Al Qaeda ejecuta a dos personas en el Yemen acusadas de espiar para EEUU

Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA) ejecutó a un ciudadano saudí y a otro yemení acusados de espiar para EEUU en el sureste del Yemen, un día después de que el grupo terrorista anunciara la muerte de su líder Naser al Wahishi en un bombardeo estadounidense.

Según informó un testigo a Efe por teléfono desde la provincia de Hadramut, los extremistas mataron a tiros a los dos hombres ante un gran número de personas en Al Mukala, capital de la región.

Las dos víctimas fueron acribilladas en el mismo lugar en el que Al Wahishi murió el viernes pasado junto a dos de sus compañeros en un ataque de un avión no tripulado estadounidense. La organización yihadista los encontró culpables de proporcionar información a los estadounidenses sobre el lugar donde se encontraba Al Wahishi.

Otro habitante de Al Mukala, que se identificó como Rashid bin Auad, explicó a Efe que los yihadistas colgaron los dos cadáveres del principal puente de la ciudad, bajo el control de AQPA desde abril pasado. Ayer, en un vídeo difundido en páginas web yihadistas, Al Qaeda confirmó el asesinato de Al Wahishi y reveló que su sustituto es el hasta ahora jefe militar del grupo, Qasem al Rimi.

El fallecido dirigente de AQPA, estrecho colaborador de Osama bin Laden, lideró una serie de sangrientos ataques contra instalaciones gubernamentales y de seguridad en el Yemen y fue incluido en la lista de terroristas de EEUU en enero de 2010.

AQPA, que reivindicó en enero pasado el ataque terrorista contra la sede del semanario francés Charlie Hebdo, es considerada por Washington la rama más activa y peligrosa de Al Qaeda. Desde hace años, Estados Unidos respalda a las autoridades del Yemen en su lucha contra los extremistas con bombardeos selectivos de aviones no tripulados.

NUEVE MUERTOS EN UN ATENTADO SUICIDA EN SOMALIA

Al menos nueve personas murieron y tres resultaron heridas, entre ellas varios soldados de la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM), en un atentado suicida en la región somalí de Galgadud (centro), informó a Efe el gobernador en la zona, Mohamed Irfo.

Cuatro suicidas, presuntamente pertenecientes al grupo terrorista Al Shabab, atacaron la Conferencia de Formación del Estado de Adado, que se celebraba en Galgadud, en la zona central del país. Los terroristas, con coches bomba, trataron de acceder al recinto donde se celebraba la conferencia, pero fueron abatidos por las fuerzas de seguridad.

El grupo terrorista Al Shabab, brazo armado de Al Qaeda en el cuerno de África y cuyo fin es imponer un Estado islámico de corte wahabí en Somalia, ha reivindicado la autoría del ataque. El portavoz del grupo, Sheikh Abdiaziz Abú Musab, defendió el "éxito" de la misión, ya que -según afirmó- entre las víctimas se cuentan varios soldados etíopes de las fuerzas de AMISOM.

Una fuente de seguridad de la conferencia confirmó a Efe que todos los delegados presentes en el evento fueron localizados y se encuentran fuera de peligro. Este atentado tiene lugar el primer día del ramadán, mes sagrado para los musulmanes y durante el que los fieles no pueden comer, beber, fumar ni mantener relaciones sexuales desde el alba hasta el ocaso.

Abú Musab amenazó con aumentar los atentados durante este mes añ señalar que "he ordenado a todos los muyahidines (soldados de la Yihad) que comiencen la lucha y se inmolen en las áreas controladas por el Gobierno". Al Shabab ha cometido numerosos atentados terroristas contra políticos de alto nivel y representantes gubernamentales en Somalia, donde todavía controla parte del territorio.