Obama y Romney dan el último empujón a sus campañas

Tras una pausa de cuatro días por el ciclón "Sandy", el presidente de EE.UU., Barack Obama, reanudará hoy sus actos de campaña con una gira por los estados clave de Wisconsin, Nevada y Colorado, mientras su rival republicano, Mitt Romney, visitará Virginia.

Ambos candidatos pisan el acelerador, a cinco días de unos comicios generales marcados por las febriles tareas de limpieza y reconstrucción tras el devastador paso de "Sandy" por la costa Este del país.

OBAMA RENUEVA SU MENSAJE DE CAMBIO

El presidente de EEUU y candidato a la reelección, Barack Obama, renovó hoy su mensaje de cambio y acusó de cinismo a su rival republicano, Mitt Romney, al volver a la campaña electoral en Wisconsin, estado clave para la votación del día 6, tras dedicar tres días a dar respuesta al ciclón "Sandy".

A cinco días de las elecciones y ante una concurrida audiencia en el aeropuerto de Green Bay (Wisconsin), Obama lamentó la "devastación" causada por el huracán, pero aseguró que también le ha "inspirado" la visita que hizo el jueves a las zonas afectadas junto al gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie.

"Cuando llega un desastre vemos a Estados Unidos en su mejor forma. Todas las nimias diferencias que nos consumen en tiempos normales parecen desvanecerse. Durante las tormentas, no somos demócratas ni republicanos, sólo somos estadounidenses", dijo el presidente y candidato demócrata, que viajará también hoy a Nevada y Colorado en su gira electoral.

No obstante, Obama no tardó en criticar de nuevo a Romney, en un discurso centrado en su rescate del sector automovilístico y sus propuestas para impulsar a la clase media y luchar por los desempleados e innovadores, de los que dijo que "necesitan un líder para mirar al futuro".

"En las últimas semanas, Romney ha empleado todos sus talentos como vendedor para disfrazar las mismas políticas que nos llevaron a la recesión y ofrecerlas como cambio. Pero sabemos cómo es el cambio, y eso no lo es", añadió.

En un encendido alegato, Obama acusó a su rival de apostar por "el cinismo" en lugar de por la "decencia de los estadounidenses" y de "no contestar a preguntas sobre sus propias políticas".

"El cambio es pasar por fin página tras una década de guerras para centrarnos un poco en construir el país", subrayó, y añadió que también es "continuar un legado de innovación, y es reducir el déficit, pero para eso tenemos que pedir a los ricos que hagan su parte".

"Durante ocho años tuvimos un presidente que compartía estas creencias. Su nombre era Bill Clinton. Pidió a los ricos que pagaran un poco más para poder financiar la educación y la innovación. Y uno de los que le criticó entonces resulta que ahora compite para ser presidente", dijo en referencia a Romney.

Clinton, convertido en "suplente" de Obama durante los tres días en los que el presidente demócrata canceló sus actos electorales por la tormenta, se ha convertido en uno de los pilares de la campaña, basado en el crecimiento económico que vivió el país durante su mandato.

Obama hará campaña el sábado junto al expresidente en Bristow (Virginia), en el que será el primer acto conjunto en la carrera electoral después de que el paso de "Sandy" obligara a suspender un esperado evento de los dos el lunes en Ohio, anunció hoy el equipo de reelección del mandatario.

Wisconsin, un estado clave que cuenta con 10 votos electorales, apenas recibió visitas de Obama al inicio de la campaña, pero en las últimas semanas su equipo ha intensificado los esfuerzos allí y algunos medios locales anticipan dos actos más, el sábado y el lunes, antes del día de elecciones, el 6 de noviembre.

Según una encuesta publicada hoy por la cadena NBC y el diario Wall Street Journal, Obama aventaja a Romney en Wisconsin por un 49 % frente al 46 % de su rival, aunque el republicano ha invertido más fondos allí y la campaña del presidente sabe que el estado será "más difícil que en 2008", según admitió hoy la portavoz Jen Psaki.

ROMNEY EN VIRGINIA

Romney realizará otra visita a Virginia, un estado con gran peso en el Colegio Electoral y donde, antes de la llegada de "Sandy", él y Obama estaban empatados, según una encuesta de la cadena televisiva CBS. Sus repetidas visitas a Virginia forman parte de una compleja estrategia geográfica en busca del voto de los indecisos.

El paréntesis de Obama para atender la emergencia nacional que ha afectado a unos 50 millones de estadounidenses en el Este del país, le brindará réditos políticos, según expertos.

"La respuesta del presidente Obama ha sido excelente. Ha evitado errores y ha respondido de forma pronta y eficaz a las dificultades de las personas", dijo a Efe Allan Lichtman, profesor de ciencias políticas de American University.

Obama "se ha ganado elogios del gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie, que fue el orador principal en la convención nacional republicana", observó Lichtman, al describir el "efecto Sandy" en la contienda.

Según una encuesta conjunta del diario "The Washington Post" y la cadena televisiva ABC, cerca del 80% de los estadounidenses califica la respuesta de Obama a "Sandy" como buena o excelente.

Lichtman coincidió con otros analistas en que "Sandy" deja claro el argumento que Obama ha intentado exponer a lo largo de la contienda: que el Gobierno sí funciona y es necesario.

Según el director de la campaña de reelección de Obama, Jim Messina, el mandatario tiene de su lado "la aritmética", y Romney sólo busca "vender la falsa ilusión" de que él lleva la delantera.

Preguntado por los periodistas sobre el manejo de Obama del ciclón, Kevin Madden, un asesor de alto rango de Romney replicó: "Creo que la respuesta sigue en curso, así es que no estoy en condiciones de calificar la respuesta del Gobierno federal".

Pero Sharon J. Castillo, consultora de Romney, expresó entusiasmo por el "ímpetu" de la campaña y aseguró que, en adelante, la estrategia será "trabajar como si fuera el primer día de la campaña, para llevar su mensaje sobre la recuperación económica y lo que hará desde su primer día como presidente".

"Todo indica que el mensaje (de Romney) está teniendo un impacto positivo, comenzando con los 30 diarios que en 2008 apoyaron al presidente Obama y ahora respaldan" a Romney, dijo a Efe Castillo.

La clave para ambos estará en la evolución de la respuesta a la "supertormenta" que algunos ya han denominado como la llamada "sorpresa de Octubre".

Según las autoridades, alrededor de 5,9 millones de estadounidenses aún están sin suministro eléctrico.

Al visitar el miércoles la zona afectada por "Sandy" en Nueva Jersey, Obama recalcó que la "máxima prioridad" de su Gobierno es restablecer el suministro eléctrico y ayudar a los damnificados.

En las postrimerías de la contienda, tanto Obama como Romney y sus respectivos compañeros de fórmula, además de partidarios de sus campañas, continuarán el último empujón en los estados definitorios para el próximo martes, incluyendo Ohio, Nevada, Florida y Colorado.

Mañana, por ejemplo, Obama dará discursos en eventos comunitarios en Halliard, Springfield y Lima, Ohio, repitiendo su promesa de la defensa de la clase media y su plan para crear empleos.

Romney también estará en Ohio el viernes, con un denominado "evento de victoria" en la localidad de Etna, y el sábado lo hará en Nuevo Hampshire.