Renzi dice que al menos son 120 los muertos en el terremoto en el centro de Italia

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, dijo hoy que son "al menos 120 los muertos" y 368 las personas heridas tras el terremoto que en la madrugada afectó a varios pueblos del centro del país. "Italia es hoy una familia golpeada, pero que no se detiene", dijo Renzi, durante una comparecencia desde Rieti donde acudió para seguir la emergencia, en la que precisó que esas cifras se referían a las víctimas de las localidades de Amatrice y Accumoli. Además decenas de personas siguen aún desaparecidas tras el terremoto de 6 grados en la escala Ritcher ocurrido de madrugada en el centro de Italia.

Se sigue excavando en busca de supervivientes tanto en Amatrice, Accumoli y Arquata, los tres pueblos más afectados y que según los alcaldes han sido completamente destruidos.

Durante la mañana se han podido rescatar a decenas de personas que habían quedado atrapadas en los escombros de sus casas en las que dormían.

Renzi explicó que ya desde mañana jueves se reunirá el Consejo de Ministros para adoptar las primeras decisiones para ayudar a los territorios y aseguró que "la emergencia tendrá que ser gestionada en un largo periodo y deseó "que todos estén a la altura de este desafío".

Renzi detalló que de los fallecidos, 86 se han producido en las localidades de la región de Lazio, entre ellas la de Amatrice la más afectada por el seísmo, mientras que 34 se han contabilizado en los municipios de la región de Las Marcas. Explicó que este número está destinado a subir ya que hay decenas de desaparecidos y especificó que es muy difícil saber el número de personas que pueden seguir bajo los escombros ya que en estas poblaciones se llenan en verano con los turistas.

El alcalde de Amatrice, Sergio Pirozzi, ya había explicado que al menos 64 personas han muerto en Amatrice y que cientos se encuentra aún desaparecidas.

El alcalde de Accumoli, Stefano Petrucci, informó de que entre las víctimas de su localidad, Accumoli, figura una familia completa: Andrea Tuccio y su mujer Graziella Torroney sus dos hijos, Riccardo y Stefano, de 8 años y siete meses, que tras horas de búsqueda fueron encontrados muertos entre los escombros de su casa.

En su comparecencia, Renzi explicó que las localidades más afectadas son las de Amatrice, Accumoli y Pescara del Tronto, donde se han concentrado casi todas las víctimas.

UNA VICTIMA MORTAL SERÁI ESPAÑOLA, SEGÚN CRUZ ROJA

Una ciudadana española está entre las personas que han perdido la vida en la localidad de Illica por el terremoto registrado en el centro de Italia, confirmaron hoy a Efe en el lugar fuentes de la Cruz Roja italiana. Las fuentes precisaron que se recuperaron cinco cadáveres en el lugar, entre ellos los de la española -que vivía en Illica con su pareja- y de una mujer anciana. Según explicaron algunos de los habitantes del pueblo y de la Cruz Roja, la española tendría unos 25 años y se acababa de casar con un italiano residente en este pequeño municipio.

La periodista Sabrina Fantauzzi que se encontraba en Illica en el momento del terremoto confirmó a diferentes medios de comunicación italianos que, entre las víctimas, se encontraba una chica española que estaba casada con su primo.

Fuentes diplomáticas no quisieron confirmar aún el fallecimiento de la ciudadana española, ya que se encuentran a la espera de la comunicación oficial por parte de las autoridades italianas.

Mientras, prosiguen las labores de búsqueda de los supervivientes en esa pequeña localidad, ubicada a unos diez kilómetros de Accumoli y a unos treinta de Amatrice, las más afectadas por el seísmo.

A LAS 3,36 DE LA MADRUGADA

El terremoto que se produjo a las 03.36 hora local (01.36 GMT) cerca de la población de Accumoli, en la provincia de Rieti, y su epicentro se situó a tan solo 4 kilómetros de profundidad, según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia. Pero la atención de ahora de la Protección Civil, que coordina las tareas de rescate y de ayuda, es la de alojar a las miles de personas que se han quedado sin hogar.

Según Protección Civil, ya se han instalado cuatro campos con tiendas, cocina y baños en varios puntos de la zona con una capacidad cada uno de 250 personas.

Postiglione explicó que las unidades móviles de otras regiones se están desplazando a las localidades afectadas para brindar apoyo y que están listos para actuar de acuerdo a las peticiones que lleguen de la zona.

Entre las solicitudes, apuntó que el alcalde del municipio cercano de Montegallo ha reclamado tiendas de campaña para sus habitantes porque no quieren volver a sus casas a pasar la noche por seguridad.

La responsable añadió que las regiones limítrofes están también disponibles para acoger a esas personas que no tienen dónde dormir.

Se espera que más de 800 personas, sobre todo especialistas, sean destinadas durante la jornada para trabajar en las labores de emergencia, según las autoridades.

RENZI TRAS EL TERREMOTO: "NO DEJAREMOS A NADIE SÓLO, A NINGUNA FAMILIA"

El presidente del Gobierno, Matteo Renzi, aseguró que se trabaja para "no dejar a nadie sólo, a ninguna familia" tras el terremoto de 6 grados en la escala Ritcher ocurrido hoy en el centro de Italia. Renzi compareció en la sede de Gobierno para agradecer a todos los italianos que están colaborando en las tareas de rescate de las personas atrapadas. "No dejaremos a nadie solo, a ninguna familia. Nos tenemos que poner a trabajar", dijo Renzi en una breve declaración.

El primer ministro italiano dedicó su mensaje a todas las personas que están ayudando para salvar vidas humanas tanto la Protección Civil como el resto de cuerpos que están ayudando. Hizo referencia expresa a quienes "excavan con sus propias manos". "Italia llora a sus compatriotas y muestra a todo el mundo las lágrimas y el grande corazón de sus voluntarios, de la Protección Civil y de las instituciones". Para Renzi, la prioridad es ahora "excavar para poder salvar vidas de entre las escombros".

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, visitó por la tarde a los equipos de emergencia desplegados en la localidad de Amatrice, una de las más afectadas por el terremoto que ha sacudido esta madrugada el centro de Italia.

Renzi aterrizó en helicóptero a las afueras del polideportivo municipal, donde saludó al personal de Protección Civil y demás voluntarios implicados en las labores de rescate. Estuvo acompañado del ministro italiano de Infraestructuras, Graziano Delrio, y el jefe de Protección Civil, Fabrizio Curcio, entre otros, mientras iba agradeciendo los esfuerzos de las personas allí presentes. Durante la visita tuvo tiempo de dialogar con algunos de los voluntarios, incluido personal de la Cruz Roja.

Renzi explicó que hay una fuerte colaboración entre los hospitales para atender a los heridos y también se ha puesto en marcha un servicio de psicólogos para atender a los familiares de los heridos y a los damnificados. "Queremos una reconstrucción verdadera para que los habitantes de estos pueblos puedan seguir manteniendo su comunidad y conserven el pasado de estas localidades, un pasado maravilloso que no puede quedar perdido", aseguró el primer ministro.

Por el momento, el Gobierno italiano ha destinado 234 millones de euros para la emergencia inmediata, según informó el Ministerio de Economía y Finanzas en un comunicado, pero además se han activado numerosos números para recoger dinero para apoyar a la Protección Civil.

El Ejecutivo italiano señaló en un comunicado que las banderas nacional y europea de los edificios públicos ondearán a media asta hoy y mañana en memoria de las víctimas del terremoto.

CONDOLENCIAS INTERNACIONALES

El presidente de Italia, Sergio Mattarella, y el primer ministro, Matteo Renzi, han recibido numerosas condolencias de los líderes internacionales, que también han ofrecido ayuda a Italia, como han hecho ya las autoridades de Alemania, España, Bélgica u Holanda, entre otros.

Los Reyes Felipe y Letizia han enviado un telegrama al presidente de Italia, Sergio Mattarella, en el que expresan su "dolor" por la "trágica pérdida de vidas humanas" que ha provocado el terremoto. "Quiero unirme al dolor del pueblo italiano y enviaros en mi nombre, en el del Gobierno y en el del pueblo español nuestro más profundo sentimiento de pesar. Junto a la Reina deseo expresar nuestro apoyo y solidaridad a todas las familias de los fallecidos y nuestros mejores deseos de una pronta recuperación de los heridos y de las zonas afectadas", escribe Felipe VI.

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha enviado un telegrama al primer ministro italiano, Matteo Renzi, en el que le ofrece la ayuda de España para paliar las consecuencias del terremoto. "En un momento tan triste, Italia puede contar con la solidaridad y la amistad del pueblo español, y cualquier ayuda que pueda considerar útil a fin de paliar las consecuencias de tan devastador terremoto", ha expresado el líder del Ejecutivo.

Las instituciones europeas han mostrado también la disposición de la Unión Europea (UE) a apoyar a Italia y el comisario europeo de Ayuda Humanitaria, Christos Stylianides, manifestó que el Centro de Coordinación de la Comisión Europea para Emergencias sigue el desarrollo de los acontecimientos con atención y ha permanecido en contacto con las autoridades italianas durante la noche. "Por el momento, Italia ha pedido que el programa Copernicus proporcione mapas vía satélite para realizar la evaluación de daños del área afectada", explicó Stylianides sobre una demanda a la que Bruselas ya ha dado una respuesta positiva.

Esta mañana el papa Francisco ha cancelado la audiencia general de este miércoles y ha pedido oraciones por los afectados. "Había preparado la catequesis de hoy como para todos los miércoles de este Año de la Misericordia, sobre el argumento de la cercanía de Jesús. Pero ante las noticias del terremoto que ha golpeado el centro de Italia, devastando enteras zonas y dejando muertos y heridos, no puedo hacer otra cosa que expresar mi gran dolor y mi cercanía a todas las personas presentes en los lugares golpeados por los temblores, a todas las personas que han perdido a sus familiares y que ahora están compungidos por el miedo y el terror", ha comentado el pontífice.