El Papa concluyó su visita en Filipinas con una misa ante millones de fieles

El Papa concluyó su visita en Filipinas con una misa en el parque Rizal de Manila bajo una lluvia incesante que no desanimó a los millones de personas que acudieron a la ceremonia.

Aunque no existen datos oficiales, el parque Rizal puede contener varios millones de personas y desde primeras horas de la mañana estaba lleno a rebosar. Así como todas las calles adyacentes donde los fieles filipinos pudieron seguir la misa gracias a decenas de pantallas gigantes.

A pesar de la lluvia y de la larga jornada que vivió el papa, Francisco no dudó tras la ceremonia en volver, como hizo a su llegada, a recorrer el recinto a bordo del papamóvil para saludar a los fieles y bendecir sus objetos.

También durante el trayecto que le llevaba desde la zona de la misa a la nunciatura apostólica, donde se aloja, cientos de miles de fieles aguardaron con paciencia durante horas para ver pasar el papamóvil. Muchos de ellos llevaban consigo las imágenes del "Santo Niño", al que los filipinos son muy devotos y que justo hoy se celebra la festividad.

Antes de la misa, el papa visitó la Universidad católica de San Tomás, donde saludó a líderes religiosos y después celebró un encuentro con más de 30.000 jóvenes en el campo deportivo de este centro.

El papa Francisco ha advertido de que todo aquel contribuya a destruir la naturaleza está "traicionando" la llamada de Dios para estar al servicio de la creación, según el texto del discurso que tenía previsto realizar ante jóvenes filipinos en una universidad de Manila.

El Sumo Pontífice ha decidido improvisar gran parte de su discurso y dedicarlo a una niña que ha relatado su historia en la calle durante su visita a una universidad de Manila. En este tipo de situaciones, el Vaticano sostiene que el texto redactado previamente es oficial.

En este escrito, el Papa aborda la cuestión del cambio climático por segunda vez durante su visita de ocho días por Asia, en los que ha visitado Sri Lanka y Filipinas. Las víctimas del tifón 'Haiyán' han sido también protagonistas de la mayor parte de sus discursos.

"Como administradores de la creación de Dios estamos llamados a hacer de la Tierra un bello jardín para la familia humana. Cuando destruimos nuestros bosques, devastamos nuestro suelo y contaminamos nuestros mares, traicionamos esta noble llamada", ha afirmado Francisco en su texto, al que ha tenido acceso Reuters.

"Respetar el medio ambiente significa más que simplemente utilizar productos más limpios o reciclar lo que usamos. Estos son aspectos importantes pero no suficientes", ha afirmado el Papa. "Tenemos que ver, con los ojos de la fe, la belleza del plan de salvación de Dios, el vínculo entre el medio ambiente y la dignidad de los seres humanos", ha explicado.

El Pontífice también ha hecho referencia al hecho de que Filipinas tiene más probabilidades de sufrir "más gravemente que otros países" las consecuencias del cambio climático, en una nueva referencia velada a 'Haiyán', que asoló al país y provocó la muerte de más de 6.300 personas.

Después de su encuentro con jóvenes en la Universidad, el Papa tiene previsto realizar una multitudinaria misa al aire libre en el parque Rizal, donde ya se encuentran miles de personas. Las autoridades esperan que sea más numerosa que la misa celebrada hace veinte años por el Papa Juan Pablo II, a la que asistieron cinco millones de personas.