El Parlamento griego aprueba la ley para aplicar de inmediato el plan de ajuste

El Parlamento griego aprobó hoy la ley que permite aplicar de forma inmediata el plan de ajuste para que el país siga recibiendo ayuda externa y evite la quiebra. El "sí" parlamentario implica que Grecia recibirá el próximo tramo, de 12.000 millones de euros, de la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE) sin el cual Grecia hubiese tenido que declararse insolvente en julio.

La ley ha sido aprobada por 155 votos a favor, 136 en contra y cinco abstenciones, en una votación en la que participaron los 296 diputados presentes en la cámara de 300 escaños.

Los 154 diputados del gobernante Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) votaron a favor de la ley y de todos sus capítulos.

También aprobó la ley la disidente conservadora Elsa Papadimitríu, que hizo lo mismo ayer durante la votación del programa de ajuste y anunció su abandono del partido conservador Nueva Democracia, que se queda con 85 escaños.

Los votos en contra de la ley provinieron de Nueva Democracia, que, sin embargo, votó a favor de 21 capítulos de un total de 49 de la ley.

El resto de los partidos de la oposición votaron en contra de toda la ley.

La aprobación del paquete de medidas y la ley de acompañamiento del mismo por parte del Parlamento heleno era exigida como condición imprescindible para desembolsar los 12.000 millones de euros del próximo tramo de ayuda de la UE y el FMI a Atenas, necesarios para que el país no caiga en suspensión de pagos durante el verano.

Asimismo, el sí del Parlamento griego permitirá que la UE y el FMI avancen en la preparación de un segundo rescate para el país, más allá de los 110.000 millones de euros que le fueron concedidos en mayo de 2010, y que según el primer ministro heleno, Yorgos Papandréu, podría ascender a una cifra similar a la del primer rescate.

Una vez obtenida la aprobación parlamentaria de ambos textos legislativos, se prevé que los ministros de Finanzas de la zona euro desbloqueen el citado quinto tramo de ayudas en una reunión extraordinaria que se celebrará el próximo domingo; mientras que el diseño del segundo rescate podría tomar algo más de tiempo y terminar de cerrarse en la reunión ordinaria del 11 de julio.

La Unión Europea mostró hoy su satisfacción por la aprobación por el Parlamento griego de la ley de acompañamiento del programa de ajustes económicos que abre la vía para entregar a Atenas los 12.000 millones correspondientes al quinto tramo del primer rescate.

"Se cumplen las condiciones para tomar una decisión sobre el desembolso del próximo tramo de asistencia financiera para Grecia y un rápido progreso en el segundo paquete de asistencia", según un comunicado conjunto de los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y el Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

Por otra parte, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, anunció hoy un acuerdo con el sector financiero nacional para articular la participación "voluntaria" de los acreedores privados germanos en el segundo paquete de rescate para Grecia.

Schäuble señaló que el compromiso adquirido por el sector financiero asciende a unos 3.200 millones de euros, que corresponde a gran parte de la deuda estatal griega en manos de la banca y las aseguradoras alemanas que vence antes de 2014.

Asimismo agregó que las instituciones financieras privadas germanas poseen en total unos 10.000 millones de euros en bonos públicos griegos, pero que el 55 % de estos tienen un período de vencimiento más allá de 2020.

Alemania había abogado desde hacía meses porque la banca participase en el mecanismo de rescate europeo de forma "sustancial" pero "voluntaria", de tal forma que se aliviase la presión sobre las cuentas públicas de los miembros de la eurozona sin lastrar la calificación de las instituciones financieros.

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y el sector financiero galo acordaron ya esta semana cómo se involucrarán los bancos y aseguradoras franceses en el nuevo paquete de rescate para el país heleno.

LIMPIEZA DE LA CIUDAD

Por otra parte, desde primeras horas de la mañana, los servicios de limpieza del ayuntamiento de Atenas despejan el centro de la ciudad, y en especial el entorno del Parlamento, que en las últimas 48 horas ha sido escenario de violentos enfrentamientos entre manifestantes y policías.

Las brigadas antidisturbios usaron gases lacrimógenos contra grupos radicales que tiraron cócteles molotov y piedras durante las manifestaciones en protesta contra las impopulares y dolorosas medidas de ahorro del Gobierno y contra las previstas privatizaciones de empresas estatales.

UN CENTENAR DE HERIDOS

Esas protestas se añadieron a una huelga de 48 horas convocada por los sindicatos mayoritarios por la misma razón. Según los últimos datos oficiales, más de un centenar de personas heridas en los incidentes en Atenas tuvieron que ser hospitalizadas y 181 fueron atendidas de urgencia, de ellas, 56 policías.

Además, más de 700 personas necesitaron asistencia médica urgente en la plaza central de Syntagma, frente al Parlamento, por problemas respiratorios causados por los gases lacrimógenos, según denunciaron a los medios miembros de la unión de farmacéuticos de Atenas.

Un total de 43 personas fueron detenidas durante los disturbios y una docena de ellos comparecerán hoy ante un tribunal en Atenas. También hubo daños materiales de diversa índole, como la rotura de escaparates de bancos y tiendas, así como destrozos en paradas de autobuses y quioscos.