El Papa proclama al primer santo hispano de Estados Unidos, Junípero Serra

El papa proclama al primer santo hispano de Estados Unidos, Junípero Serra

El papa Francisco proclamó nuevo santo de la Iglesia católica al franciscano español Junípero Serra, fraile del siglo XVIII, fundador de las primeras misiones de California, en una ceremonia en Washington. El pontífice pronunció en latín la fórmula de canonización y pidió que sea incluido en los libros de los santos de la Iglesia católica al comienzo de un acto en el Santuario nacional de la Inmaculada Concepción de la capital estadounidense.

El acto formal comenzó con la petición al papa por parte del cardenal estadounidense Donald William Wuerl para que el pontífice proclamara la santidad de Junípero Serra, beatificado por Juan Pablo II el 28 de septiembre de 1988. Posteriormente se procedió a la lectura de la biografía de Serra y a continuación se pronunció la Letanía de los Santos, la oración en la que se pide la intercesión de todos los santos.

El papa pronunció luego la fórmula: "En honor de la Santísima Trinidad, por la exaltación de la fe católica y el incremento de la vida cristiana, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo y de los santos apóstoles Pedro y Pablo, después de haber reflexionado largamente e invocado la ayuda divina y escuchando el parecer de muchos de nuestros hermanos obispos, declaramos santo a Junípero Serra".

OBAMA DESTACA ALIANZA CON EL PAPA SOBRE CUBA, CAMBIO CLIMÁTICO E INMIGRANTES

El presidente de EEUU, Barack Obama, destacó su alianza con el papa Francisco en asuntos como el acercamiento a Cuba, la lucha contra el cambio climático y la preocupación por los inmigrantes y los refugiados, al recibir al pontífice en la Casa Blanca y elogiar su "ejemplo moral".

"Su Santidad, con sus palabras y acciones, usted establece un profundo ejemplo moral. Y en los recordatorios suaves pero firmes de nuestras obligaciones con Dios y el prójimo nos sacude la complacencia", dijo Obama sobre el papa, con él al lado, en un breve discurso en la ceremonia oficial de bienvenida a la Casa Blanca.

El presidente quiso darle las gracias por "su inestimable apoyo" al "nuevo comienzo" entre EEUU y Cuba, que ofrece, a su juicio, la "promesa" de una mejor relación bilateral, mayor cooperación en todo el continente y "una vida mejor para el pueblo cubano".

Tanto el Gobierno de Estados Unidos como el de Cuba han reconocido el papel crucial que desempeñó el papa en las conversaciones secretas que derivaron en el acuerdo anunciado en diciembre para la normalización de las relaciones bilaterales y el restablecimiento de los lazos diplomáticos.

EN EL CONGRESO DE EEUU

El Papa Francisco, que esta semana ha sido recibido en la Casa Blanca por el presidente Barack Obama, pronunciará este jueves un discurso ante el Congreso de los Estados Unidos, que lideran los republicanos. Precisamente, los conservadores se han opuesto al presidente de Estados Unidos, Barack Obama en temas en los que, como incidieron este miércoles, coinciden Francisco y Obama, como el cambio climático y la inmigración.

El Papa, que llegó a Washington para una gira que también le llevará a Nueva York y Filadelfia, se convertirá en el primer pontífice en dirigirse a una sesión conjunta del Senado y la Cámara de Representantes.

Está previsto que Francisco hable sobre el cambio climático y también de la necesidad de ayudar a los inmigrantes que escapan de los conflictos, de los esfuerzos internacionales para resolverlos, del rol de Estados Unidos en la colaboración con naciones más pobres, de la libertad religiosa y del "derecho a la vida".

Respecto a algunas de estas materias, como el calentamiento global, los republicanos recibirán al Papa cuestionando el fenómeno, entre ellos aspirantes a la presidencia en el 2016. Algunos de ellos, como Paul Gosar, un legislador conservador republicano, ya ha adelantado que no asistiría al discurso del Pontífice.

Del mismo modo, muchos republicanos apoyan la construcción de un muro para detener a los inmigrantes que intentan entrar de forma irregular a a Estados Unidos desde México, frente a las afirmaciones de Francisco, que este mismo miércoles se definió como "hijo de una familia de inmigrantes" y recordó que el país norteamericano se fundó mayoritariamente con este tipo de familias.