Pedro Sánchez viaja a Malí para felicitar la Navidad a las tropas españolas

Sánchez anuncia que llevará al Congreso su proyecto de Presupuestos en enero
Sánchez anuncia que llevará al Congreso su proyecto de Presupuestos en enero

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha llegado este jueves a Mali para visitar al contingente militar de su país desplegado en ese país de África Occidental, en una visita sorpresa con la que felicitará la Navidad a las tropas españolas y en la que también tiene previsto mantener una reunión con el primer ministro, Soumeylou Boubèye Maïga.

Fuentes del Ejecutivo español han adelantado que en la reunión con el primer ministro de Mali Sánchez le propondrá un acuerdo para el retorno voluntario de inmigrantes de este país desde España.

El avión de la Fuerza Aérea Española que ha transportado al presidente español ha aterrizado en el aeropuerto de Bamako pasadas las 10.30 hora local.

El jefe del Ejecutivo español partió a primera hora de esta mañana desde Madrid para conocer el trabajo que hacen las tropas españolas dentro de la misión de la Unión Europea (EUTM Mali), dedicada a asesorar y adiestrar al ejército maliense en la lucha contra el terrorismo yihadista.

El destacamento español de esta misión tiene su base en Koulikoro y lo forman 293 efectivos

Además, Sánchez mantendrá un encuentro con miembros del contingente español del Destacamento Marfil que se trasladan a Mali con motivo de esta visita. El Destacamento Marfil tiene su base en Senegal y da apoyo aéreo a las misiones de la UE en Mali y el Sahel. España participa en él con 58 efectivos.

Un total de 3.025 militares y guardias civiles españoles participan en este momento en dieciséis misiones en el extranjero.

Cuarto año de misión

La misión de la UE va ya por su cuarto mandato, aprobado el pasado mes de mayo por un periodo de dos años, y coordina su funcionamiento con otras misiones desplegadas en la zona: la operación Barkhane liderada por Francia que lucha contra el terrorismo en el Sahel y el G5, del que forman parte cinco estados --Burkina Faso, Chad, Malí, Mauritania y Níger-- con una visión más política y económica.

En este nuevo mandato la misión de la UE ha asumido nuevas tareas, como el apoyo a la fuerza del G5 Sahel con presencia de militares europeos en sus diferentes puestos de mando para labores de asesoramiento, además de los cursos de formación a mandos de la Fuerza Conjunta que ya estaban realizando.

Además, la operación ha ampliado durante los últimos meses su zona de responsabilidad para incluir los puestos de mando de batallón en Niamey (Níger), N'Djamena (Chad) y Nema (Mauritania). El personal total de la misión también se ha aumentado, al igual que el presupuesto, que se incrementa hasta 59,7 millones de euros anuales.

Mientras que las dos primeras fases de la misión estuvieron centradas en ayudar al Gobierno del país a reconstruir su ejército, la tercera puso el foco en el adiestramiento de los militares y la cuarta tiene el objetivo de dotarles de capacidades propias para reestructurar sus fuerzas armadas y ser autónomos en la formación de los nuevos soldados.

El ejército maliense está formado por alrededor de 20.000 efectivos y el objetivo es que alcancen los 41.000 para poder hacer frente a una inestabilidad que se está extendiendo desde el norte al centro del país, hacia donde han ido avanzando los milicianos islamistas.