Obama: "No creo que una acción militar lleve a la paz duradera en Siria"

El presidente de EEUU, Barack Obama
El presidente de EEUU, Barack Obama |Telemadrid

El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo ante la Asamblea General de la ONU que no cree que una acción militar lleve a la "paz duradera" en Siria, al pedir al Consejo de Seguridad que apruebe una resolución "firme" contra el uso de armas químicas.

"En Siria creemos que el punto de partida debe ser que la comunidad internacional asegure la prohibición de las armas químicas", afirmó Obama en su discurso en el 68 periodo de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

Según Obama, tiene que haber "una firme resolución" del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para asegurar que las armas químicas no son usadas en Siria ni en ningún otro país, y "verificar" que el presidente Bachar al Asad cumple con sus compromisos.

"Si lo logramos, enviaremos un mensaje sólido de que el uso de armas químicas no tiene lugar en el siglo XXI", subrayó.

Tras el acuerdo en Ginebra entre Washington y Moscú para destruir el arsenal químico sirio, EE.UU. propugna ahora una resolución que invoque el Capítulo 7 de la Carta de la ONU, que abriría la puerta a sanciones o incluso al uso de la fuerza en caso de que el Gobierno de Damasco no cumpla con el pacto.

Obama volvió a insistir en que EE.UU. considera probado que el régimen sirio usó armas químicas contra civiles en el ataque a las afueras de Damasco del pasado 21 de agosto, y destacó que sería "un insulto a la razón humana" pensar lo contrario.

Reiteró, además, su apuesta por la vía diplomática y dio la bienvenida "a la influencia de todas las naciones", en alusión a la colaboración con Rusia, "para lograr una solución pacífica a la guerra civil siria".

Asimismo, anunció que EE.UU. destinará 340 millones de dólares (251 millones de euros) más a ayudar a los refugiados sirios que abandonan su país por el conflicto armado que estalló hace más de dos años.

Obama anunció a finales de agosto su decisión de llevar a cabo un ataque militar "limitado" contra Siria en represalia por el supuesto uso de armas químicas, pero después se abrió a dar una oportunidad a la diplomacia a raíz del acuerdo para destruir el arsenal químico de ese país.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, inauguró hoy los debates del 68 periodo de sesiones de la Asamblea General con un nuevo llamamiento a la comunidad internacional para lograr una solución política a la guerra en Siria.

"Una victoria militar en Siria es una ilusión, la única respuesta es un acuerdo político", dijo el secretario general ante la Asamblea, en la que intervendrán la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el mandatario estadounidense, Barack Obama, entre otros gobernantes.

Ban dijo que "ya es hora de poner fin al derramamiento de sangre" y alcanzar la paz que merecen los sirios, y añadió que la comunidad internacional no puede estar satisfecha con el acuerdo sobre arsenales químicos mientras la guerra sigue destrozando Siria.

El secretario general dijo durante su discurso que espera la adopción "inminente" de una resolución sobre el uso de las armas químicas en Siria por parte del Consejo de Seguridad que sea de obligado cumplimiento.

Ban recordó que la mayoría de las atrocidades desde que estalló el conflicto en Siria hace más de dos años y medio han sido cometidas con armas convencionales, por lo que llamó a todos los países a dejar de "alimentar" el derramamiento de sangre.

Asimismo, hizo un llamamiento al Gobierno sirio y a los rebeldes de la oposición para que cumplan sus obligaciones bajo el derecho internacional y permitan el acceso de la ayuda humanitaria para atender a las víctimas.

Como ya dijo en otras ocasiones, Ban reiteró que es "vital" que los responsables de estos "graves crímenes" sean llevados ante la justicia, "ante la Corte Penal Internacional o a través de otras vías basadas en las leyes internacionales".

"La respuesta al uso atroz de las armas químicas en Siria ha impulsado la diplomacia, el primer signo de unidad en mucho tiempo. Por eso, ahora debemos aprovecharlo para que las partes se sienten a negociar", añadió el secretario general.

En este contexto, hizo un llamamiento al régimen de Bachar al Asad, la opositora Coalición Nacional Siria (CNFROS) y a todos los países a que ejerzan su influencia sobre las partes para que la conferencia internacional de Ginebra "sea una realidad".

"Ya es hora de poner fin a las atrocidades y alcanzar la paz que se merecen los sirios", añadió el secretario general, en un discurso en el que también hizo mención a la grave crisis humanitaria que vive el país árabe.