Primer pulso entre Obama y Romney por la legalidad del matrimonio gay

Barack Obama
Barack Obama |Telemadrid

En Estados Unidos, la cúpula republicana tacha a Barack Obama de oportunista por apoyar las uniones gais.

El presidente es el primer mandatario en manifestarse a favor del matrimonio entre el mismo sexo y ha abierto un controvertido debate en el país. Su rival en las próximas elecciones presidenciales, MItt Romney, le ha respondido que el matrimonio solo puede ser la unión entre un hombre y una mujer.

OBAMA RECAUDA UN MILLÓN EN 90 MINUTOS TRAS SU APOYO AL MATRIMONIO GAY

La campaña electoral del presidente de Estados Unidos y casi seguro candidato demócrata, Barack Obama, recaudó un millón de dólares en tan sólo noventa minutos tras hacer público ayer su apoyo al matrimonio homosexual en una entrevista televisada, según informa hoy el medio digital "BuzzFeed".

La recaudación insólita precede al récord de 12 millones de dólares que se espera recaude su campaña esta noche en la exclusiva cena organizada por el actor George Clooney en Los Ángeles (California).

En poco tiempo se vendieron las invitaciones para asistir al ágape en la casa del conocido actor en el área de Studio City y se espera una especial presencia la comunidad homosexual, ya que el actor ha defendido en reiteradas ocasiones el matrimonio entre personas del mismo sexo.ç

Los homosexuales destacan entre las contribuciones económicas en la campaña electoral de Obama, según datos de "The Washington Post", que indica que una de cada seis personas que se ocupan de buscar fondos para el virtual candidato demócrata son gays declarados.

CRÍTICAS DEL CARDENAL DE NUEVA YORK

El cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, ha criticado las manifestaciones del presidente de EEUU, Barack Obama, en favor del matrimonio homosexual y ha dicho que el "único" matrimonio es entre un hombre y una mujer" y que los obispos "no permanecerán callados", informó hoy Radio Vaticano.

"El único matrimonio es entre un hombre y una mujer. No podemos permanecer en silencio frente a palabras o hechos que minarían esa institución, piedra angular de nuestra sociedad", afirmo Dolan, que es presidente también de la Conferencia Episcopal de EEUU, según señaló la radio de la Santa Sede.

OBAMA ASUME RIESGOS EN PLENO AÑO ELECTORAL

Obama se ha convertido así en el primer presidente estadounidense en respaldar públicamente el matrimonio entre personas del mismo sexo. Y esa decisión conlleva "riesgos", como recuerda el director del Centro de Investigación Pew, Andrew Kohut.

Un total de 38 estados prohíben el matrimonio homosexual en su territorio y solo en seis (Nueva York, Connecticut, Iowa, Massachusetts, Nuevo Hampshire y Vermont) y en Washington, la capital del país, es legal.

Carolina del Norte fue el último en sumarse a las prohibiciones y sus habitantes aprobaron el martes en un referendo una enmienda a la Constitución estatal que define el matrimonio exclusivamente como la unión entre un hombre y una mujer.

Estados como Carolina del Norte y Virginia fueron claves para la victoria demócrata en 2008 y lo van a volver a ser en las elecciones del 6 de noviembre. Ambos tienen aún un gran número de población socialmente conservadora que podría pasarse al bando republicano tras el anuncio de Obama.

Lo mismo puede ocurrir con los hispanos menos comprometidos y molestos con Obama por no haber cumplido su promesa de realizar una reforma migratoria, según el análisis del Centro de Investigación Pew.

La comunidad negra, otro de los pilares del apoyo demócrata junto a los hispanos, es una de las más reacias al reconocimiento del matrimonio homosexual, pero los analistas coinciden en que es poco probable que abandone a Obama.

Para Ralph Reed, un estratega republicano que encabeza la evangélica Coalición por la Libertad y la Fe, el cambio de opinión de Obama, que en 2008 expresó su apoyo a las uniones civiles entre homosexuales pero no al matrimonio, "es un regalo inesperado para la campaña" de Mitt Romney.

Y es que Reed y otros expertos anotan que la decisión del presidente puede provocar que los conservadores sociales aumenten el apoyo y los fondos para la campaña de Romney, el probable rival republicano de Obama en noviembre.

Romney reafirmó su oposición al matrimonio y a las uniones civiles entre homosexuales poco después de conocer la declaración de Obama.

"Mi punto de vista es que el matrimonio en sí mismo es una relación entre un hombre y una mujer, y esa es mi preferencia", dijo Romney en un acto en Oklahoma en el que destacó también que ha mantenido "el mismo punto de vista" durante toda la contienda por la nominación presidencial republicana, que ya tiene prácticamente asegurada.

The Washington Post sostiene, por contra, que el apoyo de Obama al matrimonio entre personas del mismo sexo puede alentar a los donantes de la campaña demócrata, ya que según un estudio del diario uno de cada seis es homosexual.

"El teléfono no ha parado de sonar" con llamadas de los donantes más importantes desde el anuncio del presidente, explicó Andrew Tobias, tesorero del Comité Nacional Demócrata.

La comunidad LGBT es una parte importante de la base demócrata, más si cabe desde que Obama abolió la norma conocida como "Tú No Preguntes y Yo No Te Cuento", que prohibía que los homosexuales que admitieran serlo formaran parte de las Fuerzas Armadas.

También lo son los jóvenes y entre ellos más de un 60 % aprueba el matrimonio homosexual, según un sondeo reciente de ABC y The Washington Post.

La opinión pública estadounidense parece haber "evolucionado" igual que lo ha hecho Obama y el porcentaje de los que creen que el matrimonio entre homosexuales debería ser legal ha pasado de un 41 % en 2004 a un 52 % este año, según la misma encuesta.