Obama "pasa página" en Irak

obama_irak_201091V0.wmv

El presidente de EEUU, Barack Obama, asegurará en su discurso de esta noche desde el Despacho Oval que, tras concluir la misión de combate en Irak, es hora de "pasar página" y que los iraquíes asuman la responsabilidad de su seguridad. "Esta noche, estoy anunciando que la misión de combate estadounidense en Irak ha terminado. La Operación Libertad Iraquí ha terminado y el pueblo iraquí ahora tiene que liderar la responsabilidad por la seguridad en su país", dice Obama en su discurso, parte del cual fue adelantado por la Casa Blanca.

"A través de este extraordinario capítulo en la historia de EEUU e Irak, hemos cumplido con nuestra responsabilidad. Ahora, es tiempo de pasar página", enfatiza.

En el discurso que ofrecerá en hora de máxima audiencia, Obama reitera que, como candidato presidencial en 2008, prometió retirar las tropas de combate de Irak, y la ha cumplido con la salida de esas tropas conforme a un plan que presentó en febrero pasado.

Ese plan contemplaba además aumentar los esfuerzos para reforzar a las fuerzas de seguridad iraquíes y apoyar al Gobierno y pueblo iraquíes, señaló Obama. "Eso es lo que hemos hecho. Hemos retirado cerca de 100.000 soldados de Irak. Hemos cerrado o transferido centenares de bases a los iraquíes" y sacado "millones de equipos" de ese país, precisa el mandatario.

Obama subraya que poner fin a la guerra en Irak no sólo beneficia al país árabe sino también a Estados Unidos, que "ha pagado un precio muy alto para poner el futuro de Irak en las manos de su pueblo".En ese sentido, Obama agradece el "sacrificio" de los hombres y mujeres de las fuerzas armadas estadounidenses que prestaron servicio en Irak "con valor y determinación".

Obama recordó que la guerra en Irak, lanzada en marzo de 2003, ha supuesto para Estados Unidos una inversión de "vastos recursos" en unos momentos en que el país afronta "presupuestos ajustados".

Por ello, continuó Obama, la tarea más apremiante de Estados Unidos es "restaurar nuestra economía y poner a trabajar a los millones de estadounidenses que han perdido sus empleos".

La retirada de las unidades de combate de EEUU en Irak, tras una presencia militar de poco más de siete años, ha suscitado críticas por la precaria situación de seguridad en el país árabe, donde continúa la espiral de violencia por parte de grupos insurgentes.

Estados Unidos pone fin a la misión de combate en Irak e inicia los esfuerzos civiles que estarán liderados por su personal diplomático en Bagdad en lo que es ahora la embajada estadounidense más grande del mundo.

Los poco menos de 50.000 soldados estadounidenses que permanecerán en Irak hasta diciembre de 2011 participarán en la operación "Nuevo Amanecer", en la que continuarán la capacitación de las fuerzas de seguridad iraquíes.