Rebeldes libios amplían una semana el ultimátum a Sirte

Libia, rebeldes en Trípoli
Libia, rebeldes en Trípoli |Telemadrid

Los rebeldes libios han decidido ampliar en una semana el ultimátum dado hasta el próximo sábado por el Consejo Nacional Transitorio (CNT) para que los "gadafistas" de Sirte se rindan, dijo hoy a Efe una fuente militar en Bengasi.

Un oficial de las fuerzas rebeldes, que se identificó como Hamza, señaló que han recibido la orden de un consejero del presidente del CNT, Mustafa Abdulyalil, aunque todavía no se ha producido un anuncio oficial.

Hamza afirmó desconocer el motivo de la decisión y destacó que la situación en Sirte, ciudad natal del coronel Muamar el Gadafi, en paradero desconocido, es hoy tranquila.

Anteriormente, el portavoz militar de los rebeldes, coronel Ahmad Omar Bani, había apuntado que se estaban llevando a cabo negociaciones para la rendición de la ciudad, situada a 370 kilómetros al oeste de Trípoli.

"Nosotros queremos que todos los leales a Gadafi permanezcan vivos y les dejaremos marchar, pero ellos no quieren abandonar, creen que los mataremos, no entienden la nueva cultura que tenemos del perdón", dijo Bani a Efe el martes pasado.

Ese día, Abduyalil dio un plazo hasta el próximo sábado a las ciudades que continúan fieles a Gadafi, entre ellas Sirte, para que se rindieran de manera pacífica y amenazó con recurrir a la fuerza militar si esa rendición pacífica no se producía.

Gadafi: "Aunque no escuchéis mi voz continuad la resistencia"

Por su parte, el coronel Muamar al Gadafi pidió hoy a sus seguidores que continúen la resistencia contra las fuerzas rebeldes, aunque no escuchen su voz, tal y como adelantó el canal emiratí Al Arabiya.

Según el canal, Gadafí dirá estas palabras en un mensaje sonoro que emitirá en unos minutos el canal sirio internacional Al Rai.

Asimismo, según el canal, en el que es su cuarto mensaje desde la caída de Trípoli hace unos diez días en manos de las fuerzas insurgentes, Gadafi arengará a sus seguidores a "una batalla larga" y "a prender Libia" y afirmará que existen diferencia entre las filas rebeldes y la OTAN.

Ya el pasado 25 de agosto el coronel instó a los libios a que combatieran a los rebeldes para liberar Trípoli.

"No teman a los infieles. Liberen Trípoli. Que salga toda la gente y avancen hacia Trípoli. Luchen calle por calle y combatan", dijo entonces Gadafi en un mensaje de audio retransmitido también por el canal internacional de televisión sirio Al Rai.

Asimismo, pidió que "todas las tribus libias" están armadas, y les pidió que continúen la "lucha dura y violenta y tiendan emboscadas a los agentes", en alusión a los rebeldes.

En su alocución, interrumpida súbitamente sin previo aviso, explicó que las tribus de Sirte y Bani Walid -dos regiones aún en manos de los gadafistas- "están armadas y no podrán ser sometidas".

"Nosotros no somos mujeres para entregarnos, continuaremos luchando", señaló en la grabación Gadafi, que se encuentra en paradero desconocido tras la caída de Trípoli en manos de los rebeldes.

Gadafi dijo que "hay discrepancias entre la alianza de la agresión (la OTAN) y sus agentes (los rebeldes)", por lo que ahora mismo "existe un equilibrio, pues todas las tribus están armadas".

"La OTAN se derrumba y sus agentes también se derrumban. El colonialismo es odiado en todos los pueblos del mundo, debe terminar y está condenado a la desaparición", dijo.

Asimismo, amenazó con "una guerra prolongada, si es que (los rebeldes) la desean prolongada".