Roma hace balance de los daños provocados por los violentos

carrusel roma
carrusel roma |Archivo

"Indignados" de todo el mundo han salido a las calles en cientos de ciudades de 82 países para exigir un cambio global y protestar contra los mercados y la banca, contra la clase política o contra la precariedad en el empleo.

Roma hace balance de la batalla campal de este sábado. Enfrentamientos que se prolongaron durante más de cuatro horas. Cientos de encapuchados quemaron coches , asaltaron bancos, agencias de trabajo temporal, tiendas y supermercados destrozando lo que encontraron a su paso arrancando adoquines del suelo y lanzando botellas y piedras. El 15-O en Roma costará varios millones de euros y será la ruina para más de un pequeño comerciante.

El balance arroja 70 heridos entre los encapuchados, manifestantes y fuerzas del orden, tres de ellos de gravedad, y una persona perdió dos dedos de la mano debido a la explosión de un petardo que recogió del suelo para evitar que causase daños.

Fuentes policiales comunicaron que se han detenido momentáneamente a 20 personas, mientras que se realizaron 12 arrestos, cuyo número está destinado a aumentar debido a que se están utilizando vídeos, fotos y testimonios para identificar a los violentos.

El silencio reina hoy en la Plaza de San Juan de Letrán, escenario de los más violentos enfrentamientos de ayer, pero aún se pueden ver los restos de la batalla con decenas de botellas y piedras en el suelo y las señales de tráfico y los adoquines arrancados que sirvieron de arma arrojadiza para el grupo de violentos.

En la calle Cavour y Labicana, se observan aún los destrozos de los violentos, quienes asaltaron filiales de bancos, una agencia de trabajo temporal y varias tiendas y supermercados, cuyos propietarios cuentan hoy los daños sufridos.

15-0 EN EL MUNDO

En Alemania, unas 40.000 personas, según los propios organizadores, participaron en manifestaciones por todo el país, con las mayores concentraciones ante la sede del Banco Central Europeo en Fráncfort y ante la Cancillería. La policía alemana tenía que desalojar a unos 200 manifestantes, concentrados ante el edificio del Bundestag (Parlamento federal) en Berlín con la intención de permanecer acampados en ese lugar tras la manifestación realizada en el centro de la capital.

Unos 6000 marchaban pacíficamente por las calles de Bruselas. Alrededor de medio millar de indignados pasaron la última noche acampados en el parque del Cincuentenario de Bruselas, en pleno barrio europeo, después de que ayer fuese desalojado el edificio que venían ocupando durante una semana.

Más de un millar de manifestantes se sumaron a la okupación de la Bolsa de Londres, destacando la presencia de Julian Assange. Medio centenar de "indignados" han pasado las últimas horas acampados a las puertas de la catedral de San Pablo en Londres, a pocos metros de la Bolsa de Valores. En Lisboa, miles de manifestantes han desfilado desde la plaza de Marqués de Pombal hacia el Parlamento. En París, han partido en marchas pacíficas desde distintas estaciones de tren de la capital para unirse en la plaza de Hôtel de Ville.

En Nueva York, unas pocas miles de personas desfilaban hasta Times Square. Washington celebró dos manifestaciones en una. Por un lado, la 'Marcha por el Empleo y la Justicia', organizada por asociaciones afroamericanas. Por otro, la 'Occupy DC' (es decir, ‘Ocupar el Distrito de Columbia’.

MILES DE PERSONAS RECORREN LAS CALLES DE MADRID Y LAS PRINCIPALES CIUDADES ESPAÑOLAS

La protesta más importante fue la que tuvo lugar en Madrid, donde decenas de miles de personas recorrieron el kilómetro que separa la plaza de Cibeles y la emblemática Puerta del Sol en un ambiente festivo y reivindicativo. En Barcelona, unas 60.000 personas, según fuentes del Ayuntamiento y la Policía local, y unas 250.000, según la organización, participaron en la manifestación que partió de la Plaza Cataluña. Sólo se vivió algún momento de tensión cuando varios "indignados" lanzaron bolsas de basura contra la fachada de la Bolsa y realizaron pintadas en el mobiliario urbano contra la Policía. La protesta también fue multitudinaria en Valencia, Sevilla, Palma de Mallorca, Bilbao, Zaragoza y otras ciudades españolas.