Rajoy y Hollande piden agilizar el pacto de crecimiento y la unión bancaria

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente francés, François Hollande, han acordado este miércoles durante la cumbre hispano-francesa que exigirán en el Consejo Europeo que se celebra la semana que viene agilizar la puesta en marcha del pacto de crecimiento y de la unión bancaria, según han informado fuentes de Moncloa. La unión bancaria, cuyo primer paso es convertir al Banco Central Europeo (BCE) en supervisor único, es un "objetivo fundamental" para España, según las fuentes. Se trata de la condición previa para que el rescate bancario de hasta 100.000 millones de euros prometido por el Eurogrupo no compute como deuda pública.

Tanto el pacto de crecimiento, que prevé movilizar 120.000 millones de euros en inversiones a corto plazo para reactivar la economía, como la unión bancaria se acordaron en el anterior Consejo Europeo de finales de junio. Sin embargo, Alemania, Finlandia y Holanda han cuestionado posteriormente estos acuerdos. Rajoy y Hollande pedirán en la cumbre del 18 y 19 de junio que se respete.

Los dos mandatarios han coincidido también en reclamar que se mantenga el presupuesto para la política agrícola común en el próximo marco financiero de la UE para el periodo 2014-2020. España y Francia son los dos principales beneficiarios de estas ayudas, mientras que Reino Unido y los países nórdicos reclaman que se recorten. La presidencia chipriota pretende alcanzar un acuerdo en una cumbre extraordinaria convocada para el 22 y 23 de junio.

COLABORACION CONTRA ETA

La cumbre hispano-francesa ha servido además para constatar el "excelente momento" de cooperación entre los dos países en la lucha contra ETA. Los dos ministros del ramo, Jorge Fernández Díaz y Manuel Valls, han coincidido en que "se mantendrá la vigilancia y la guardia alta" frente a la banda terrorista. También se ha firmado un acuerdo de colaboración en materia de lucha contra la droga.

En cuanto a las infraestructuras, España y Francia han confirmado el objetivo de que la conexión ferroviaria de alta velocidad entre Figueras y Perpiñán empiece a funcionar durante el primer semestre de 2013. También se han comprometido a acelerar las obras del corredor ferroviario atlántico y de la autopista del mar Vigo-Nantes. Por lo que se refiere a la política exterior, Madrid y París coinciden en su preocupación por la situación en el Sahel y defienden una mayor implicación de la UE.

Aprovechando el buen momento que atraviesan las relaciones entre España y Francia, Rajoy y Hollande se han comprometido a recuperar el carácter anual de las cumbres bilaterales, la última de las cuales se celebró en 2009. En la reunión de este miércoles entre los dos presidentes ha estado presente también el primer ministro galo, Jean Marc Ayrault.