París eleva su plan de alerta antiterrorista tras ofensiva en Mali y Somalia

Mali
Mali |Telemadrid

El presidente de Francia, François Hollande, anunció hoy que ha ordenado reforzar el plan de alerta antiterrorista "Vigipirate" tras las dos ofensivas francesas llevadas a cabo desde este viernes en Mali y Somalia.

El jefe del Estado indicó que la lucha contra el terrorismo "exige también tomar todas las precauciones" y avanzó que ha dado la orden al primer ministro, Jean-Marc Ayrault, de que el refuerzo de ese plan, que actualmente se encuentra en el nivel "rojo", tenga lugar "lo antes posible".

La declaración de Hollande, de apenas cuatro minutos de duración, se produjo desde el Palacio del Elíseo, tras un consejo de Defensa sobre la evolución de la situación en esos dos países africanos que reunió entre otros a los titulares de Exteriores, Laurent Fabius; Defensa, Jean-Yves Le Drian, e Interior, Manuel Valls.

Holande precisó que en particular ha mandado reforzar la vigilancia de los "edificios públicos y las infraestructuras de transporte".

El anuncio llega después de que Ansar al Din, uno de los grupos yihadistas que lanzaron este jueves una ofensiva contra la ciudad maliense de Konna, indicara que Francia "pagará caro" el apoyo prestado al Ejército de ese país africano.

"Nuestra misión (en Mali) no ha acabado", insistió hoy Hollande, según el cual Francia pretende "preparar el despliegue de una fuerza de intervención africana para permitir que Mali recupere su integridad territorial".

Con esa misión en mente, el jefe del Estado indicó que ha dado "todas las instrucciones" para que los medios utilizados se limiten a ese objetivo, que cuenta con el apoyo de la comunidad internacional "en su conjunto" y que es saludado por los países africanos.

Hollande justificó la intervención en Mali por "la agresión terrorista" que amenaza a África, y lamentó la muerte de un piloto francés en la ofensiva aérea lanzada en ese país.

En un día marcado también por el fracaso de la operación de liberación del rehén francés Denis Allex secuestrado en Somalia, el presidente lamentó que esa actuación no haya podido cerrarse con éxito.

El presidente recalcó que, a pesar de las bajas experimentadas en el bando francés con la muerte de dos soldados en Somalia, la actuación gala "confirma la determinación francesa de no ceder al chantaje terrorista".

DESPLIEGA TROPAS EN MALI

Francia ha desplegado tropas en Bamako para proteger a sus residentes en la capital de Mali, indicó hoy el ministro de Defensa, que anunció también la muerte de un piloto galo en la ofensiva aérea desplegada para frenar el avance de los islamistas que controlan en el norte del país.

El titular francés de Defensa, Jean-Yves Le Drian, explicó, en una conferencia de prensa, que ayer se dio la orden de desplegar las primeras unidades francesas en Bamako.

Su objetivo, dijo, es contribuir a la protección de la capital y garantizar la seguridad de los franceses que viven en ella.

En ese dispositivo se podría llegar a contar con varios centenares de soldados galos, añadió Le Drian, que insistió en que la intervención francesa en el país africano durará "el tiempo necesario".

El titular de Defensa confirmó además las informaciones difundidas hoy por el Ejército de Mali, según las cuales se ha conseguido retomar el control de la localidad de Konna, en el centro del país.

Sobre el piloto fallecido durante la operación lanzada en las últimas horas para detener a los islamistas, Le Drian explicó que fue alcanzado por un disparo cuando se encontraba a bordo de su helicóptero en el marco de esa ofensiva aérea "contra una columna terrorista" que se dirigía hacia Mopti y Sevaré, en el sur de Mali.

La primera víctima francesa tras la intervención de Francia en Mali ha sido identificado como Damien Boiteux, teniente del cuarto regimiento de helicópteros de las fuerzas especiales de la localidad de Pau, y su trabajo, según una nota de la presidencia francesa, contribuyó a frenar el avance de las fuerzas terrestres sobre Mopti.

Le Drian recalcó que era "indispensable" intervenir ante la ofensiva lanzada el pasado jueves por los islamistas, dado que tal y como lo había expresado el presidente francés, François Hollande, estaba en peligro "la propia existencia" de Mali en tanto que Estado democrático.

El ministro galo añadió que ha informado, entre otros, a sus homólogos español, alemán e italiano para tenerles al corriente del desarrollo de la situación, y apuntó que estos le han ofrecido su apoyo político "total".

La operación en ese país, según apuntó el jefe del Estado Mayor del Ejército, el almirante Edouard Guillaud, ha sido bautizada "Cerval", como los gatos salvajes que habitan en el desierto.

El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, aseguró, en una declaración televisada, que "los franceses son conscientes de la gravedad" de esta iniciativa, pero era "necesaria para frenar la amenaza terrorista" que a su juicio pesa no solo sobre Mali y África, sino también sobre Francia y Europa.

El presidente, François Hollande, que tenía previsto acudir hoy en Marsella a la inauguración de los actos como capital cultural europea, ha anulado ese desplazamiento para presidir en París un consejo de Defensa sobre evolución de la situación.