El Rey Alberto II nombra primer ministro belga al líder socialista Elio di Rupo

El rey Alberto II nombra al nuevo gobierno belga de Elio Di Rupo
El rey Alberto II nombra al nuevo gobierno belga de Elio Di Rupo |Telemadrid

El rey Alberto II de Bélgica ha aprobado el nombramiento como primer ministro del líder de los socialistas francófonos, Elio di Rupo, y la composición del nuevo Gobierno de coalición, que estará formado por 13 ministros y seis secretarios de Estado.

La Casa Real ha confirmado en un comunicado el fin de año y medio de crisis en Bélgica con la aprobación de Di Rupo y su Gobierno, formado por ministros de seis partidos: liberales, socialistas y democristianos de ambos lados.

Se espera que los nuevos ministros presten juramente ante el Rey este martes por la tarde y que el debate de investidura se celebre esta misma semana.

En el Ejecutivo permanecerán algunos de los que ya ocupan una cartera con el primer ministro en funciones, Yves Leterme, como por ejemplo el liberal francófono Didier Reynders, actual responsable de Finanzas, y el democristiano flamenco Steven Vanackere, ministro de Exteriores.

Sin embargo, en esta legislatura Reynders pasará a ser ministro de Exteriores y Vanackere se ocupará de la cartera de Finanzas. Ambos ostentarán rango de viceprimer ministro, al igual que el socialista flamenco y nuevo ministro de Economía, Johan Vande Lanotte, la democristiana francófona Joëlle Milquet y nueva ministra del Interior; la socialista francófona Laurette Onkelinx, que pasa a ser responsable de Asuntos Sociales y Sanidad y el nuevo titular de Pensiones, el liberal flamenco Vicent Van Quickenborne.

El democristiano flamenco y actual titular de Defensa, Pieter De Crem, se queda en su caso al frente de la cartera, mientras que el socialista francófono y actual titular de Energía en funciones, Paul Magnette, pasará a ser ministro de Empresa Pública.

El liberal flamenco (Open Vld) Vincent Van Quickenborne asume la cartera de Pensiones y se queda con un puesto de viceprimer ministro y su compañera de partido Annemie Turtelboom asume la cartera de Justicia. A su vez, la liberal francófona Sabine Laruelle asume la cartera de Agricultura y su compañero de partido Olivier Chastel se convierte en ministro de Presupuesto. La nueva ministra de Empleo será la socialista flamenca, Monica De Coninck.

El acuerdo ha llegado tras meses de duras negociaciones para pactar una profunda reforma del Estado que diera más competencias a las regiones, un requisito previo irrenunciable para el lado flamenco. También ha complicado los avances en las conversaciones una reforma fiscal y la aprobación de unos presupuestos para 2012 que incluyen importantes recortes en el gasto público para hacer frente a los compromisos de déficit asumidos con la Unión Europea.

Entre tanto, Bélgica ha visto cómo los principales partidos del país acordaban dejar fuera del nuevo Gobierno a la fuerza más votada en los comicios de junio de 2010, la secesionista Nueva Alianza Flamenca (N-VA) de Bart de Weber, al que muchos acusaron de querer boicotear las negociaciones.