Prosiguen los bombardeos en los barrios rebeldes de Alepo

Civiles atrapados en Alepo
Civiles atrapados en Alepo |Telemadrid

Los bombardeos del Ejército sirio y sus aliados prosiguieron hoy en barrios asediados del este de la ciudad de Alepo, controlados por los rebeldes, aunque hasta el momento se desconoce si hay víctimas, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos.

Los ataques aéreos tuvieron como blanco los barrios de Al Firdús y Bustan al Qasr, además de otras zonas que todavía controlan los insurgentes en el oriente de la urbe, informó la ONG en un comunicado.

Asimismo, las fuerzas leales al régimen sirio continuaron lanzado cohetes en Al Firdús y en el barrio de Al Zabdia.

Poco antes de la medianoche, el área en la que se encuentra el hospital Al Hayat, en el barrio de Al Kelasa, sufrió un ataque aéreo, que causó varios heridos.

El Observatorio denunció también que aumentó a 15 la cifra de personas muertas ayer, viernes, entre ellas 4 niños y una mujer, por los proyectiles lanzados por rebeldes las zonas de Al Azamiya, Mislon, Saif al Daula, Al Hamdaniya, Dauar al Sanam, Al Ramusa y Nuevo Alepo, en el oeste de Alepo y bajo control gubernamental.

Estos ataques se producen un día después de que el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, anunciara que una delegación de su país y otra de Rusia se reunirán en Ginebra hoy, sábado, para tratar de evitar "la destrucción absoluta" de la ciudad de Alepo.

En una recepción en la Embajada estadounidense en París, Kerry señaló que el objetivo del encuentro será encontrar un plan que contemple, especialmente, una tregua, la evacuación de los civiles y la llegada de ayuda humanitaria, así como decidir la suerte de los combatientes rebeldes, según los medios franceses.

Desde el 15 de noviembre, Alepo es escenario de una ofensiva de las fuerzas armadas y sus aliados, que se han hecho con el dominio del 75 % de los distritos del este, que estaban en poder de la oposición.

REUNION EEUU Y RUSIA EN GINEBRA SOBRE ALEPO

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, anunció ayer que una delegación de su país y otra de Rusia se reunirán en Ginebra mañana, sábado, para tratar de evitar "la destrucción absoluta" de la ciudad siria de Alepo.

En una recepción en la Embajada estadounidense en París, Kerry señaló que el objetivo del encuentro será encontrar un plan que contemple, especialmente, una tregua, la evacuación de los civiles y la llegada de ayuda humanitaria, así como decidir la suerte de los combatientes rebeldes, según recogen los medios franceses.

El responsable estadounidense reconoció las discrepancias que todavía separan a Estados Unidos de los rusos, pero agregó que las posiciones ya están "cercanas" para encontrar un acuerdo.

Las palabras de Kerry llegan horas antes del comienzo de una reunión convocada mañana en la capital francesa por los países que apoyan a la oposición siria.

El ministro francés de Exteriores, Jean-Marc Ayrault, ejercerá de anfitrión de un encuentro en el que participarán, además de Kerry, el alemán Frank-Walter Steinmeier, el británico Boris Johnson y el catarí Mohamed bin Abdulrahman bin Yasim al Zani.

Los jefes de la diplomacia turca, Mevlüt Çavusoglu, y europea, Federica Mogherini, junto a representantes de Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Italia y Jordania se suman a esta cita, según la agenda presentada hoy por el Gobierno francés.

Por parte siria, acudirán el coordinador de la Comisión Suprema para las Negociaciones (CSN), órgano de la oposición siria, Riad Hiyab, y el presidente del Consejo local de Alepo, Brita Hayi Hasan.

EEEUU ENVIARA OTROS 200 MILITARES PARA COMBARIR AL DAESH

El secretario de Defensa de EEUU, Ash Carter, anunció hoy que su país enviará a unos 200 militares adicionales a Siria para apoyar a las milicias kurdo-árabes que combaten al grupo terrorista Estado Islámico (EI) en Al Raqa, considerada la capital del "califato" yihadista.

"Estado Unidos desplegará aproximadamente 200 efectivos estadounidenses adicionales en Siria, incluidos miembros de fuerzas de operaciones especiales, formadores, consejeros" y expertos en explosivos, dijo Carter en Baréin, en una conferencia organizada por el británico "International Institute for Strategic Studies".

El jefe del Pentágono precisó que estos militares se unirán a los 300 soldados de las fuerzas especiales que ya están en Siria para "continuar organizando, entrenando y equipando" a los combatientes locales para luchar contra el EI.

Cárter eligió la enfermedad del cáncer como metáfora para referirse al grupo yihadista.

El objetivo de la lucha estadounidense contra este grupo es, en primer lugar, "destruir el cáncer del EI en Irak y Siria", algo que Carter calificó de "necesario, pero no suficiente".