Rhode Island declarada "zona catastrófica" tras el paso del "Sandy"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, declaró hoy "zona catastrófica" las áreas de Rhode Island afectadas por los fuertes vientos y las inundaciones que ocasionó esta semana el huracán "Sandy", informó la Casa Blanca.

Esta medida pone a disposición de los gobiernos y comunidades locales los fondos, equipos y personal del Gobierno Federal necesarios para ayudar en las tareas de rescate y limpieza de los daños causados por el temporal.

La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA) indicó que continúa con los estudios preliminares sobre los daños en distintas áreas y condados, por lo que se podría designar ayuda adicional.

El presidente, que se encuentra en la recta final de la campaña electoral para las elecciones del próximo martes, se reunión hoy con los responsables de FEMA para recibir la última actualización sobre las tareas de recuperación.

"Sandy", que tocó tierra el lunes en el sur de Atlantic City (Nueva Jersey) con vientos sostenidos de 137 kilómetros por hora, ha causado más de un centenar de muertos y numerosos daños en la costa Este de EEUU, en particular en los estados de Nueva York, Nuevo Jersey y Connecticut.

NUEVA YORK CANCELA SU MARATÓN

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, ha cedido a las críticas llegadas de diversos sectores, tanto políticos como ciudadanos, y ha anunciado la cancelación del maratón que la ciudad tenía previsto celebrar el próximo domingo pese a los efectos del ciclón 'Sandy'.

"El maratón siempre ha unido a nuestra ciudad y nos ha inspirado con historias de coraje y determinación", por lo que "no queremos ninguna sombra sobre la carrera o sus participantes". "Hemos decidido cancelarla", ha explicado Bloomberg en un comunicado recogido por la cadena NBC.

El Ayuntamiento ha aclarado en su cuenta de Twitter que los miles de participantes inscritos recibirán "información adicional" durante estos días.

Algunos políticos, medios de comunicación y los propios neoyorquinos, especialmente los de la zona de Staten Island --salida del maratón y una de las áreas más afectadas por el temporal--, habían criticado la decisión del Ayuntamiento de mantener la carrera, al entender que la ciudad tiene otras prioridades. Alrededor de 1,2 millones de viviendas y negocios seguían este viernes por la tarde sin suministro eléctrico.

Bloomberg había defendido horas antes de la cancelación definitiva la conveniencia de seguir adelante con el evento deportivo, considerando que la mejora en el transporte y la previsible vuelta de la luz a la mayoría de Manhattan antes de este viernes por la noche permitiría que un gran número de policías y otros funcionarios quedasen libres para implicarse en el maratón del domingo.

"Si pensase que estamos quitando recursos" de los trabajos de emergencia, "no lo haría", añadió el alcalde, quien desmarcó los esfuerzos de reconstrucción tras la tormenta de uno de los eventos más característicos de Nueva York.

Bloomberg, político independiente, recalcó que el maratón daría a la gente "algo que celebrar en una semana que ha sido bastante sombría", al tiempo que supondría una inyección económica para Nueva York.

EL SANDY SE COBRA LA VIDA DE 106 PERSONAS

El paso del huracán "Sandy" por Estados Unidos se ha cobrado ya 106 vidas, de acuerdo con el último balance publicado por la cadena CNN, lo que eleva el balance total, incluida su travesía por el Caribe, a 175 fallecidos.

Las autoridades estadounidenses se han volcado en su intento de restaurar la normalidad en las áreas más afectadas, entre ellas los estados de Nueva Jersey y Nueva York, en éste último donde se han producido la mayoría de las muertes, 41 según la Policía neoyorquina.