Portugal:privatizaciones y reformas extructurales a cambio de unos 80.000 millones para su rescate

El rescate de Portugal costará 80.000 millones

El rescate de Portugal ascenderá "probablemente" a 80.000 millones de euros, según estimó hoy el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, quien no obstante dijo que aún es pronto para dar cifras definitivas. Rehn hizo esta estimación tras reunirse con los ministros de Finanzas de la UE, que encargaron hoy a la Comisión Europea que comience a negociar con Portugal el "estricto" programa de consolidación fiscal que deberá acompañar al rescate del país, de cara a que pueda estar listo a "mediados de mayo". España aportará al rescate de Portugal garantías por unos 5.000 millones.

LAS NEGOCIACIONES, ENSEGUIDA

Las negociaciones comenzarán "inmediatamente" en colaboración con el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, que también participará en el programa. "La ayuda europea se dará bajo estrictas condiciones negociada con los principales partidos políticos" del país, explicó el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker. "Pedimos a todos los partidos políticos de Portugal que concluyan rápidamente un acuerdo sobre un programa de ajustes y formen un nuevo gobierno tras las próximas elecciones -que se celebrarán el 5 de junio- con completas capacidades para adoptar y poner en marcha las medidas acordadas de consolidación fiscal y reformas estructurales", dice un comunicado acordado por los ministros de Finanzas de la UE.

En cuanto a las medidas que serán exigidas a Portugal como condición para dar la ayuda, los ministros de Finanzas europeos consideran que el paquete anunciado por Portugal el 11 de marzo y que fue rechazado por el Parlamento portugués "es un punto de partida" en este sentido. Además, el plan "debería incluir un ambicioso programa de privatizaciones, que ayudará a aliviar el peso de la duda del Gobierno", según explicó Rehn.

Asimismo, Portugal deberá adoptar "un ambicioso" programa de consolidación fiscal para garantizar el futuro de sus cuentas públicas, así como adoptar reformas en el mercado laboral y de productos, fomentar la competitividad y la innovación, y tomar medidas para mantener la liquidez y solvencia del sector financiero.

En ese sentido, Rehn también adelantó que "es muy probable, de hecho es bastante claro" que el programa de asistencia financiera a Portugal deberá incluir una partida para garantizar "la liquidez y la solvencia del sector bancario" portugués, aunque declinó ofrecer cifras. "Trabajaremos en las próximas dos semanas para preparar un borrador de programa con Portugal, que será enviado a los ministros de Finanzas y puedo asumir que podremos acabar el trabajo a mediados de mayo, si todo va de acuerdo con el plan", dijo el comisario Rehn, en una rueda de prensa.

ESPAÑA CONTRIBUIRÁ CON 5.000 MILLONES DE GARANTÍA

España contribuirá al rescate de Portugal con garantías por valor de unos 5.000 millones de euros, según estimó la ministra española de Economía, Elena Salgado, quien puntualizó que el dato no es definitivo. La contribución final de España dependerá del monto a que ascienda el rescate y del equilibrio de aportaciones que se establezca entre los distintos actores de la UE y el FMI, explicó Salgado. "Nos puede corresponder una garantía del entorno de 5.000" millones de euros, declaró Salgado, quien confirmó que las cifras que baraja actualmente la Unión Europea para el rescate de Portugal se sitúan en un rango de entre los 75.000 millones y los 80.000 millones de euros.

"Nos corresponderá el 12,8 % de la cantidad que finalmente ponga el EFSF (Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, en sus siglas en inglés", según aseveró Salgado, tras estimar que este fondo de rescate creado por la zona euro deberá afrontar unos 40.000 millones de euros del total.

Salgado aclaró que esta aportación se hará en forma de garantías y que es probable que el Gobierno español tenga que acudir al Parlamento para comunicar esta concesión.

En este sentido, Salgado dijo estar muy satisfecha por el mensaje de apoyo recibido por sus socios europeos y confió en que los mercados entiendan este mensaje. Asimismo, Salgado reclamó a los partidos políticos y grupos parlamentarios que "entiendan el mensaje político" que supone el rescate de Portugal. "Portugal está aquí fundamentalmente porque el plan de ajuste que ha presentado fue rechazado por el Parlamento, un Parlamento que sabía que si rechazaba el plan de ajuste, lo que hoy estamos viviendo iba a ser imposible de superar y por lo tanto iba a tener necesidad de pedir ese rescate", razonó Salgado. "Por eso digo que, volviendo la vista atrás, es un ejercicio de responsabilidad que, aunque sea con carácter retroactivo, a mí me gustaría que se hiciera. Estuvimos en una situación difícil en mayo y la respuesta del principal partido en la oposición desde luego no fue una respuesta adecuada", dijo.

RUBALCABA : "ESPAÑA HA PASADO DE SER UNA FICHA MÁS DEL DOMINÓ A UN DIQUE INFRANQUEABLE"

Por su parte, el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, aseguraba este viernes que España ha dejado de ser una "ficha más del dominó" de los países que han ido cayendo en Europa y se ha convertido en un "dique infranqueable" tras las reformas puestas en marcha, tal y como han reconocido numerosas instituciones en la última semana. "España ha hecho lo que tenía que hacer. Hemos pasado de ser una ficha más del dominó a convertirnos en un dique infranqueable", ha señalado Rubalcaba en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde ha resaltado que este cambio "no ha sido casual", sino que se debe a la actuación del Gobierno contra la crisis.

Según el 'número dos' del Ejecutivo, las cosas han cambiado en los últimos meses, tal y como se puede constatar con las declaraciones de numerosos organismos o los editoriales de algunos de los periódicos "más influyentes" en materia económica, en referencia al último artículo publicado por el 'Finalcial Times', que alababa las reformas españolas. "No lo dice el Gobierno, que también, lo dice mucha gente", ha señalado Rubalcaba, tras insistir en que el Ejecutivo ha hecho "lo que tenía que hacer.

ESPAÑA NO NECESITARÁ ASITENCIA FINANCIERA

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, descartó hoy la posibilidad de un contagio de la crisis portuguesa a España, país que ha tomado "medidas muy valientes"."Estoy convencido de que España no necesitará asistencia financiera externa", afirmó Rehn en unas declaraciones al llegar a una reunión informal de ministros de Economía y Finanzas de los países de la zona euro.

Rehn destacó que España ha tomado "medidas muy valientes" estructurales y de consolidación fiscal, entre las que destacó la reestructuración de las cajas de ahorros. El responsable económico en el Ejecutivo de la UE subrayó además que el nivel de la deuda española "está claramente por debajo de la media de los estados comunitarios