Obama aprueba por decreto 23 medidas para endurecer el control de armas

obamahoy470ca
obamahoy470ca |Archivo

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció hoy 23 medidas que aprobará por decreto para endurecer el control de acceso a las armas de fuego, entre ellas la prohibición de comercializar los fusiles de asalto. Entre esas "órdenes ejecutivas", que no necesitan pasar por el Congreso, anunciadas por Obama figuran también la exigencia de comprobación de antecedentes penales para todas las ventas y aumentar la cobertura médica en salud mental.

Esas medidas fueron anunciadas por el presidente de EE.UU. en respuesta a la masacre perpetrada en diciembre en Newtown, donde un joven mató a 20 niños y seis adultos en una escuela, así como a su madre, antes de suicidarse.

Además, Obama restringirá el acceso a los cargadores de alta capacidad y eliminará las balas perforadoras, e instará a que los estados compartan a nivel federal sus bases de datos sobre antecedentes criminales.

El plan reforzará la seguridad en las escuelas y colegios, ofrecerá fondos para la contratación de un millar de consejeros pedagógicos y psicológicos y la puesta al día de programas de emergencia.

Las medidas forman parte de las aportaciones realizadas por un equipo de trabajo encabezado por el vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, que se ha reunido con miembros de la sociedad civil, funcionarios de seguridad y miembros del sector educativo.

Los decretos de Obama incluyen aumentar los recursos presupuestarios para facilitar el acceso a salud mental de estudiantes y jóvenes mediante la formación de 5.000 profesionales médicos específicos.

NUEVA YORK SE ADELANTA

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, ha promulgado este martes una ley sobre el control de armas que establecer nuevas restricciones sobre las municiones y sobre la venta de armas de fuego.

Cuomo ha destacado que la matanza registrada el 14 de diciembre en un colegio de Connecticut ha forzado a los parlamentarios a posicionarse, al tiempo que ha descrito la aprobación de esta ley como un acto de "sentido común". "Se puede derrotar a los extremistas con inteligencia y sentido común", ha dicho.

Tanto el Senado de Nueva York, controlado por los republicanos, como la Asamblea, dominada por los demócratas, aprobaron la medida con un amplio margen apenas una semana después de que Cuomo presentara la propuesta. La Asociación Nacional del Rifle (NRA), sin embargo, protestó por la rapidez con la que había sido aprobado el proyecto.

La nueva ley incluye un registro de armas a nivel nacional y un estándar uniforme de licencias, alterando el sistema existente, según el cual cada condado establece sus propios criterios. Asimismo, los ciudadanos solo podrán comprar recámaras con un máximo de siete balas, en lugar de diez.

Por último, los profesionales de salud mental tendrán que informar al estado sobre aquellos pacientes que muestren un comportamiento que revele que podrían llegar a ser peligrosos para ellos mismos o para otras personas.