcionamiento del Consulado general del Reino Unido en San Petersburgo", agrega la nota.

La última medida en respuesta a las tomadas por Londres ordena la suspensión de la actividad en territorio ruso del British Council (Consejo Británico), el instituto público dedicado a la difusión de la lengua y la cultura inglesa en el extranjero.

"La parte británica ha sido advertida de que en caso de que se sigan tomando pasos poco amistosas en relación a Rusia, la parte rusa se reserva el derecho de adoptar otras medidas de respuesta", concluye la cancillería rusa.

Las medidas tomadas por Rusia en respuesta a la expulsión de 23 diplomáticos rusos del Reino Unido fueron comunicadas esta mañana al embajador británico en Moscú, Laurie Bristow, convocado por el Ministerio de Exteriores.

MAY DICE QUE LONDRES NO TOLERARÁ AMENAZAS DE RUSIA A CIUDADANOS BRITANICOS

Por su parte, la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, advirtió hoy que "no tolerará ninguna amenaza contra la vida de ciudadanos británicos u otros ciudadanos en suelo británico" por parte de Rusia, tras anunciar el Kremlin represalias contra su país ante la crisis del exespía ruso.

Durante un discurso pronunciado en el Foro de Primavera del Partido Conservador, la líder tory aludió a las medidas que adoptará Moscú contra su país, anunciadas esta mañana, y señaló que su país comunicará sus "próximos pasos en los próximos días", junto con sus "aliados y socios".

"La respuesta de Rusia no cambia los hechos: el intento de asesinato de dos personas en territorio británico (el exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia, envenenados en Salisbury por un agente nervioso), para lo que no hay una conclusión alternativa que la de que el estado ruso fue culpable", dijo May.