El PSOE descarta la vía de Valls para reformular y cambiar de nombre al Partido Socialista

El PSOE descarta la vía de Valls para reformular y cambiar de nombre al Partido Socialista

El portavoz parlamentario socialista, Antonio Hernando, cree que el primer ministro francés, Manuel Valls, se equivoca si analiza la "crisis de las políticas socialdemócratas" como una crisis ideológica porque, a su modo de ver, el socialismo "todavía está de moda".

Para Hernando, "si socialismo sigue significando justicia social, solidaridad, redistribución de la riqueza e igualdad de oportunidades el socialismo todavía está de moda y está vigente", según dijo preguntado por las palabras del primer ministro francés, partidario de una reforma del Partido Socialista galo que podría afectar incluso a su nombre.

"Quizá Valls yerra a la hora de analizar una crisis política y de las políticas como una crisis ideológica. Creo que no hay crisis ideológica de la socialdemocracia, hay una crisis de las políticas que aplica la socialdemocracia", ha dicho Hernando en una entrevista en Onda Cero recogida por Europa Press.

A su juicio, esa "crisis de las políticas" es bastante evidente no sólo en Francia, sino también en otros países de Europa, pero que cree que los socialistas deben "modernizar las políticas" manteniendo los "principios y los valores de la socialdemocracia".

VALLS SE PLANTEA CAMBIAR DE NOMBRE AL PARTIDO SOCIALISTA

Manuel Valls inició un nuevo debate en el Partido Socialista (PS) al declararse abierto a gobernar con los centristas, cambiarle el nombre al partido y crear una “formación política común” a los “progresistas”. Valls calificó además a ciertos socialistas de “nostálgicos”.

“No podemos seguir con las fracturas que existen hoy en el seno de la izquierda. En el conjunto de las fuerzas progresistas debemos reflexionar para construir una casa común, quizá en el futuro una formación política común (…) Al final de este proceso, cuestiones como el cambio de nombre podrían plantearse parcialmente”, dijo Valls este jueves en una entrevista. Las declaraciones del primer ministro no fueron bien recibidas por varios responsables del partido.