Rajoy pide un "esfuerzo" con la deuda de los países que cumplen sus compromisos

Rajoy y Hollande analizan "la situación de la zona euro y las políticas de crecimiento
Rajoy y Hollande analizan "la situación de la zona euro y las políticas de crecimiento |Telemadrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha descartado "a fecha de hoy" solicitar ayuda al fondo de rescate de la UE para sanear la banca española, al considerar que el sector financiero español "no está en tela de juicio". "A fecha de hoy no hay ningún interés de acudir al fondo de rescate de la UE ni de ninguna otra institución", aseguró Rajoy en rueda de prensa junto a su homólogo de Francia, Francois Hollande, quien precisamente había animado el pasado fin de semana a España a acudir al fondo de rescate para recapitalizar la banca.

En este sentido, el líder del Ejecutivo consideró que existen "instrumentos más rápidos" que estos fondos de rescate para solventar los problemas de liquidez que afrontan los países periféricos. Eso sí, el presidente anticipó que "es probable" que la banca requiera de "alguna cantidad no muy importante" para recapitalizarse tras el examen de los evaluadores independientes sobre la situación del sector en los próximos meses.

Rajoy se afanó en defender la solvencia de las entidades financieras españolas e incidió en lanzar el mensaje de que la banca española no se puede poner en tela de juicio "porque no lo está".

TRANSPARENCIA DE "PRIMER ORDEN" EN LA BANCA

El presidente se congratuló así de que España está realizando un ejercicio de transparencia "de primer orden" con las entidades financieras y puso en valor las dos reformas financieras impulsadas por su Ejecutivo para despejar las "dudas" y para que "nadie pueda pensar lo que no es".

En cuanto a la implantación de una tasa financiera, Rajoy se mostró partidario, si bien condicionó su postura a que no conlleve un incremento en las comisiones bancarias a los clientes particulares. Además, el presidente subrayó que esta medida de gravar las operaciones financieras no debería implementarse en "uno o dos" países de la UE, por lo que reclamó una acción coordinada. "Sería bueno que una tasa financiera se aprobara por una mayoría de países", indicó.

ESFUERZO CON LA DEUDA

El presidente del Gobierno ha avanzado que pedirá en la cumbre de la UE de esta noche un "esfuerzo" para sostener la deuda de los países que están cumpliendo sus compromisos, entre ellos España, ya que los altos diferenciales de los bonos están poniendo en riesgo la utilidad de las medidas emprendidas. Rajoy ha recalcado que "Europa tiene que dar una respuesta porque no se puede vivir así (con altas primas de riesgo) mucho tiempo".

De este modo, tras confirmar el compromiso de España con los objetivos de déficit, ha señalado que "se trata de disipar cualquier duda sobre el euro" y, además, trabajar con unidad en el seno de la UE para lograr una "mayor integración fiscal y política".

HOLLANDE DESTACA EL ESFUERZO DE ESPAÑA

El presidente de Francia, Francois Hollande, ha destacado el "importante esfuerzo" que está llevando a cabo España al tiempo que ha subrayado las "posturas convergentes" que los dos países mantienen en cuestiones como la importancia de inyectar liquidez al sistema financiero europeo y dar respuesta a la necesidad de combinar políticas de control del déficit y de crecimiento. "Tenemos posturas convergentes, aunque no en todos los temas" indicó Hollande al comienzo de la rueda de prensa ofrecida por los dos mandatarios tras un encuentro bilateral previo a la cumbre informal de líderes europeos.

En este sentido, el presidente galo destacó la importancia de inyectar liquidez en el sistema financiero europeo y conseguir la "consolidación de todos los bancos europeos".

Asimismo, Hollande señaló que buscará en el encuentro de líderes europeos un pacto de crecimiento además de lo que existe ya en materia de control presupuestaria, así como para alcanzar una mayor protección frente a los especuladores y proporcionar liquidez a los mercados.

CUMBRE INFORMAL EN BRUSELAS

Tras su estancia en París, Rajoy viajará a Bruselas para participar en una cumbre informal de la UE, preparatoria del Consejo Europeo de finales de junio. En la agenda figuran temas como el debate sobre las políticas nacionales que está realizando cada país; un informe de la Comisión Europea sobre los programas de estabilidad; la Carta de los 11 que suscribió España a favor de reformas estructurales para el crecimiento económico; o la situación de Grecia. Rajoy defenderá en esa cena con los líderes de la UE el control del déficit público, las reformas estructurales que ha puesto en marcha y la estabilidad financiera. Además, hará hincapié en la necesidad de que los líderes europeos expresen con claridad su voluntad decidida de defender el euro.

Según el Gobierno, eso implica que el BCE reaccione comprando deuda de aquellos países sometidos a ataques especulativos, más aún si esos países están cumpliendo con las reformas que sus socios esperan de ellos. Ante la petición del líder socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que el Gobierno defienda en la cumbre de Bruselas la creación de eurobonos, Rajoy ya ha asegurado que los eurobonos necesitarán "un debate" y "un tiempo". Pero en su opinión, lo más urgente es resolver los problemas de estabilidad financiera, de forma que cuando un país tenga un vencimiento de deuda pueda refinanciarlo, algo que se puede hacer en 24 horas y sin grandes debates.

SIN NECESIDAD DE AYUDA DEL FONDO DE RESCATE

Además, el jefe del Ejecutivo defenderá en el Consejo Europeo la reforma del sistema bancario y sostendrá que no es necesaria ayuda del fondo de rescate pese a que en Bruselas hay dudas de que tenga recursos públicos suficientes.

Hace unos días, el presidente español puso en duda que el presidente francés aconsejara a los bancos españoles acudir a los fondos europeos: "No creo que el señor Hollande haya dicho eso porque, lógicamente, no sabe cómo están los bancos españoles", manifestó.

CUMBRE HISPANO-FRANCESA A FINALES DE 2012

El jefe del Ejecutivo español, Mariano Rajoy, y el presidente francés, Franois Hollande, han acordado celebrar una cumbre hispano-francesa en el último trimestre de este año, según han anunciado ambos mandatarios.

En una rueda de prensa conjunta tras la reunión que han mantenido en el Palacio del Elíseo, Rajoy ha señalado que en esa cumbre se tratarán asuntos que sean de "interés" para los dos países y que pueden servir para "mejorar la situación de los ciudadanos".

COLABORACION EN POLITICA ANTITERRORISTA

Asimismo, Rajoy ha agradecido al presidente francés su ayuda en materia antiterrorista y ha recordado el próximo 29 de mayo el ministro de Interior francés, Manuel Valls, acudirá a España y será recibido "como se merece".

"Después de su elección como presidente, le llame para felicitarle y me dijo que Francia iba a seguir colaborando con todos sus medios en la lucha contra el terrorismo", ha recordado el presidente español.

Por su parte, el mandatario francés ha asegurado que en la reunión que han mantenido este martes en el Palacio del Elíseo también han hablado de seguridad, que será una de las "preocupaciones comunes" de los dos países en los próximos meses.