Prosiguen combates en la capital de Costa de Marfil tras intervención de Francia y la ONU

Los violentos combates entre los seguidores del presidente saliente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, y los del mandatario electo, Alassane Ouattara, continúan este martes en la capital económica del país, Abiyán, tras la intervención anoche de efectivos franceses y de la ONU. Según fuentes cercanas a las Fuerzas Republicanas de Costa de Marfil (FRCI), que apoyan a Ouattara, los combates son hoy especialmente intensos alrededor del campamento militar de Akouedo, cerca del distrito Riviera 3, de la comisaría de Agban, la más importante del país, y del Palacio Presidencial, en el barrio de Plateau.

Las fuerzas de la Misión de la ONU en Costa de Marfil (ONUCI) y los efectivos de la misión francesa Licorne (Unicornio) atacaron anoche con armas pesadas y helicópteros varios puntos estratégicos de Abiyán que estaban bajo control de los de Gbagbo. Tanto la base militar de Akouedo como la comisaría de Agban y el Palacio Presidencial fueron también objetivos de la ONUCI y de los efectivos de la Licorne, que, según testigos presenciales, bombardearon asimismo la residencia oficial de Gbagbo, en el distrito de Cocody.

Varias fuentes indicaron además a la agencia Efe que las FRCI de Ouattara consiguieron tras los bombardeos tomar la residencia oficial de Gbagbo, pero que él no estaba allí, aunque la información no pudo ser confirmada. Por otra parte, la emisora de la radiotelevisión estatal del país, RCI, que hasta el momento estaba tomada por fuerzas leales a Gbagbo, dejó de transmitir después de los ataques aéreos de anoche, lo que indica que las infraestructuras del medio pudieron quedar seriamente dañadas.

Mientras, el capitán Alla Kouakou, unos de los portavoces del primer ministro y ministro de Defensa del Gobierno de Ouattara, Guillaume Soro, pidió anoche a los ciudadanos de Abiyán que se quedaran en sus casas "hasta que terminen los combates".Tras el ataque masivo de anoche a las fuerzas de Gbagbo, el embajador de Costa de Marfil en Francia, Ally Coulibaly, aseguró hoy que el presidente saliente está negociando su rendición y que cree que "está con vida".

Los duros enfrentamientos de Abiyán se producen después de que Gbagbo, a pesar de la fuerte presión internacional, se haya negado durante cuatro meses a entregar el poder a Ouattara, su rival político y que según la Comisión Electoral Independiente de Costa de Marfil ganó las elecciones presidenciales del pasado noviembre.

LA ONU DESCRIBE UNA SITUACIÓN DE CAOS EN LA CAPITAL DE COSTA DE MARFIL

Las agencias humanitarias de Naciones Unidas describieron hoy una situación de caos en la capital económica de Costa de Marfil, Abiyán, con cadáveres en las calles desde hace días, hospitales cerrados, ambulancias tiroteadas y la población encerrada en sus casas. "Hay explosiones continuas por toda la ciudad; los hospitales están cerrados, no se pueden trasladar enfermos porque si las ambulancias se atreven a salir son tiroteadas; los servicios públicos no funcionan, por lo que hay decenas de cadáveres en las calles que nadie recoge", describió en rueda de prensa Elisabeth Byrs, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de Naciones Unidas (OCHA).

"El acceso a la población es imposible. Los trabajadores humanitarios también deben quedarse encerrados en sus casas por motivos de seguridad, pedimos a las partes implicadas que por favor protejan a los ciudadanos", insistió Byrs, quien definió la situación de "extremadamente preocupante".

Los portavoces describieron varios casos extremos, como el hacinamiento de 3.000 malienses que, huyendo de los combates, se han refugiado en el recinto de su embajada en Abiyán. La situación también es extremadamente difícil en la ciudad de Duékoué, en el oeste del país, donde hasta la fecha la Organización Mundial de las Migraciones (OIM) asiste a más de 25.000 desplazados internos, que buscaron refugio en los alrededores de una misión católica, y que necesitan "desesperadamente comida, agua, refugio y asistencia médica".

EL EMBAJADOR DE OUATTARA EN PARÍS DICE QUE EL EX PRESIDENTE GBAGBO NEGOCIA SU RENDICIÓN

El embajador de Costa de Marfil en Francia, Ally Coulibaly, nombrado por el presidente electo del país, Alassane Ouattara, dijo este martes que Laurent Gbagbo está negociando su rendición. En unas declaraciones a la emisora France Info, el embajador Coulibaly afirmó que, según sus informaciones sobre lo que está ocurriendo en Abiyán, capital económica del país, el expresidente Gbagbo "está en negociaciones para rendirse" desde el pasado lunes.

Afirmó además que cree que Ggagbo "está con vida", aunque reconoció que Abiyán se ha convertido en "una feria de rumores y no quiero contribuir a la desinformación"."No es demasiado tarde", agregó el embajador, quien dijo que esas negociaciones para dejar el poder parece que comenzaron el lunes.