Rajoy pide a May un 'brexit' rápido y que mantenga una buena relación con la UE

El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, trasladó a su homóloga británica, Theresa May, que el brexit debe hacerse con rapidez, tratando de mantener buenas relaciones entre la UE y el Reino Unido y sin perjudicar a los españoles que viven en ese país ni a los británicos que residen en España.

Rajoy y May se entrevistaron durante veinte minutos en el Palacio del Gran Maestre de La Valeta, donde se celebra la cumbre extraordinaria de líderes de la Unión Europea, en un encuentro del que no hubo fotografías ni imágenes de televisión a petición expresa de la jefa del Gobierno británico.

En la entrevista, según fuentes españolas, no se habló de la situación de la colonia británica de Gibraltar ante el brexit ni de las primeras decisiones que está adoptando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con quien se entrevistó May recientemente en Washington.

La reunión se dedicó íntegramente a hablar de la próxima salida del Reino Unido de la UE y, según las fuentes, May reiteró a Rajoy su intención de solicitarla formalmente a Bruselas antes de que acabe marzo.

Pero no precisó si, tal como se ha barajado, podría hacerlo coincidiendo con el Consejo Europeo que se celebrará en la capital belga el día 9 de ese mes. Además, le explicó cómo se encuentra el proceso del brexit en el Parlamento británico.

Por su parte, el presidente del Gobierno español le trasladó que la posición europea sigue siendo la misma, establecer unas líneas generales para la negociación y remitir la ejecución de la misma al encargado de la UE para ese proceso, Michel Barnier.

Además, le expuso que esa negociación debe desarrollarse con rapidez, "con aproximaciones constructivas y en positivo" y pensando en no perjudicar los intereses de los ciudadanos españoles que viven en el Reino Unido ni los de los británico que residen en España. Rajoy garantizó que la posición española irá en todo momento en concordancia con el resto de países de la Unión Europea y, por tanto, no habrá negociaciones bilaterales.

OFRECE A TRUMP LAS "MEJORES RELACIONES POSIBLES" PERO ADVIERTE QUE LA UE DEFENDERÁ SU "IDENTIDAD"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, subrayó la disposición de la UE a mantener las "mejores relaciones posibles" con el presidente de EEUU, Donald Trump, si bien dejó claro que los líderes de los Estados miembros defenderán "en todo momento" la "identidad" y la "cohesión" europea.

La llegada de Trump a la Casa Blanca y sus posicionamientos acerca de la Unión Europea han agitado los cimientos los organismos comunitarios hasta tal punto que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha llegado a admitir que el presidente de EEUU es una "amenaza" para Europa.

La más que probable designación de Ted Malloch como embajador de EEUU ante la UE ha provocado que la Eurocámara le haya declarado 'persona non grata' por sus distintas manifestaciones contrarias al proyecto europeo. Éste ha augurado el final del euro e ironizado con que ayudará a destruir la Unión Europea. Ante esta situación, el jefe del Ejecutivo dejó claro que las relaciones con EEUU deben basarse en varios principios.

Entre ellos, destacó el esfuerzo por mantener las "mejores relaciones posibles" con la Administración de Trump, ya que ambos bloques comparten principios y valores como la defensa de la democracia y el respeto a los derechos humanos. "Somos socios estratégicos desde hace mucho y así debemos seguir. La UE quiere mantener las mejores relaciones posibles con EEUU", sentenció.

Rajoy, además, se mostró partidario de ampliar el campo de acción en la colaboración con EEUU al ámbito de la lucha contra el terrorismo yihadista.

DEFENSA VALORES EUROPEOS

A pesar de la buena voluntad expresada por los líderes comunitarios, advirtió de que Bruselas trabajará "en todo momento" por defender la "identidad" y la "cohesión europea", lo que le permitió aseverar que Europa debe tener "una sola voz clara y una voz comprometida con los valores que encarnan el proyecto europeo".

En un mensaje tácito a las medidas migratorias y económicas aprobadas por Trump, el jefe del Ejecutivo reafirmó el compromiso de la UE en materia de refugiados y con el libre comercio. "Nos gustaría que saliera adelante el convenio que lleva tiempo negociándose con EEUU (por el TTIP) y vamos a trabajar y dar impulso a convenios con Mercosur o con países como Chile o México", comentó.

La figura del nuevo inquilino de la Casa Blanca estuvo presente en esta cumbre, hasta el punto de Rajoy reconoció que "hasta ahora no se había fijado una posición por parte de todos" los Estados miembro. "Creo que lo que hemos acordado es muy razonable", exclamó.

Rajoy no quiso elevar el tono contra Trump ni censurar explícitamente las últimas decisiones tomadas por éste, lo que le llevó a ceñirse al siguiente mensaje: "lo importante es preservar la identidad europea pero, dicho esto, queremos tener unas buenas relaciones con EEUU como siempre lo hemos querido. Creo que eso es lo más sensato, razonable y a ello nos vamos a aplicar".

Preguntado si considera a Trump y a sus políticas una amenaza para Europa, rehusó pronunciarse e insistió en que lo "importante" es que la Unión Europea defenderá "con personalidad" su "unidad", "cohesión" y "voluntad de integración", atenderá los problemas de sus ciudadanos y se esforzará por mantener las "mejores relaciones posibles con quien quiera tenerlas con nosotros, pero preservando aquello que es nuestro, lo que pensamos y amamos".

Por otro lado, confirmó que ha mantenido una conversación con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, en la que incidió en la necesidad de reforzar el tratado de libre comercio con la UE. Aprovechó para reiterar el apoyo y solidaridad de España con México, dos países unidos por "toda suerte de lazos".